sábado, 24 de diciembre de 2016

Reseña #235. Doble Zero, de Morgan Dark

Portada de Doble Zero de Morgan Dark, en la que se ve una máscara compuesta por dos: una dorada y otra plateada, sin ser del todo siméticras

Doble Zero

Trilogía Zero II

Editorial: Rubiños1860
Páginas: 337
Encuadernación: Tapa dura
ISBN: 978-84-8041-161-5
Precio: 18,99 €

Sinopsis

Ha pasado un mes desde que Kyle se enfrentara al mejor detective de Los Ángeles. Todo parece haber regresado a la normalidad... hasta que un misterioso ladrón oculto tras una máscara de oro irrumpe en la ciudad haciéndose pasar por Zero y empieza a robar las valiosas joyas de la familia Blake. Inmerso en una carrera contrarreloj en la que estará en juego su vida y la de sus amigos, Kyle tendrá 48 horas para derrotar a su peor enemigo, un peligroso rival que parece saber todo de él. Incluido su pasado..
«Morgan Dark lo ha vuelto a hacer. Ha conseguido que esta segunda parte te atrape de igual forma que la primera». Fantasía de libros

«Una segunda parte que mejora la primera y la hace mucho más emocionante, más llena de vida cada capítulo nuevo que leemos». Libros con alma

«Si el final de Zero nos dejó con la boca abierta de la sorpresa, agarraos bien fuerte y preparaos para el final de Doble Zero». Cazadores de libros

«Morgan Dark vuelve a destacar por su prosa y capacidad de mantener al lector enganchado a la historia». Vorágine interna

Reseña

Nueva aventura del ladrón Zero en la que el tiempo corre en su contra.

Esta es la segunda de la serie -seguramente trilogía- de Zero. Desde mi punto de vista es no imprescindible haber leído Zero para poder entender Doble Zero, pero sí que es bastante importante, ya que no se conoce la relación entre los personajes ni sus motivaciones. Creo que no he echo spoiler, pero si se me ha escapado algo, pido disculpas.

Un mes tras los sucesos finales de la primera parte, todo parece que ha vuelto a la normalidad. Zero ha dejado de actuar para curarse de las secuelas que le dejó la última pelea y el conocer toda la verdad sobre sí mismo. Pero la paz se ve alterada por un imitador, alguien que lleva la máscara dorada. 
Zero intentará averiguar quién es el extraño imitador y ponerle freno, ya que él es un ladrón... pero no un asesino. Lo que no sabe es que se enfrenta a un peligro que le supera, que pondrá su cuerpo y sus creencias al límite.
En el fatídico momento en el que se enfrenta a su enemigo tendrá 48 h para conseguir lo que One, el imitador, quiere o todo su mundo se vendrá abajo como un castillo de naipes.

La novela consta de tres partes más el epílogo. Presenta muchos capítulos muy cortos, los cuales están narrados en su mayoría por Kyle
La primera es más de tipo introductorio, recordando elementos de la anterior novela y poniendo las bases para cuando empiece la verdadera acción. Es en esta sección dónde el tiempo se estira más, en el que pueden pasar días y semanas entre una acción y otra.
En cambio, los hechos acaecidos en la segunda y tercera parte prácticamente tienen lugar en 48 h, que como curiosidad, se da en el Año Nuevo. 
En la segunda parte es dónde, a mi juicio, hay una mayor acción dado que va a contrarreloj y donde tiene que conseguir lo pedido por One.
En cambio, si bien la tercera parte también tiene mucha acción también hay más personajes que intervienen, más situaciones de diálogos y es dónde se esclarecen y se atan todos los cabos sueltos de la primera novela. Bueno, casi todos.
El epílogo insinúa la dirección que tomará la novela en la siguiente entrega, dejando la historia de nuevo abierta.
A diferencia del primer libro, la acción ocurre principalmente fuera de los muros de Drayton.

Esfera carmesí en una peana blanca trasparente.

«Otra esfera. Aunque no era igual que la mía. Ésta era de color carmesí. Roja como la sangre. Y envuelta en una bruma [...].
Un tentáculo vaporeo emergió de la esfera y me rodeó el antebrazo. En cuanto sentí su contacto me removí incómodo. Era como si me tocara un muerto.»

Si el anterior libro era ágil, este le supera con creces. Debido a que el grueso de la acción es durante 48 h, todo aquellos elementos vacuos o de relleno han sido completamente eliminados, quedando las descripciones y los diálogos absolutamente necesarios para el correcto desarrollo de la historia, por lo que en este libro lo importante es la acción, no los personajes. Una acción vertiginosa que no dejará al lector separarse del libro.
Por otra parte, como consecuencia directa de lo comentado, el desarrollo de los personajes es escaso, que también es debido a que ya se conocen del primer libro. Solo One y Grossman tienen una evolución clara, sobre todo el segundo, pero el resto de personajes siguen con el papel que en el final de la primera novela se presuponía que tendrían. Kyle también evoluciona pero solamente en determinados temas, como amigos y en su visión del pasado.

Le he notado una ligera madurez de la forma de escribir de la autora desde Zero, si bien dicha novela ya estaba muy bien escrita. El lenguaje utilizado sigue en la línea del primero, perfecto para atraer al público joven por su sencillez y claridad. 
Otro elemento similar a la primera son los giros argumentales, que en esta son más comunes y más radicales, en detrimento de la complejidad de la historia -cosa obvia por otra parte, ya que la primera parte era descubrir una identidad, y la segunda es derrotar a su enemigo a contrarreloj-. 
También hay una disminución de los elementos misterioso, pero sí que las esferas toman mayor protagonismo.

De la historia no tengo absolutamente nada que objetar. Lo que sí me ha descolocado un poco es que, algunas veces antes de los diálogos, la frase introductora al mismo presenta un guión de diálogo. No sé si está puesto así a posta o es un pequeño error. Pero por lo demás, impecable.

Como conclusión, una novela juvenil de corte policíaco con toques de suspense y mucha acción; una historia muy muy ágil y perfectamente hilvanada que hará las delicias a aquellos que buscan una lectura de la cual ni puedan ni quieran despegarse.

No hay comentarios:

Publicar un comentario