jueves, 21 de julio de 2016

Book Tag Pokémon

Hacía tiempo que no hacíamos un BookTag, y curioseando por el blog Los libros del Desván me encontré con este. La verdad que me pareció muy interesantes las comparativas y se lo enseñé a Stephanie. A ella le encantó la idea de hacerlo y aquí está, el BookTag de Pokémon, nuestro tributo a PokémonGo y a los libros.

¡Espero que lo disfrutéis!

Imagen del Pokemon BookTag, donde se ven a un gran número de Pokemon juntos y comprimidos, con las letras de color amarillo oro y borde azul.




Imagen de Jugglypuff, Pokemon con forma de balón de color rosa, grandes ojos azul verdoso, orejas en forma de pico. y sin brazos ni piernas, solo manos y pies.
Jigglypuff
Un libro que te hizo dormir

José A.: El primero y ya se pone difícil. He leído algunos libros que empezaban genial y se volvían tediosos. Otros aburridos y que luego mejoraban, aunque no compensaban. Pero creo que el que me resultó más aburrido fue «20 mil leguas de viaje submarino» (Jules Verne).  Mira que soy fan de Verne pero no pude con ese en concreto. No sé si es que leí la versión original muy joven, pero sufrí mucho para finalizarlo; tanto que me quedaba embobado mirando el techo. Y mientras escribo estas palabras se me viene a la mente otro que también me aburrió hasta límites insospechados: «La colmena», de Cela.

Stephanie: No me gusta esto de empezar el BookTag así de mal… Sin embargo, tengo muy claro qué libro poner en esta «categoría», y es que cada vez que se me menciona un libro que me costó (casi) la vida leer, por su lentitud y temática, que no me resultaba interesante, se me viene a la cabeza él, el único e inigualable: «El Testamento de Atlantia», de Jan Alan. No es ni por asomo un libro que considere malo, pero sencillamente era el libro menos indicado para mí. Con una longitud de 406 páginas, un ritmo caracterizado por la parsimonia y una trama cargada de historia (temática que más detesto), leerlo me dejó más K.O. que los dulces cantos de Jigglypuff.


Imagen de Ninetales, Pokemon perro con nueve largas colas de color amarillo claro, igual que el cuerpo, salvo las puntas de las colas, que son naranja suave.

Ninetales
El libro con la portada mas bonita

José A.: Una fácil. En este no tengo muchas dudas. En mi opinión «El Guerrero a la sombra del cerezo» (David B. Gil) tiene la portada más bonita de todos los que he leído. Ese campo, con el samurái con su kasa, el kimono y la katana, el monte Fuji detrás y el cerezo en la esquina derecha. Me declaro fan de quién creó la portada.

Stephanie: Siempre que hablamos de portadas bonitas, la literatura juvenil tiene todas las de ganar, y en mi caso no falla. Las portadas de la saga «La Selección», de Kiera Cass, todas y cada una de ellas, son absolutamente preciosas, y creo que las más bonitas dentro de mi biblioteca particular. ¿Con cuál de ellas me quedo? Creo que no puedo elegir entre «La Selección» (primero de la saga) y «La Elegida» (tercero). En este caso me decantaré por «La Elegida», por lo bonita que sale la modelo y lo espectacular que es el vestido y la portada en sí. Es sencillamente perfecta.


Imagen de Mew, Pokemon rosa de larga cola, ojos azules, cabeza más grande que tronco y manos pequeñas.

Mew
Tu libro mas exótico

José A.: Pues, por desgracia, creo que mis libros no soy muy raros. Voy a decantarme por la 1º edición de «Harry Potter y la piedra filosofal» (J.K. Rowling) que salió en España. Y también tengo una edición preciosa de «La isla del tesoro» (R. L. Stevenson), con cubiertas y marcapáginas de tela roja con los bordes de las hojas en dorado. Una preciosidad.

