lunes, 20 de junio de 2016

Reseña #207. El océano de la memoria, de Paloma San Basilio

Portada novela El Océano de la Memoria de Paloma San Basilio, con una muchacha pelirroja en un parque mirando al mar.

El océano de la memoria


Editorial: Suma
Páginas: 608
Encuadernación: Tapa dura
ISBN: 9788483658888
Precio: 19,99 €

Sinopsis

Cádiz, 1936. No sin muchas dificultades llega al mundo Alba, la primogénita de una de las familias bodegueras con más solera de Cádiz, los Monasterio-Livingston. Una niña que destaca por su belleza y por el color de su pelo rojo fuego. Alba será testigo de los acontecimientos y las circunstancias difíciles que afectarán a su familia, a su madre, Alba Livingston Belacua, y a sus siete hermanos, Custo, Rocío, Lluvia y Mario, Santiago, Luna y Carlos, y asistirá perpleja a los caprichos que el destino les tiene reservados -Rocío se casará y se mudará a México, la tierra de su marido, con la intención de formar un hogar; Mario decidirá trasladarse a Colombia con su amigo Miguel para ejercer la medicina y allí descubrirá junto a él nuevas formas de amar, aunque también será golpeado por el terrorismo; o Luna, un ser especial que parece estar hecho de mar- mientras lucha por defender un amor al que se ha visto obligada y que permanece inalterable al paso de los años.

Paloma San Basilio construye una novela llena de reminiscencias, que es Cádiz, pero también México y Colombia. La historia de unos individuos que tratan de cumplir sus sueños y deseos en contra de los convencionalismos de una época llena de tabúes, de vacíos, de sombras... Una lucha en contra de un destino que parece escrito.


Una novela deliciosa, bien documentada, que describe la vida de unos seres que intentan ser felices en medio de un tiempo convulso, en una España herida de posguerra.

Reseña

La historia de una familia a lo largo de la memoria de una de sus componentes.

Antes de nada quiero pedir perdón, tanto por el retraso de esta reseña como por el «abandono» del blog. Este último año está siendo de todo menos relajado y estoy a punto de acabar los exámenes. Con este libro he tenido un problema. Es la primera vez que, debido a mi saturación y a lo que explicaré más tarde, no he sido capaz de leer más de seis páginas consecutivas al día. Y claro, ha hecho que haya tardado tanto. Pero bueno, vayamos a lo importante.

He visto reseñas en las que dicen que es una novela histórica. Voy a discrepar por una simple razón. Aquí no se utiliza el contexto socio-económico y político para que el lector aprenda sobre la época que vivían, sino que se usa para enfatizar que los años pasan y poner un poco «en situación» al lector, ya que los cuenta como hitos. No es lo mismo decir: «han pasado 40 años» a «en este tiempo se ha visto la llegada al poder de Franco, toda la postguerra, el creciente ímpetu de los jóvenes, el puente de Cadiz, los Beatles, la muerte de Franco, el nombramiento de un nuevo monarca...». Simplemente remarca el cambio de una sociedad mediante hechos históricos. 

La narradora de la novela es Alba Monasterio-Livingston, quien en forma de diario o memorias cuanta todo la historia de su familia, prácticamente desde los inicios con sus bisabuelos (de los cuales se va conociendo a lo largo de la narración) hasta la «actualidad» del personaje. Si bien está escrita en primera persona, no presenta una narración constante, ya que en las partes que ella participa hará partícipe al lector de sus pensamientos, de sus ilusiones e inquietudes, pero en las partes que narra gracias a los conocimientos de los demás (generalmente cartas), se convierte en un narrador en tercera persona que solo vuelve a la primera cuando aparece en escena ella, lo que suele ocurrir cuando la escena está en Cádiz.
Además, de vez en cuando, aparece alguna carta escrita literalmente o páginas de diario.

Honestamente, nunca pensé que este libro pudiese encantarme (gustarme sí, pero no encantarme). Reconozco que no me agrada que ahora cualquier «famoso» saque libro y automáticamente tenga el apoyo de una editorial grande simplemente por la repercusión mediática, y con este libro tenía esa sensación. También es cierto que desconocía que Paloma San Basilio había sacado otra novela. Decidí leerlo sin prejuicios, sin esperarme nada, y me he encontrado un libro trabajado y muy bien documentado, con un estilo narrativo sencillo, bonito y elegante, que intenta atrapar al lector en sus páginas a través del uso de lenguaje conocido y unos personajes que llegan al alma. Vamos, que alegremente me he tragado mi propio pensamiento, y eso me alegra muchísimo.

Para mí, y esto es totalmente mi opinión personal, lo mejor de la novela han sido los personajes. Una vez cerrado el libro se me quedó un hondo sentimiento de pena, ya que durante 608 páginas se sigue la vida de una familia, de unos personajes tan magistralmente trabajados que parecen reales, con sus defectos, virtudes, evolución para bien o para mal, por lo que es imposible no ponerse de parte de uno o de otro, de sentir alegría, dolor, pena o rabia. Podría centrarme en ellos pero es mejor que el lector los descubra.

