16 diciembre, 2017

Entrevista a Alonso Barán

Foto de Alfonso Barán, filósofo y escritor. Es un adulto con apariencia de joven. Lleva el pelo corto y una barba muy fina, viste con una camisa de color azulado.
¡Muy buenos y prenavideños días!

Hacía tiempo que no hacía ninguna entrevista y me ha surgido la oportunidad de hacerla con un autor que, desde lo más bajo, y con un palo gordo, ha ido subiendo con mucho esfuerzo hasta llegar a la meta: que un gran grupo editorial, como Penguin Random House, se interese por tu obra. 

Y para esta ocasión tenemos a Alonso Barán (Madrid, 1978), escritor, filósofo y guionista, graduado en Filosofía por la UNED, con un Máster en guión de cine y televisión más otro Máster en comunicación y política. Ha escrito un guión de largometraje y tiene publicadas tres obras; dos thrillers diferentes, El azar no se llora y El arte de morir dos veces, su última novela, y un ensayo de filosofía política (Librepensamiento. Cómo no dejarse engañar).

Está actualmente en promoción de su última novela, publicada con el grupo Penguin Random House (Mondadori) bajo el sello B de Books, la cual os invito a que leáis. 
¡Espero que disfrutéis con la entrevista!





Pregunta.- Buenas noches, Alonso. Es un placer hacer una entrevista después de tanto tiempo y empezar contigo. Quería darte la enhorabuena antes de nada por la publicación de tu nueva novela «El arte de morir dos veces» con Penguin Random House. Preséntate un poco para que te conozca mejor la gente.

Respuesta.- El placer es mío. Gracias por la enhorabuena. Pues nada, soy Alonso, soy escritor y filósofo, este es mi tercer libro publicado, me gustan las motos, me considero buena persona…

P.- ¿Qué te llevo al mundo literario? ¿Cómo fueron tus inicios?

R.- Pues pasaba una mala época, nada de lo que hacía me parecía tener sentido y encontré que escribir me llenaba y daba sentido a mi existencia. Escribí un libro, busqué una editorial pequeña y se publicó. Lo normal, como todo el mundo que empieza a escribir.

Portada de la novela El arte de morir dos veces, de Alonso Barán, en la que se ve una carretera solitaria y agrietada, con tierra yerma y una cielo casi despejado.P.- Hablando de libros, hace nada se publicó tu nueva novela, «El arte de morir dos veces», con la que ahora mismo estás en plena fase de publicidad. ¿Qué podrías contarnos de la novela?

R.- Es un thriller existencialista, es decir, es una alegoría sobre la existencia: un hombre finge su muerte y renace, y la muerte, como a todos nosotros, le persigue. En el libro la muerte caso está caracterizada en Solomon Schwarz, un ex militar que no parará hasta encontrar a Alex, el protagonista. Alex, el protagonista, huye a México y este viaje refleja nuestro tránsito por la vida: le pasan aventuras, conoce personas, sufre, disfruta, vence, pierde... En cada episodio representa diferentes etapas de la existencia por las que pasamos, y por ello el viaje por carretera a través de EEUU y la persecución a vida o muerte.

P.- La verdad es que parece muy interesante. Defínela, si puedes, utilizando solamente tres palabras.

R.- Persecución, aventuras, intriga.



P.- ¿Existe algún personaje que hayas hecho a tu imagen y semejanza? ¿O de gente cercana a ti?

R.- A mi imagen y semejanza he hecho un personaje que es el hombre más guapo del mundo y… ¡Es broma! No me considero tan interesante como para escribir sobre mí. Pero si hay una parte muy personal en el libro. Tuve una pareja que murió y he decidido inmortalizarla en el libro. Esto ocurre en unos capítulos en los que trato un tema relativo a la vida, pero que nadie incluye en sus planes. No desvelo más porque no quiero meter spoilers.

P.- Siempre me ha gustado conocer el proceso de creación de los libros. ¿Cómo ha sido el de esta novela? 

R.- Una locura. La escribí en siete meses para no perder la temporada. Estuve cinco meses de lunes a domingo sin parar, mañana, tarde y noche, casi pierdo la chaveta. 

