01 noviembre, 2018

Reseña #316. La trascendencia de tres lágrimas, de Roger Mestres

La trascendencia de tres lágrimas


Editorial: Tregolam
Páginas: 452
Encuadernación: Tapa blanda
ISBN: 978-84-16882-53-3
Precio: 21,84 € / 4,74 €

Sinopsis

Tras finalizar sus estudios de historia y economía al borde de la treintena, Jerome decide someterse a un tratamiento de hipnosis regresiva con un prestigioso psiquiatra. Durante esas sesiones revive recuerdos de vidas anteriores a la actual que le revelan secretos de su propia esencia. Al traer esas vivencias de nuevo a su conciencia actual, puede controlar una incomprensible ira que sentía y solucionar otras afecciones. Sin embargo, pronto descubre que no solo se ha llevado recuerdos de esas regresiones, sino que también posee ciertas habilidades mentales poco corrientes en los seres humanos. 
Al experimentar eso, se pregunta algo que guiará sus pasos. ¿Por qué todos los súper héroes acaban siempre descubriendo a un súper villano contra el que luchar en lugar de ocuparse de los problemas reales de la humanidad? ¿Por qué no se ha contado todavía la historia de alguien que ponga al mundo en su sitio?
 Así pues, a pesar de seguir siendo un simple mortal, tomará un camino que, quizás, no demasiadas personas tomarían.

Reseña

Novela con un gran contenido social que se mezcla perfectamente con una trama adictiva.


Lo que os traigo es un libro distinto. No había leído nada parecido ni por asomo, y eso es algo que desde ya hay que felicitar a su autor. Pero os pongo en situación.
Jerome Nin es un historiador y economista catalán de casi treinta años. Es una persona normal, pero que decide someterse a un tratamiento de hipnosis regresiva; necesita apaciguar su mente. En esas «regresiones» a vidas pasadas descubre el porque de diversas características de su carácter: esa rebeldía ante la autoridad, ese odio hacia nada y hacia todo que tiene, su inconformismo social, su anhelo de crear un mundo mejor...
Pero no solo consiguió resolver eso gracias a sus vidas pasadas, sino que, además, se trajo de ellas un poder tan poco común como valioso: conocimiento del azar y control de la mente. A medida que Jerome lo comprende, es capaz de pasar de simplemente leer mentes a poder implantarle «rutinas de conducta», pasando a ser un verdadero profesor Xavier.
Con estos poderes Jerome se encuentra en una encrucijada. ¿Puede reunir el suficiente dinero como para alterar el orden establecido? ¿Tiene el poder suficiente para crear un mundo mejor para todos los seres vivos, más justo, y salvarlo de la humanidad?¿Puede cambiar el mundo el solo?

A partir de este momento, Jerome se propone ser ese revolucionario que el planeta necesita para salvarse. Pero rápidamente se da cuenta que necesita más dinero, y Jerome, junto a su equipo - Tristán, un antiguo revolucionario sudamericano, y Laila, una joven periodista- debe pasar a la acción: atacar a las grandes fortunas de España y del mundo, tanto privadas como multinacionales. Gracias a esto en Cataluña funda propia organización, «Nuevo Orden», encargada de intentar eliminar la bochornosa Isla de plástico en el océano Pacífico, llevar el agua a todos lados, darle prioridad a las energías renovables, etc. Y esto, junto a sus nuevos amigos y socios y con su entusiasta ansia de reformar el mundo, le creará muchos enemigos, algunos extremadamente poderosos, que lo quieren ver a tres metros bajo el suelo. ¿Será capaz de conseguirlo?

Es un libro que durante toda la lectura incita a plantearse si el fin justifica los medios, aunque ese fin sea salvar el planeta y la especie humana. ¿Es lícito cortarle dedos a alguien que ha montado un imperio de la nada y exigirle la mitad de su fortuna tras cortar los meñiques de toda su familia aunque sea para poder crear una fundación para salvar el mundo? ¿Está bien sacar de las calles a todos los criminales para meterlos, sin que nadie lo sepa, en una isla deshabitada perdida en el Atlántico solamente recibiendo unas semillas y pienso de perro?
Cada persona lo verá de una manera distinta, por lo que se puede generar un debate sumamente interesante. Esto le da una riqueza a la novela incalculable.