Stephanie: No tengo libros exóticos al uso. Sin embargo, como libro «especial» destacaría uno que compré en la feria del libro de Badajoz por 1€. ¿Cuál fue y por qué lo considero exótico? Fue «La Odisea», de Homero, el cual perteneció a una niña y está repleto de escritos y apuntes con explicaciones y aclaraciones del texto. Siempre me ha encantado la idea de escribir en los libros. Considero que se enriquece muchísimo el mismo (siempre y cuando las anotaciones sean para ampliar, esclarecer u opinar sobre la obra), y me encantó tener recogidos en ese libro, no solo el conocimiento y la huella de Homero, sino también los de esa niña.

Imagen de Onix, Pokemon gusano de piedra, de color gris, y cuyo cuerpo está compuesto de rocas más o menos redondas.

Ónix
Un libro duro de leer

José A: Me van a tachar de todo, pero reconozco que me costó la vida terminar «La Comunidad del Anillo» (J.R.R. Tolkien). Demasiados nombres, demasiados detalles y demasiado lento en mi opinión. Eso de necesitar casi dos páginas enteras para describir una zona concreta me sacaba completamente de la lectura. No dudo de la calidad de los escritos de Tolkien, pero fue demasiado para mí. Aunque quizás debería darle una oportunidad a «El Hobbit».

Stephanie: Mi mayor desafío en cuanto a lectura, a día de hoy, ha sido «En las Montañas de la Locura», de H. P. Lovecraft, un libro que me fascinó, me hizo amar y admirar aún más Lovecraft y que se ha convertido en uno de mis libros favoritos. Su ritmo lento, descripciones densas y lenguaje técnico me supusieron un auténtico reto, sin embargo la magistral calidad de la escritura, el misterio e intriga que envolvían la obra y, sobretodo, el terrorífico y frenético final del libro, me obligaron a permanecer pegada al mismo durante días hasta que lo acabé y lo amé de una forma muy especial.

Imagen de Eevee, Pokemon perro de color marrón, con una collar de pelos blancos tipo golilla pero sin pliegues.

Eevee
Un libro que evolucionó de muchas formas

José A.: Totalmente de acuerdo con Irene de Los Libros del Desván. «El mundo de Sofía» empezó como una lectura obligada de Filosofía de 1º de Bachillerato. A medida que leía el libro me gustaba más y más, mientras que mis compañeros lo odiaban o directamente ni lo leyeron. Es un libro que recomiendo a cualquiera que tenga el más mínimo interés en la Filosofía; se aprende más con él que con los libros de texto.

Stephanie: Vuelvo a repetir el libro anterior: «En las Montañas de la Locura», de H. P. Lovecraft. Es un libro que comienza muy, muy lento, y va desarrollándose poco a poco, aumentando en tensión e intriga conforme van pasando las páginas, para finalmente desembocar en un final colosal. No sólo el ritmo y la trama van creciendo sin parar, también lo hace el terror y la sensación de agobio y angustia.

Imagen de Charmander, Pokemon que se asemeja a una lagartija de color naranja, ojos azules y una llama al final de su cola.

Charmander
Un libro que a pesar de todas las adversidades mantuvo encendida la llama para leerlo

José A: En mi caso para leer de nuevo, pero... ¡clarísimo! «El rey de Katoren» (Jan Terlouw). ¡13 años necesité para encontrarlo! Es un libro infantil de SM, serie Roja (12 años), pero que yo leí con menos edad de la recomendada. Fue mi primer contacto con la fantasía. Me pasé años buscándolo por todos lados; no existía. Y resulta que el año pasado, paseando por la Feria del Libro de Ocasión de Badajoz vi una portada que activó mi mente ¡Allí estaba mi libro después de tanto tiempo! ¡El rey de Katoren! ¡La misma edición! Pero no todo podía ser tan bonito...ya que estaba en valenciano. Pero tal era mi ilusión que incluso lo reservé para comprarlo, pero al final pude hacerme de él en español gracias a una mujer de Navarra por Wallapop. Lo malo es que no es mi edición, pero bueno... ¡ya la encontraré!