En referencia a la creación en sí, yo lo estructuro todo muy bien, tengo claro qué voy a escribir, creo los personajes, les hago perfiles psicológicos, antes de empezar a escribir el manuscrito habré escrito unas 3000 páginas de tramas, personajes…

P.- Ese es el trabajo no reflejado para que todo pueda estar perfecto, pero que también debe tenerse en cuenta. ¿Y la parte de tratar con las editoriales y la promoción? Muchas veces es lo más arduo.

R.- TOTALMENTE. Escribir en sí es algo divertido, requiere disciplina, pero el trabajo de buscar editorial es muy duro y estresante. Promocionar el libro es una época de total dedicación y horas y horas de trabajo. A mí me gusta promocionar, pero es un auténtico follón.

P.- Y dentro de toda la literatura mundial ¿tienes a algún autor o autora como referente a la hora de elaborar las novelas? ¿Y alguna concreta para esta obra?

R.- Me gustan autores como Dostoyevski, Celine, Sarte, Camus, pero no les tomo como referente porque sería un acto de arrogancia por mi parte. 

Para esta novela tengo más referencia sobre el género de las road movies, me gustaba imaginarla como una película, visual, grandes escenarios, personajes y parajes de la América profunda que descubres durante un viaje en coche. 

P.- Me gustaría preguntarte sobre otro tema. En este blog también participamos hace poco más de dos años en el concurso de otra obra tuya, «El azar no se llora», de la editorial Divalentis, el cual fue cancelado por la propia editorial poco antes de comenzar. He estado mirando y he visto que la obra se puede comprar y está disponible aún en dicha editorial. ¿Qué aprendiste o qué conclusiones sacaste de ese «palo», por llamarlo de alguna manera?

R.- Pues lo cierto es que me hizo centrarme mucho. Es decir, fue un golpe muy duro, mi trabajo de meses tirado a la basura sin miramiento alguno, pero me hizo centrarme en lo que quería realmente, que era levantar mi carrera como escritor. No perdí tiempo, trabajé el triple, escribí LIBREPENSAMIENTO. CÓMO NO DEJARSE ENGAÑAR. Conseguí publicarlo muy pronto con Diálogo editorial, una empresa en la que valoran mucho mi trabajo. Tras terminar la promoción, escribí EL ARTE DE MORIR DOS VECES, sin descanso, y bueno, ahora estoy en Penguin. La conclusión más importante es que persigas tus sueños y que la única forma de hacerlos realidad es trabajando más y mejor. El camino nunca es llano, siempre habrá que dar pasos atrás, pero puedes hacer que esos pasos sirvan para coger carrerilla. 

P.- Hay una pregunta que me gusta mucho hacer para conocer diferentes puntos de vista. ¿Podrías darnos tu visión de la literatura actual?

R.- La española se encamina hacia el desastre, nos va a fagocitar la literatura de otros países. Francia, Bélgica, Alemania, EEUU, Noruega, todos los países protegen su cultura menos España. No digo que se haga cómo en Bélgica o Noruega, que hay dinero público destinado a que los artistas cobren por hacer arte, aquí tendríamos 47 millones de escritores y hay cosas más urgentes en las que invertir el dinero, pero proteger la cultura de la piratería no estaría de más.

P.- Y hasta aquí es todo. Muchísimas gracias por tu tiempo. Es un placer ver que la gente es capaz de alcanzar grandes cosas con mucho trabajo y esfuerzo. Te deseo lo mejor en tu aventura con esta nueva novela. 

R.- El placer es mío, me alegra comprobar que valoras el esfuerzo. Muchas gracias por prestarme espacio en tu blog.



Alonso ha dado unas respuestas muy interesantes a las preguntas planteadas, así que espero que os haya entrado más curiosidad sobre el libro. También os dejo el booktrailer oficial por si alguien necesita un pequeño empujón para aventurarse a leerla. ¡Qué lo disfrutéis!




Contacto con el autor:

Facebook
LinkedIn



4 comentarios:

  1. Hola! Gracias por la entrevista! Es un placer estar en tu blog. !Un abrazo!

    ResponderEliminar
  2. Hola^^
    Me ha gustado mucho la entrevista, me llama mucho la atención el autor y sus obras =)
    Un besito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Pues te animamos a que te adentres en ellas!
      Muchas gracias por tus palabras :)
      ¡Un beso!

      Eliminar

Siéntete libre de comentar qué te ha parecido el libro y la reseña, ¡pero siempre desde el respeto!
¡Muchas gracias!