miércoles, 31 de agosto de 2016

Reseña #214. Saud el Leopardo, de Alberto Vázquez-Figueroa

Portada de la novela Saud el Leopardo de Alberto Vázquez Figueroa, donde se pude ver un leopardo en el desierto.

Saud el Leopardo


Editorial: Ediciones B
Páginas: 272
Encuadernación: Tapa dura
ISBN: 9788466639712
Precio: 5,95 € - 3,00 € (depende de la edición)

Sinopsis

Vuelve el mejor Alberto Vázquez-Figueroa con una impresionante aventura en el desierto con un príncipe guerrero como protagonista.
Ibn Saud, primer rey de Arabia Saudita, primogénito de la Casa de Saud, es un joven guerrero que abandona su destierro en Kuwait con un ejército de treinta hombres en un intento de recuperar el trono que les arrebató Ibn Rashid y expulsar a los turcos de Arabia. Siempre al frente de sus feles, Saud tendrá que luchar contra el Imperio otomano para convertir el viejo pueblo de nómadas del desierto en una civilización sedentaria. Tras muchas penurias y combatir en numerosas ocasiones, el Leopardo vencerá en su propósito. 

En esta ocasión, se trata de una vuelta a los orígenes de Vázquez-Figuero a(como fueran Ébano o Marfil), con una novela de aventuras llena de exotismo y dinamismo, en torno a la figura de un carismático líder y personaje histórico: Ibn Saud, el Leopardo.

Reseña

Novela sobre la vida de Saud el Leopardo


Es libro es algo distinto a lo que vengo acostumbrado con la novela histórica. Se suele dar importancia, además del protagonista o protagonistas, mucho al escenario, la cultura, la manera de pensar... En la novela esto queda relegado a un segundo para hablar sola y exclusivamente de la vida de Abdul Aziz Ibn Abdurrahman Al Saud, un hombre fascinante que, como dice la sinopsis, si no fuese porque sus hazañas están documentadas podría decirse que son hasta fantasiosas.

La historia comienza desde que Saud decide recuperar lo que una vez fue suyo, la ciudad de Riad, y liberar a Nejd (parte central de la península arábica) de Al Rashid, enemigo acérrimo de la casa Saud, y que tenía alianza con los turcos otomanos. Esto producía un problema ya no solo a nivel territorial por el exilio de la casa Saud a Kuwait, sino también por la fe, ya que la casa Saud no aceptaba al califa de Estambul, mientras que Al Rishad era seguidor del mismo y había llegado hasta donde estaba por la ayuda otomana.

Saud es capaz de hacer frente a todas los reveses durante sus conquistas, a todas las duras pruebas durante su camino gracias a su inquebrantable fe en el wahabismo -como se nombra en la novela- o salafismo -como prefieren sus seguidores-, la parte mayoritaria del sunismo en Arabia que destaca por el rigor a la hora de aplicar la Sharia (ley islámica) y el deseo de expansión global, siendo la parte más puritana y acusada de la destrucción de los monumentos islámicos y de enalteración del terrorismo yihadista, si bien es cierto que la situación en dicha época era bastante distinta a la actual.

Bueno, entremos al libro. Para mí esto es una biografía novelada, ya que el protagonista absoluto es Saud, amén de otros personajes que tienen una importancia relativa en la historia. A pesar de que la novela se divide en capítulos, solamente sirve para diferenciar si narra algo de los turcos o sobre Al Rashid, pero es llamativo que muchas veces en la separación entre párrafos pasen meses o años dentro de un mismo capítulo, y para conocer ese lapso hay que razonarlo por medio de los diferentes detalles que se proporcionan.

Es un libro corto y muy ágil ya que la gran parte de la narración presenta batallas, pero a mí me ha faltado un poco más de diálogos reflexivos, de otros elementos que no sean situaciones bélicas. En ese aspecto es muy útil para conocer la vida de las diferentes tribus que habitan del desierto, así como su cultura y sus creencias religiosas. 
La forma de narrar es bonita y a veces casi poética, pero también me ha parecido un poco caótica ya que a veces no hay una diferenciación entre los personajes y no se sabe quién es el que narra.

Fotografía de Ibn Saud en su juventud.

Como ya se ha dicho, si no fuese porque están registradas las hazañas de Saud, sería algo casi fantástico. A veces parece un personaje típico de la fantasía, ese héroe invencible y carismático que cuando es herido vuelve con más fuerza... El resto de personajes son más humanos, quedándose por el camino algunos de los que empezaron, y todos ellos muestran de vez en cuando su lado más emocional y/o espiritual. Obviamente el personaje mejor descrito es Saud, seguidos por sus manos derechas, Baraka -una negra etrusca que Saud liberó- y, quizás, Al Rashid. De todos los personajes, Baraka es mi favorito; un personaje que sabe qué hacer en cada momento y con un halo de misterio.

Las cosas negativas del libro ya las he comentado, culpa de ser un libro tan pequeñito. De todas ellas la que más me ha «fastidiado» quizás hayan sido los saltos en el tiempo, sin explicarlos ni nada; de batalla en batalla, muchas veces sin narrar la preparación o los problemas del día a día. Le hubiese dado un toque más real, más creíble.

En conclusión un libro para aquellos que quieran leer algo ágil con constante acción. sobre los habitantes del desierto o que quieran saber cómo se formó la casa que reina en Arabia.

4 comentarios:

  1. Suena interesante, no conozco la historia así que a lo mejor es una buena manera de aproximarme a ella. Gracias por el post!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias a ti por comentar. Si lo lees, espero ver la reseña :D

      Un beso!

      Eliminar
  2. No había escuchado nada sobre el asunto, sin embargo, es interesante. Los invito cordialmente a mi blog de reseñas literarias un-libro-un-cafe.blogspot.com.co

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un tema de lo más interesante, la verdad.
      Gracias por comentar :) ¡Un saludo! :D

      Eliminar