Stephanie: En este caso diré que «It», de Stephen King. Me enamoré de la historia cuando de niña vi las películas basadas en el libro, así que cuando descubrí que mi tío lo tenía, no dudé en pedírselo. A pesar de que por aquel entonces yo no solía leer demasiado y que el libro es muy, muy largo, lo devoré en cuestión de una semana, convirtiéndose en otro de mis favoritos (quizás el favorito indiscutible, aunque eso depende del día). Como, evidentemente, tuve que devolver el ejemplar, a día de hoy sigo sin poseer este maravilloso libro, y llevo desde entonces queriendo hacerme con él y volver a leerlo. A pesar de que no es difícil de conseguir, por unas cosas u otras aún no me he decidido a adquirirlo, pero espero hacerlo pronto.
Imagen de Abra, Pokemon que parece un alien, con una especie de hombreras y coraza grises, cola larga y de color amarillo sucio.

Abra
Un libro que te hipnotizo

José A.: Pues este también es bastante fácil para mí: «El guerrero a la sombra del cerezo». Cuando lees un libro de 700 páginas en un móvil de 3,5", te vas a la biblioteca para estudiar pero en cambio sigues leyendo durante horas, y se te pasa la parada del bus por avanzar en la historia es que algo tiene que no se puede explicar con palabras.

Stephanie: Un libro que me hipnotizó, porque es uno de los más especiales de mi vida y tengo la necesidad de releerlo cada cierto tiempo, es «Sacrificio», de Sharon Bolton. Compré el libro hace muchos años, cuando no solía leer mucho, por pura intuición, porque pensé que tenía algo especial, y vaya si lo tenía. Posee una de las historias más oscuras, perturbadoras e impactantes que he leído en mi vida. Creo que es el libro que más veces he leído (supongo que unas 7 u 8 veces), y no creo que deje de hacerlo nunca. Me ha acompañado de niña, mientras leía en mi balcón tumbada en una hamaca bajo el sol veraniego; de adolescente, cuando lo leía en la estación en las gélidas mañanas de invierno esperando el autobús; de adulta, en las noches y días de vacaciones... y cada vez que lo leo me gusta e impacta más. Definitivamente, me tiene hipnotizada.

Imagen de Pichaku, Pokemon amarillo, con cola en forma de rayo, punta de orejas negras y mejillas sonrosadas.


Pikachu
Un libro que nunca te abandona

José A.: La peor pregunta con diferencia. ¿Qué libro no me abandona? Pues, desde el punto de vista literal, voy a volver a decir «El guerrero a la sombra del cerezo», más que nada porque lo tengo siempre en el móvil. Pero desde el punto de vista de que nunca se va de mi mente, tanto el anterior como «Intemperie» (Jesús Carrasco). Ambos son libros que no me canso de recomendar. 
Si tengo que elegir un libro que me ha marcado en mi día a día, voy a decantarme por dos de corte parecido: «El Arte de la Guerra» (Sun Tzu) y «Hagakure. El camino del samurái» (Yamamoto Tsunetomo). Del primero se sacan unas enseñanzas más para la vida actual: cómo superar las adversidades, cómo ser mejor que otro, cómo enfrentarte a problemas, cómo «destrozar» a tus enemigos... En cambio, del segundo te ayuda a seguir un camino más recto, más «honorable»; para apaciguar mente y espíritu.

Stephanie: No suelo ir con él a todos lados, pero sin duda, es el libro que siempre me apetece meter en el bolso si sé que voy a tener un rato para aburrirme: «La Melancólica Muerte de Chico Ostra y Otras Historias», de Tim Burton. Es un librito de poesías, corto y con ilustraciones, lo que lo hace perfecto para pasar un ratito agradable cuando no tienes mucho tiempo. Además, nunca me abandona porque es uno de mis libros favoritos (en este Tag los estoy sacando casi todos) y significa mucho para mí, por la cantidad de recuerdos bonitos que me trae a la mente y por lo muchísimo que me gusta.

Imagen de Squirtle, Pokemon tortuga con cola de ardilla, color azul y caparazón marrón por arriba y amarillento por la barriga.


Squirtle
Un libro que te hizo llorar

José A.: Libro que me hizo llorar... Pregunta difícil ya que no soy de lágrima fácil. Aunque sí es cierto que hubo una escena de un libro concreto con la que sí lloré: una escena de «Ronin» (Francisco Narla) me llegó completamente al alma.

