sábado, 12 de agosto de 2017

Reseña #270. Sword Art Online: Aincrad I, de Reki Kawahara

Portada de la novela Sword Art Online: Aincrad, en la que se ve a Kirito vestido de negro juto a Asuna, de blanco y rojo.

Sword Art Online: Aincrad

Serie Sword Art Online Aincrad I

Ilustrador: abec
Traductor: Daruma Serveis Lingüístic, S.L.
Editorial: Tinunmas
Páginas: 344
Encuadernación: Tapa blanda
ISBN: 9788416476930
Precio: 20,00 €

Sinopsis

Kirito está atrapado, junto con muchos otros jugadores, en el interior del juego de realidad virtual Sword Art Online (SAO). Sin escape alguno, la única manera de sobrevivir es ganar. La muerte virtual es la muerte en el mundo real.

Para salir del juego será necesario llegar al piso 100 y acabar con el dirigente. Tras dos años, la victoria está más cercana, aunque no para todos.

Reseña

Una trepidante novela que ha puesto las bases para otras de este estilo.



Sword Art Online es un anime del 2012 que logró una gran repercusión en todo el mundo, hasta el punto de que a día de hoy el anime continúa e, incluso, en febrero de este año salió la película. Pero realmente vio la luz en 2009 en forma de novela ligera, y que fue escrita en 2002 para participar en un Premio de novelas basadas en videojuegos, pero al terminarla vio que era demasiado extensa y olvidó la idea. Rápidamente se convirtió en uno de los productos más importantes de la industria manga y anime, llegando a tener novelas, cómics, anime y mangas, algo que pocas series pueden decir.

En Occidente tardó en verse, y más concretamente en España, que hubo que esperar hasta 2016 para tener una versión traducida oficial. Existía una traducción al español, per esta no era muy buena debido a que era la traducción al español de una traducción al inglés desde el japonés por un fan, perdiendo calidad el escrito. Aun así fue muy conocida la traducción, y bueno, a falta de pan, buenas son tortas.

Para aquellos que no conozcan el anime o que lo tengan algo olvidado, voy a hacer una introducción. SAO se desarrolla en el 2022, cuando sale al mercado un juego del género VRMMORPG (Virtual Reality Massive Multiplayer Online Role Playing Game). Este es un juego de realidad de inmersión total, es decir, gracias a un casco especial de realidad virtual, el NerveGear, se consigue controlar el avatar como se controlaría el cuerpo, algo similar a lo que ocurre en Avatar, salvo que en SAO están dentro del juego y no en la realidad. Y este mundo virtual se llama Aincrad, que es un castillo flotante en una especie de «mar» digital. Este castillo se compone de 100 niveles y en cada nivel, dentro del propio castillo, puede haber ciudades, ríos, montañas y lagos, por lo que es una extensión increíblemente enorme. Para ir de un piso a otro superior hay que encontrar al jefe de la mazmorra y matarlo, tras lo cual se puede ir entre el nuevo piso y los anteriores en portal. 
Si bien todo parecía idílico, prometiendo horas y horas de versión, pronto se trunca, ya que no pueden desconectar. El creador del juego les dice una terrible realidad: no pueden escapar hasta que no lleguen al nivel 100, y si mueren en el juego, mueren en la realidad, ya que el casco emite una descarga eléctrica que literalmente fríe el cerebro. 

Y en este mundo aparece Kirito, en quién se centra la historia. Es un jugador solitario, pero extremadamente preparado. Será Kirito quien más ayude en el desbloqueo de los pisos, y a medida que la novela avanza se conocerán los motivos por los que juega solo. Aunque todo esto cambia tras conocer a Asuna, una chica perteneciente a Los Caballeros de Sangre y con quién hace equipo, con todo lo que supone, para bien o para mal. Kirito y Asuna tendrán una pequeña historia de amor -que no entorpece a la narración- en un mundo donde, a priori, solo hay desesperación por no poder escapar y muerte.

Imagen de Kirito enfadado mientras que sostiene a Asuna para que no se caiga al suelo. El viste de negro y ella de blanco y rojo.


«-¡Kirito!
-Lo siento, pero no puedo huir ahora. Ya no - traté de tranquilizarla a pesar de 
que una punzada de dolor me atravesaba el corazón al verla tan angustiada.
-No... No irás a dejarte... matar... ¿verdad?
-¡Claro que no! ¡Pienso vencer! Ganaré y pondré punto final a este mundo.
-De acuerdo... Confío en ti.

Estaba dispuesto a salvar a Asuna, aunque me dejara la vida en el intento.»


Presenta 25 capítulos, todos ellos narrados por Kirito en primera persona y solo mostrando lo que puede ver y conocer -lo que se conoce como narrador en primera persona encubierto en tercera-. Dado que el anime está sacado de esta novela, es fácil llegar a la conclusión de que van a ser muy similares. La diferencia radica, principalmente, en que en el anime hay algunas escenas más de relleno, y que en esta novela no aparecen las historias de cómo Kirito conoce a Lisbeth, Silica, Sachi y Yui, ya que aparecen en el volumen 2, dado que no es una novela lineal como tal, sino que está formado por 4 macrocapítulos, cada uno narrando la historia de los personajes mencionados más la interacción con Kirito y Asuna. Ambos libros forman una especie de bilogía, completando lo que sería el arco de Aincrad, es decir, la primera temporada en el anime.

Reki Kawahara, quién también ha escrito Accel World (que tiene ligera relación con SAO), ha creado una obra muy ágil, con una prosa sencilla pero eficiente. Las descripciones de los escenarios son muy detalladas, permitiendo al lector viajar a Aincrad sin levantar la vista de sus páginas. Así mismo, las descripciones de las batallas no son las habituales, ya que predomina lo que siente Kirito mientras transcurre la lucha, en detrimento de la lucha en sí.

Por otra parte, ha creado personajes relativamente complejos pero sin evolución aparente (salvo Asuna), es decir, las líneas que marcan cómo son están muy bien definidas y no se salen de aquello que era esperable en ellos salvo giro drástico del argumento o situaciones especiales. Esto hace que haya dos bandos bien diferenciados, jugadores que luchan por avanzar y salir (el bien) y aquellos que van a matar a los demás (el mal)
También es digno de reseñar la atmósfera sombría que envuelve a la novela con el miedo a la muerte que transmiten los personajes, así como las partes donde la esperanza es el foco que les guía a seguir. Que la tensión no decaiga es un logro que hay que reconocérselo.

Esta obra, además, está aderezada con ilustraciones realizadas por abec, dándose la curiosa particularidad de que todas aquellas a color están al inicio de la novela, mientras que las en blanco y negro se encuentran a lo largo del relato. Esto se repite en la edición japonesa.

Como conclusión, una novela de lectura obligada para los conocedores del anime y que les guste. Para los que no lo conozcan, es una novela de lectura sencilla, con mucha acción, aventuras, ciencia ficción, un mundo que recuerda a World of Warcraft (algo que a mí me encanta) y un toque romántico que se hilvana perfectamente en las 333 páginas para crear una historia puntera en el género.

No hay comentarios:

Publicar un comentario