viernes, 18 de noviembre de 2016

Reseña #227. Cartas a Lucía, de Mari Ropero

Portada de la novela LGBT Cartas a Lucía, de Mari Ropero, donde se aprecia a una muchacha debajo de un naranjo.

Cartas a Lucía


Editorial: Edítalo Contigo
Páginas: 430
Encuadernación: Tapa blanda
ISBN:  978-84-944280-4-3
Precio: 22,00 €

Sinopsis

En Cartas a Lucía, la escritora Mari Ropero vuelve a abordar el corazón de la mujer como lugar donde asentar la explosión de los sentimientos, la locura de las emociones incuestionables y libres, la extrema sencillez que existe entre amar y ser amada… Su protagonista, Lucía, escala hacia lo alto, en lo ancho y hasta lo profundo de lo femeninamente humano.
Cartas a Lucía nos mete de lleno en una preciosa historia donde las mujeres, sin excusas ni justificaciones, calibran la velocidad de sus vidas en función de sus relaciones con las demás. Lucía es hija de dos madres que se quieren, pero también amiga de la chica que sostiene desde la niñez sentimientos de atracción hacia ella. Un día ambas tropiezan con las cartas que provocarán un conflicto interno en la protagonista: ¿dos madres?, ¿la cárcel?, ¿la muerte?
Un inesperado giro, magistralmente escrito por la autora, desmontará la rutina de la lógica humana. A partir de ahí nada es lo que el lector espera sino que todo es lo que, en el fondo, se desea y sueña.

Un estilo claro, dirigido al centro de la palabra «en corazón bañada», nos mostrará a través de la protagonista lo importante que es dejarse arder por una simple corazonada. 

Reseña

Novela con grandes dosis de emociones, sentimientos y secretos que ocultan un pasado muy tormentoso.


Lucía es una adolescente a un paso de cumplir la mayoría de edad, por este motivo el único regalo que pide a su madre es hacer una fiesta de cumpleaños en su casa con sus mejores amigas durante el fin de semana sólo para ellas.
Lo que su madre no sabe es que Lucía también tiene una doble intención. Descubrir la ubicación y el contenido de la caja roja.

Las navidades pasadas Lucía descubrió a su madre sentada en la cama llorando y entre sus brazos sostenía una caja roja. Aquí fue donde Lucía entonces se dio cuenta de las ausencias repentinas de su madre; casi siempre en fechas señaladas.
Cuando le preguntó a su madre por su tristeza ésta respondió con enfado y gritos echando a su hija de la habitación; no sabía que estaba alimentando las ansias de investigar la pena por la que su madre sufría tanto.

Siempre contando con el apoyo y amor incondicional de su fiel escudera Raquel, un poco «macarrilla» pero con un corazón rebosante de sentimientos. No son sólo amigas,son íntimas confidentes, cómplices e inseparables pase lo que pase. Están tan unidas que pronto empezaran a comprender que lo que las une es algo más que amistad.

A medida que vas pasando páginas no puedes parar, está lleno de emociones profundas y una historia pasada realmente trágica,de amor, de injusticias y de muchos pero que muchos sentimientos. He de añadir que estoy muy sorprendida con este libro ya que cuando llegas al final de la segunda parte crees que ya lo sabes todo, ¡pero no! Mari Ropero nos tiene preparadas unas piezas de un puzzle imposible de encajar hasta el final de el libro.

Dos amigas están sentadas juntas en una roca delante del mar, dando la espalda al fotógrafo. Ambas sin camiseta, con vaqueros cortos, uno azul y otro negro.

«Písame cuantas veces quieras, arráncame los ojos para que no pueda verte. Pero si te apartas de mí, me moriré de pena. Destruye el mundo que conozco, salva a mis enemigos. Pero si estás cerca de mí, estaré salvada. Nunca quise quererte ni admirarte ni siquiera pensarte, pero si no existieras tendrían que inventarte solo para mí.»

Es asombroso cómo a través de esta historia casi llegas a sentirla como real, ya que sus descripciones tanto de escenarios como de personajes son precisos. Su prosa es directa, fluida y nada de florituras. Y me atrevería a decir incluso que lo más atractivo del libro son los párrafos que la autora va introduciendo con las emociones que inundan a los protagonistas entre medias de la narración, esta técnica te hace tener una sensación más directa de sus sentimientos, aunque no se sabe directamente quien es el autor de tales pensamientos el lector lo adivina fácilmente por el contexto en el que se introduce.

El libro consta de cuatro partes siendo mi favorita la tercera, debido a que personalmente me sorprendió el rumbo que tomó la historia. Después de todo lo leído anteriormente hasta dicha parte crees que no hay nada nuevo, como comenté anteriormente, pero «Nada es lo que parece», como bien se titula esta tercera sección. 
Y mi personaje favorito sin duda es Raquel, porque... ¿quién no ha deseado tener esa complicidad con otra persona? Esta será la primera vez que no soy capaz de decir algo que no me haya gustado del libro. Nunca había leído nada de este género literario y me ha gustado mucho la experiencia.

Se lo recomiendo a lectores que les entusiasme las historias románticas, los misterios y un pequeño toque de drama.

Y por supuesto muchas gracias a Mari Ropero por cedernos el libro, ha sido un gran placer poder disfrutar de él.


No hay comentarios:

Publicar un comentario