Stephanie: Siempre que hablemos de llorar y libros, se me vendrá a la cabeza el mismo libro: «La Alargada Sombra del Amor», de Mathias Malzieu. Un libro que ha batido todos los récords en mi vida al hacerme llorar como un bebé y encogerme el corazón hasta el dolor más horrible con tan sólo leer las dos primeras páginas. No creo que exista nada más doloroso en el mundo que la muerte de un ser amado, y en este libro Malzieu describe con tantísima belleza y a la vez tristeza el sufrimiento tras la pérdida de una madre que sencillamente me hizo romperme en pedazos. Creo que este libro es, junto a El Principito, lo más bello que he leído nunca. Otro de mis indiscutibles favoritos...

Imagen de Charizard, Pokemon con forma de dragón europeo, color naranaja, alas verdes, y en la punta de la cola una llama.

Charizard
Un libro que te hizo enfadar que querías quemarlo

José A.: Bastante difícil esta. Pero creo que sé cual. En este caso no fue por malo o bueno o si lo escrito era deleznable sino por cómo me dejó. «La Puerta de Ptolomeo» (Jonathan Stroud), el fin de una de mis trilogías favoritas, La Trilogía de Bartimeo. Me hizo sufrir mucho con cómo terminó la serie: me sentí anonadado, me cabreé, me cagué en todo, me entró pena, me obsesioné... No ha habido un libro que haya intentando odiarlo con tanto fervor como ese.

Stephanie: Este libro me hizo enfadar un poco, más que nada porque es un thriller (mi segundo género literario favorito) y tenía altas espectativas en él y sin embargo cuando me puse manos a la otra con él me decepcionó mucho. Hablo de «Después del Bosque», de Kim Savage. No lo quemaría porque tiene una portada preciosa y fue cedido por cortesía de la editorial, pero no guardo buen recuerdo de él y es el que mejor encaja en esta «categoría».

Imagen de Pidgey, Pokemon pájaro parecido a un gorrión, de color marrón, barriga y punta de alas blanco amarillento, y zona negra debajo de los ojos.

Pidgey
Un lugar de un libro al que deseas volar

José A.: Cualquiera que conozca mínimamente mis gustos sabe que mi lugar soñado es Azeroth. Por todo: por las razas, por como se organizan las facciones, por la historia del mundo... Tengo claro que sería un chamán en una montaña de Mulgore, con sus praderas, sus bosques y sus colinas... Pero si hay que elegir un lugar concreto de los libros, voy a decantarme por el monasterio Shandopan, en Pandaria, en el que Vol'jin curó sus heridas.

Stephanie: Hay muchos mundos a los que me encantaría volar, pero de entre todos ellos me quedo con el que considero el más mágico, fascinante e inigualable de todos: el País de las Maravillas, de «Alicia en el País de las Maravillas», de Lewis Carroll. No miento si digo que he soñado muchas veces con ser Alicia y vivir todas sus aventuras, además de que creo que yo sin duda que podría encajar bien entre todos los lunáticos de este peculiar mundo (aunque no sé cómo se tomarían el Sombrerero y la Liebre que tome café en vez de té...).

Imagen de Mewtwo, Pokemon humanoide parecido a un alien, de color gris, con barriga y cola violeta.

Mewtwo
Un libro que no comprarías de nuevo

José A.: Difícil. Muy difícil. Soy una persona a la que le encanta acumular libros; eso de ver como crece mi estantería es algo que me alegra el alma. Soy muy dado, igual que Stephanie, a dar una vuelta por el Carrefour buscando libros a 3 €. Pero si acotamos la elección a un libro que iba buscando y que luego salió «rana» tengo que decir que estoy seguro casi al 100 % de que aún no he tenido ese dudoso honor. Siempre he tenido buen ojo para los libros.

Stephanie: Un libro que estuve mucho tiempo deseando leer y que finalmente, no sólo no terminé, sino que me arrepentí de haber comprado, fue «La Ladrona de Libros», de Markus Zusak. Un libro que no era para mí en absoluto, cuya historia está ambientada en una de las épocas que más detesto, y que por desgracia, las casi 300 páginas que leí no consiguieron llegarme al alma como sí lo hicieron a miles de personas que han disfrutado del libro. Una pena.

Imagen de Psyduck, Pokemon con forma de pato amarillo y las manos siempre en la cabeza.