Además, se aleja de los libros con un superhéroe que quiere cambiar el mundo porque sí. Aquí hay una razón, o mejor dicho, cientos, haciendo gala esta novela de un contenido social enorme, con temas actuales y de gran debate como el respeto por el planeta y los seres que lo habitan, la economía mundial, las grandes fortunas, los intereses económicos por encima de los sociales...
No son guerreros con superpoderes; son personas normales -salvo Jerome, aunque es tan mortal como los demás- que quieren aportar su granito, ya sean periodistas, activistas, científicos, inventores, etc, para que el mundo sea un lugar mejor para todos.

Oficinas de BP en Londres, donde se observa una fachada totalmente acristada.
Oficinas de BP en Londres.
Fuente: http://manchesterhistory.net/architecture/2000/20canadasquare.html
«El miedo hizo mella. No era ningún súper hombre. Si las cosas no salían como en sus sueños las balas le dolerían e incluso lo matarían. Si lo cogían le harían sufrir y no tenía claro si un tipo como él acabaría teniendo demasiados derechos.»


En cuanto a los personajes, es curioso el rango de edad del protagonista. Se aleja totalmente de lo que abunda en el mercado. De los protagonistas (Tristán, Laila y Jerome), solo el último tiene una evolución completa. El resto de personajes importantes cumplen su papel, pero no se salen de la línea establecida desde inicio. Incluso la traición se ve en la distancia. 
Pero Jerome es otro tipo de personaje. Un personaje que empieza siendo un inocente idealista hasta llegar a ser un manipulador y asesino casi sádico, camino que cambia para tomar una vertiente diferente -que no necesariamente debe ir hacia el bien, ojo-. Su evolución, salvo que se mire todo con lupa, es difícil de suponer.
A lo largo de toda la narración aparecerán en escena grandes fortunas como Ortega y la compañía BP; fundaciones preocupadas con el planeta como Algalita, personajes como Julian Assange, además de numerosos personajes ficticios, cada uno con su función. El lector, en función de sus convicciones y creencias, se identificará más o menos con unos personajes o unos ideales.

En esta novela no solo ocurre la trama principal de Jerome, sino que también se encuentran la de los detectives de EEUU y España, los enemigos de Nueva Orden, o escenas en las que el protagonista principal no hace acto de presencia. En cuanto al final, creo que no va a dejar indiferente a nadie: o gustará o no, pero alguna reacción provocará.
El libro consta de 18 capítulos, todos narrados en tercera persona omnisciente. En cada capítulo puede haber más de una historia, separada de la principal mediante un espacio grande. El autor, entre capítulo y capítulo, nos regala un texto que mezcla ficción con realidad más que interesantes.

Gracias a esta novela, el lector viajará a sitios como EEUU, Inglaterra, Alemania, Noruega, la propia España, además del pasado -magnífica la regresión a la IIGM-... Todos los lugares están más que correctamente detallados, permitiendo al lector poder ubicarse sin problemas y casi presenciar la escena.
La pluma de Roger Mestres es muy amena, fluida y sencilla, que no significa que sea simple, siendo capaz de mantener atrapado al lector entre sus páginas hasta el final. Además de la acción trepidante, es un completo acierto se hablen de temas actuales y cruciales para la humanidad  uniéndose a esto ese anhelo que todos poseemos por hacer del planeta un mundo mejor. La mezcla de todo esto hace que el lector se meta de lleno en el papel de Jerome e, incluso, lo desee.

Sobre lo que menos me ha gustado, tengo que decir que ha sido el hecho de cómo Jerome asume sus poderes y cómo los usa. Pasa de la sorpresa a una aceptación total y absoluta en muy pocas páginas, incluso cuando tiene que realizar actos moralmente reprochables. El otro elemento que me ha quedado algo frío ha sido la propia historia de amor. No es por el hecho de su propia existencia; al revés, creo que es un buen punto, pero es por lo rápido que surge. Demasiado precipitado todo, vaya. Pero esto es ya opinión personal.
En cuanto a la edición, solo comentar que si bien las erratas no abundan, sería bueno revisar la falta de mayúsculas en determinados nombres propios.

