04 enero, 2019

Reseña #320. Pinceladas de Harmonía, de José Luis Fernández Juan

Portada del libro Pinceladas de Harmonía de Jose Luis Fernández Juan en la que en un fondo violeta se ven diferentes dibujos sencillos, como un ojo, olas, una mano, agua, mariposas y un arcoiris.

Pinceladas de Harmonía


Editorial: Círculo Rojo
Páginas: 170
Encuadernación: Tapa blanda
ISBN: 978-84-9095-762-2
Precio: 20,00 €

Sinopsis

Quedaba por desenmascarar en pleno siglo XXI algún estilo literario inédito? Sí, y florece en Pinceladas de Harmonía. Con su inusitada prosa poética, José Luis Fernández Juan apuesta por un inolvidable lienzo, cosido con sedosas redes de conceptismo, reflexión, surrealismo y humor. En diecisiete pinceladas, José Luis te invita a conocer el fascinante mundo de Harmonía con su cielo de violines y sus efervescentes habitantes vestidos de estrellas. Cuanto más los vayas conociendo, más los irás queriendo. Cuando cierres el libro, te seguirán acompañando.
Aquí nada es gratuito. Todo tiene sentido. Cada frase es una fiesta. En cualquier momento puedes encontrar la expresión más bella. Las palabras son mágicas, como sus juegos.

Por su continente y contenido, Pinceladas de Harmonía se convierte en un libro eterno. Siempre podrás volver a releerlo para descubrir sorprendentes matices que lo convertirán en un texto nuevo. Y así sucesivamente. Si te animas, a buen seguro, disfrutarás del arco iris de sus páginas con su refulgente gama de risueños colores.

Reseña

Una narración completamente diferente a todo lo que he leído, llena de color, humor y alegría.


Antes de nada, como esta es la primera reseña del 2019 quiero desearos a todos un feliz año nuevo y que se cumplan todos vuestros deseos y anhelos. Y una vez dicho esto, ¡al lío!

La historia ocurre en un lugar llamado Harmonía, completamente diferente a nuestro mundo. En Harmonía prima la alegría, el positivismo y la tranquilidad, y es un lugar que cualquier niño actual podría considerar anticuado tanto por la forma de expresarse tan complejamente rica como poco utilizada que tienen todos los personajes, hasta el más modesto de todos ellos.

Este libro no destaca ni por su trama ni por sus escenarios. Este libro destaca, y atrapa, por la forma en la que está escrito, su belleza y colorido, y, sobre todo, por su alegría y humor.
Esto significa que no es un libro tradicional al uso, sino que hay que saber leerlo bien para extraerle todo su jugo. Es por eso que me ha recordado un poco a «El principito», pero no por su trama, sino porque no es un libro para leerlo en un rato en el bus o esperando en una estación, sino que más bien es de leerlo con calma, analizándolo y extrayendo lecciones y enseñanzas. Leerlo rápido solo conduce o a no enterarse uno de qué va el libro o a perder eso que tienen sus páginas que nos hace pensar y reflexionar. Es uno de esos libros que será diferente para cada persona que lo lea, y para cada vez que lo lea.

El libro consta de 17 capítulos, narrados todos en prosa poética, con constantes figuras retóricas que no hacen más que embellecer la narración, además de estar cada palabra perfectamente pensada y escogida. En cuanto al vocabulario, quizás decir que es rico es quedarme muy corto, y es este el punto quizás que pueda echar para atrás a un adolescente que quiera adentrarse en sus páginas.

Esta no es una obra con secuencialidad ni linealidad, sino que más bien son pequeñas historias, pinceladas, paralelas, como si todo fuese un enorme lienzo y cada capítulo fuese un fragmento del mismo.
Sobre los escenarios o las descripciones de los personajes hay que decir que son muy someras, aunque tampoco es que sean necesarias. Salvo contadas ocasiones, apenas existirá una descripción de los distintos personajes y solamente el lector los conocerá a través de los diálogos, pero acabará creando una idea muy concreta de cómo es cada uno.

Tres mujeres y un hombre mayor realizan un trabajo colaborativo.
Fuente: http://linkcap.cl/trabajo-colaborativo-para-la-inclusion-educativa/
«La devoción popular por sus obras nace de la cultura fomentada en Harmonía del aprendizaje escolar en grupos colaborativos. El trabajo y formación en conjunto genera habilidades sociales para participar de las creaciones. El público se siente cómplice de lo que ve y disfruta participado como si fuese el coautor de la creación.»


Y a pesar de toda su alegría, no deja de escapar la oportunidad de hacer una sutil crítica a la sociedad actual. Hay una frase que me ha llamado poderosamente la atención porque dice muchísimo con poco más de diez palabras: «¿La tecnología reemplazará al maestro? Jamás. La educación se fundamenta en relaciones humanas».
Quizás sea porque ahora al estar metido tan de lleno en todo lo relacionado con la docencia me fijo más en estas cosas, pero desde mi punto de vista, la frase vale mucho.

Como curiosidad, en cuanto al formato decir que, si bien a simple vista parece que el libro presenta fallos ortotipográficos, el autor del prólogo deja entrever que todo lo que envuelve la novela, desde las palabras hasta el propio formato de los párrafos o guiones, está perfectamente pensado. Pensándolo detenidamente, esto es lo lógico. Que una novela tan sumamente cuidada a nivel léxico tenga fallos de formato como el uso de - en vez de — en los diálogos es algo que me resulta difícil de creer.

Como conclusión, este libro es una oda al positivismo, a hacernos imaginar que puede haber un mundo mejor y que podemos viajar al mismo a través de un libro cortito pero inmensamente bello. Recomendado a quien quiera una lectura distinta, a aquellos que quieran leer un cuadro.

2 comentarios:

Siéntete libre de comentar qué te ha parecido el libro y la reseña, ¡pero siempre desde el respeto!
¡Muchas gracias!