Psyduck
Un libro que dejó confundido y desesperado en busca de respuestas

José A.: Este también lo tengo bastante claro.  De nuevo «La Puerta de Ptolomeo». Después de todo lo que pasa en la serie y acabar como acabó me dejó en un estado de «shock literario» que me duró muchos años. Me leía todos los foros, lo que decía el autor, incluso le mandé un correo... Cuando me enteré de los nuevos libros de Bartimeo creí que por fin encontraría la respuesta, pero eran todos libros precuela. A día de hoy sigo esperando que me expliquen el final.

Stephanie: No es que me dejase confusa, pero sí me provocó una especie de vacío en mi interior leer «1984», de George Orwell. Fue un libro que me abrió una puerta en la mente que desconocía que existiera, y me hizo sentir miedo de mi propio mundo y miedo ante lo predictivo y aberrante que es el libro en sí. También podría nombrar «La Metamorfosis», de Franz Kafka. Para este último sí me habrían venido bien una serie de respuestas, porque me dejó bastante confusa, y aún lo estoy...

Imagen de Magikarp, Pokemon pez rojo con aleta superior e inferior y bigotes amarillos.

Magikarp
Un libro inútil

José A.: Si bien creo que todo libro tiene su utilidad, a mí eso de que un futbolista saque un libro contando su vida... Pues como que no. Y menos aún si ni siquiera se ha retirado. Cuando era más pequeño, mi hermano y yo seguíamos mucho más al Real Madrid, y como a mi madre le gustaba mucho Casillas, nos regaló el libro suyo. Lo que pasa que con los años me he dado cuenta que no tiene sentido. Como libro de lectura es bastante inútil, ya que tiene muchas fotografías (y muy buenas, todo hay que decirlo) pero no está mal para recordar. Lo que pasa que llega hasta el Mundial de 2010, por lo cual... Vamos, realmente poco útil.

Stephanie: No me gusta la idea de catalogar a un libro como inútil. Más bien, podría mencionar un libro que no me gustó y que no me aportó nada, como pueden ser el ya mencionado «El Testamento de Atlantia», de Jan Alan, o «La Sombre de Amsterville», de Jean Hathaway, libros de los cuales no tengo buen recuerdo pero que sin embargo no considero malos ni muchísimo menos y creo que pueden gustar mucho a otras personas.



Y hasta aquí el booktag. La verdad que algunas de las opciones han sido muy complicadas de elegir. Ojalá os guste y os entretenga tanto como a nosotros al hacerlo.

¿Cuáles habéis leído? ¿Con cuáles estáis de acuerdo con nosotros? ¡Esperamos vuestras respuestas!



3 comentarios:

  1. Me ha encantado leer vuestras respuestas para el TAG! No he leído muchos de los libros que mencionáis, pero se me han quitado las ganas de leer 20 mil leguas de viaje submarino. 1984 me dejó también confundida y con un sentimiento muy extraño. La edición de La isla del tesoro es muy bonita, no sé si prefiero esos libros con sobrecubierta o sin ella.
    Alicia en el País de las Maravillas me gusta también, pero justo acabo de leer la correspondencia de Lewis Carroll con Alice Liddel y otras niñas pidiéndole que le dejen fotografiarlas desnudas y cosas así y es muy perturbador todo, la verdad es que me ha hecho ver al autor de una manera muy diferente.
    Muy buen post! Me ha parecido muy divertido de leer!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu comentario, Irene.
      A mí también me resulta perturbador el tema de Lewis Carroll, pero intento no hacer mucho caso a estas cosas. Por ejemplo, de Lovecraft también se dice que era muy racista y demás. Pero yo prefiero ver a los autores como eso, simplemente autores, haciendo caso omiso de sus vidas privadas, y limitarme a disfrutar de "su arte", jaja.
      De nuevo gracias por participar, y un besote ^_^

      Eliminar
    2. Muchas gracias por tus palabras :D ¡Dale una oportunidad a 20 mil leguas de viaje submarino! Quizás a ti te guste :D
      Me alegra mucho que te hayas entretenido leyéndolo.
      ¡Un beso!

      Eliminar