Y como químico que soy, me ha llamado mucho la atención la parte de los motores de agua y quiero puntualizar. El motor (de combustión interna) de agua como tal no existe; en un motor de combustión, el combustible se quema en presencia de oxígeno, se oxida y esto libera energía, pero el agua ya es el producto oxidado de la reacción del hidrógeno con el oxígeno, por lo meter agua en un motor de combustión en presencia de aire es, simplemente, agua en un motor. Nada más. Lo que existen son los motores de hidrógeno, por mucho que haya una patente de un inventor extremeño de los años 70s que dice que el motor de agua es económicamente viable. Para más información, mirad la nota tras la reseña.

Como conclusión. Una novela con una temática totalmente diferente y un protagonista que se escapa de un encorsetado estilo para hacernos pensar y plantearnos si un bien tremendamente superior merece todo tipo de sacrificios y acciones amorales. Ágil, amena y con mucha acción que hará las delicias de aquellos que alguna vez se han planteado darle una lección a nuestros políticos o a los que de verdad controlan el mundo.

Nota

Si bien el motor de agua no existe, sí que existe el motor de hidrógeno. El extremeño Arturo Estévez Varela inventó un «motor de agua», detalle ámpliamente conocido por la sociedad, y cedió su patente al Estado español. La gente empezó a creer en conspiraciones al ver que el Estado no invertía en algo que era revolucionario y bueno para todos. ¿Pero cuál es la realidad?

La realidad es que lo que el señor Estévez Varela vendía como motor de agua era un motor de hidrógeno que necesitaba agua y boro para generar, mediante reacción química. el hidrógeno que se utiliza como combustible (él, muy pillo, omitió el detalle de que se necesitaba el boro). Para que os hagáis una idea, 100 g de boro amorfo son 424,00 € (92,1 % de pureza; cuanto menos pureza, menor rendimiento y más se necesita comprar). Y si para generar estequiométricamente 4 kg de hidrógeno (más o menos lo que se consume a los 100 km) se necesitan 14,41 kg de boro puro, pues ya veis lo «barato» que resulta ser el sistema (con mis números, 66339,2 €/ 100 km, aplicando la pureza ya). El Estado simplemente hizo números y bueno, vio que era completa y absolutamente inviable.
Para más información sobre los motores de «agua», hidrógeno y variantes actuales, algo sumamente interesante, os dejo este enlace.
Eso sí, el precio que dice cuando aplica los valores más bajos no son 4800 €, sino 18240 €. Han multiplicado 1,6 € / g por 3 kg, pero se han confundido y han multiplicado el precio del boro por los kg de hidrógeno (3 kg) en vez de los de boro (11,4 kg). De ahi que salga 4800 y no 18240.

Y ya no solo eso. Supongamos que el motor de agua es posible. Estamos irremediablemente encaminados hacia una sequía mundial. ¿De verdad vamos a gastar agua, cada vez más escasa, en mover los coches? Dejo esta idea al aire.

El autor ha cambiado de portada, siendo esta con la que se vendía inicialmente.

Portada de la trascendencia de tres lágrimas de Roger Mestres, donde en formato dibujo se ve a la derecha una mujer pelirroja joven, a la izquierda un hombre mayor cano y en el centro un hombre joven con katana y traje.


2 comentarios:

  1. ¡Hola! Me he quedado muy loca con lo que has contado de este libro pero porque me ha llamado mucho la atención xD. No sé cuando podré leerlo porque tengo muchos pendientes pero espero hacerlo pronto :P. No sabía nada de lo del motor de agua/motor de hidrógeno, qué curioso :O.
    Un beso desde Jardines de papel .
    ¡Nos leemos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola!
      La verdad es que sí. Absolutamente no te esperas esto cuando ves el libro, pero es sumamente completo y complejo, sobre todo si el lector analiza cada frase. Es un viaje hacia el interior de uno mismo y, quizás, podamos descubrir una parte de nosotros que no sabíamos que existía.

      En la novela se desarrollan algunas investigaciones, pero la trama gira más entorno a esa, por ello que querido pararme más -y aprovechar que algo sabía del tema :P-. Es sumamente interesante y a mí, como científico, me alegra de sobre manera ver temas científicos en las novelas.

      De verdad tengo curiosidad de saber qué te parece :3. Un besote ^^

      Eliminar

Siéntete libre de comentar qué te ha parecido el libro y la reseña, ¡pero siempre desde el respeto!
¡Muchas gracias!