El blog

El blog se hizo realidad un 3 de febrero de 2011 con la publicación de la primera reseña: Vampyr, de Carolina Andújar. Empezó como una nueva aventura, diferente a la que ya tenía en ese momento (hoy en día ese blog está borrado), y simplemente elegí la literatura porque fue una época en la que leía muchísimo.

Pronto empecé a publicar reseñas -o lo que yo llamaba reseñas- de libros que me había leído recientemente. Llegué a hacer cuatro y cinco reseñas a la semana... pero, en julio de 2011, me cansé. Demasiado esfuerzo para tan poca recompensa. No era capaz de llegar al público, ya fuese por la falta de promoción, por la nula calidad o por un blog no vistoso. En definitiva, no estaba motivado.

Prácticamente un año más tarde, un par de meses antes de irme a estudiar a Alicante, conocí a una muchacha. En una de nuestras conversaciones salió el tema de los blogs y ella fue capaz de devolverme la motivación para empezar a escribir otra vez, mejorar lo que ya tenía y ampliar. Por ello, allá donde quiera que estés, gracias, Lucy.

En Alicante el blog experimentó su primera crecida y vi los primeros resultados positivos. También fue donde me di cuenta que para mí, con la carrera de por medio, era imposible llevarlo solo si quería hacer algo importante, así que metí a la primera colaboradora, Soraya
Cada día me motivaba más, aprendía más y enredaba más, pero también me arriesgaba mucho. Tonto de mí, no hice cambios en un blog de prueba y este se llevó un error muy grave, que realmente ha debido acompañar al blog desde hoy. Además, el blog sufrió su primera «back-up», lo que empeoró el error.

Cuando volví a Badajoz, tenía la idea de ampliar esto como fuese. Metí más colaboradoras y empecé a hacer secciones y cositas distintas, y empezaron a llegar los primeros libros para reseña. Ahí vi que el blog estaba empezando a ser algo. Esto me permitió conocer la mejor y la peor cara del mundo blogger, aunque prefiero quedarme con lo bueno.
Pero de los primeros autores que contactaron conmigo, a ninguno le tengo más aprecio que ha J.C. Surt, llegándolo a considerar un amigo, y viendo toda su carrera literaria, la cual se encuentra reseñada. No sabéis lo que fue para mí la primera vez que me preguntó que qué me parecía una parte de su libro... 

Y siguió creciendo el blog. Cada vez más reseñas, más visitas, y más todo. Se abrió la cuenta de Twitter y Facebook (más tarde Instragram), que solaparon la mía personal hasta el punto de que las borré. Llegaron nuevas colaboradoras, pero se fueron otras. De todas, la que más estuvo fue Estefanía, desde casi que retomé el blog hasta septiembre de 2016. Por todo lo que hiciste por el blog en esos 4 años casi, muchas gracias.

En esa fecha entró al blog una amiga, Eva, que es la persona actualmente en activo que lleva más tiempo en el blo (Laura llegó en octubre de 2015, pero está en receso por la carrera desde hace casi un año). Y ella es, con diferencia, la persona que más se ha involucrado en este proyecto, sacrificando en incontables ocasiones las pocas horas de ocio que tiene en ayudarme. Nunca podré agradecérselo lo suficiente.
Más adelante entró más gente que le dio un empujón de calidad al blog, para que, a fecha de mayo de 2018, estemos Eva, Inma, Alicia, María (última incorporación de hace un par de semanas) y yo mismo. Muchas gracias a todas por estar conmigo.

Este mes también supone un «punto y a parte» en la historia del blog. Debido a lo que conté antes, años de enredos en la plantilla -una plantilla vieja- crearon excesivo errores, y aunque hace un par de años que el blog tuvo su tercer lavado de cara, nunca se pudieron solucionar.
Así que, con mucho dolor, el 13 de mayo de 2018 he tomado la decisión de migrar el blog a otro nuevo, pasando las reseñas, pero, por contra, perdiendo los 604 seguidores y las 343817 visitas que tenía el blog en el momento que le cambié el nombre y lo escondí de los motores de Google para utilizar este nombre en este. Era una medida que entendí como necesaria, ya que si no lo hubiese hecho, el blog estaba condenado a permanecer igual (uno de sus errores era que no permitía guardar código HTML nuevo en la plantilla, todo debía ser vía el gadget «HTML/ JAVASCRIPT»), cosa que no me parecía normal.

A pesar de todo, curiosamente estoy motivado; quizás sabía que el lavado de cara radical era necesario, o que me van los retos. No sé si lograré alcanzar lo que tuve, no sé ni siquiera cuánto aguantaré con el blog, pero lo que sí sé es que voy a dar lo mejor de mí para intentar igualar y, porqué no, superar al anterior.

A modo de conclusión, si has leído hasta aquí, muchísimas gracias, de verdad. Espero que te haya gustado y que te unas a nosotros en este nuevo recorrido que toma el blog. Sin ti, sin vosotros, esto no es nada. Así que, una vez más, muchas gracias.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Siéntete libre de comentar qué te ha parecido el libro y la reseña, ¡pero siempre desde el respeto!
¡Muchas gracias!