Estructuralmente el libro se compone de cuatro partes, cada una con su propio ritmo, que se incrementa con el paso de las páginas (sobre todo en la última parte), por lo que voy a hacer algo distinto a lo habitual: una minireseña de cada una.

Atardeceres con un hombre en la sombra abatido.

«Yo era incapaz de reprocharle nada. Sabía muy bien como duele un amor imposible. En el fondo de mí, le compadecía. Lo peor que puedes hacer es perseguir lo inalcanzable. Esa obsesión vedada solo puede dejar un gran peso en tu alma y la frustración de un tiempo inútilmente perdido, que podría haber sido maravilloso.»


  • Primera parte 
Narra desde el nacimiento de Alba hasta que tiene más o menos 10 años (1936 - 1946). Es una parte sumamente descriptiva, la que más de hecho. Describe de forma muy elaborada todos los elementos de los edificios con los que los protagonistas tuvieron contacto, así como la mentalidad de la época respecto a todo. Si bien Alba es la «protagonista», aparecen bastantes personajes, con una gran importancia de los padres de la narradora. 
En esta parte se puede comprobar el daño que hizo la Guerra Civil en España y las dos Guerras Mundiales a través de los ojos de una persona inocente.
Principalmente la acción ocurre en Cádiz, en la casa de la Plaza Mina, y en Inglaterra.

Esta parte ha sido la causante de mi lentitud. Si bien en este tipo de novelas el exceso de detalles es normal (la falta de acción se suple a la perfección con un entorno magistralmente descrito, vease El valle del asombro), es algo con lo que sufro mucho, y más cuando mi cabeza estaba saturada de información por los exámenes. Ayer leí más de 100 páginas, mientras que necesité más de dos semanas para salir de la primera parte.

  • Segunda parte
Alba ya tiene 18 años. Ha dejado atrás su inocente infancia para ser una señorita con el espíritu rebelde e indomable que se podría prever gracias a la primera parte. 
Abundan los sentimientos de los personajes, creándose la mejor historia de amor de todas las que he leído para mi gusto. Sin tonterías y sin necesidad de recurrir al sexo explícito Paloma San Basilio ha creado un romance que me ha encantado, y eso es noticia, ya que no me gustan nada.

Entra en juego otro país, México, por lo cual vuelven las descripciones, pero ni punto de comparación como en la primera parte. En la parte mexicana, Alba pasa a narrar las aventuras de un familiar en las tierras americanas, sus andanzas y desventuras. 

La novela empieza a perder su envoltorio alegre, que se lo dan los niños de la plaza Mina, para ir oscureciéndose con los reveses de la vida y la aparición de secretos.

  • Tercera parte
Ahora Alba tiene 26 años. Un salto en el tiempo que se pone de manifiesto con la citación de algunos hitos en la historia española y mundial. Termina con Alba entrando en la treintena.
Se caracteriza por la lucha diaria en México, donde la narración en dicho país ocupa gran parte de sus páginas, y el devenir de la familia Monasterio-Livingston. Las descripciones se reducen al mínimo y vuelven las reflexiones de su narradora.
Los sentimientos no son tan puros como en la 2ª parte, sino que son mucho más negros, predominando el odio y la venganza, saliendo a la luz más secretos. muchos de los cuales pondrán patas arriba a una de las familias de más nombre de Cádiz.

Los hermanos empiezan a tomar protagonismo en la historia y cada uno tendrá su hueco, que será mayor o menor en función de lo grande que sea.

  • Cuarta parte
Continua donde se dejó anteriormente. Un nuevo país entra a escena, Colombia. En esta parte los años pasan mucho más rápido, pudiendo haber saltos de varios años entre situación y situación, por lo que aconsejo mucha atención.
Una parte en la que sale a la luz todo, llena de contrastes, de felicidad y tristeza. Es una montaña rusa de emociones. Aquí es donde se observa cuán mezquino puede ser el hombre para garantizar su felicidad, pero a la vez cuán generoso y bueno puede ser por los demás.
Quizás sea la parte donde hay más giros de argumentos, donde ocurren cosas que en ninguna aparecen, situaciones posiblemente más acordes a lo que estamos acostumbrados a la realidad.
Pocas descripciones pero muchas reflexiones. Termina de una manera que me ha parecido la más acertada para la historia, quedándome con muy buen sabor de boca.
Cómo último apunte, el título me ha parecido el mejor de todos los posible.


De toda la narración tengo una queja. No me ha gustado el recurso de intentar mantener la atención al lector dando pistas  (algunas de una forma muy cantosa) de lo que pasará en el futuro, y no dejando que lo suponga. Ahí ha faltado sutileza, para mi gusto. 
Otra pega, pero tampoco importante, es que algunos diálogos flojeaban, estaban vacíos y no aportaban nada, pero, por otra parte, es la historia de una familia, con infinidad de personajes totalmente humanos. Por tanto ¿quién no conoce a alguien que no puede dejar de hablar y las conversaciones no aportan nada? No todo puede ser diálogos magistrales.

Como conclusión, la recomiendo a los amantes de la narrativa contemporánea, a aquellas personas que disfruten con una buena historia aunque no haya espadas ni pistolas de por medio, o quienes quieran leer algo con unos personajes inventados tan reales que parecen tangibles.


4 comentarios:

  1. La verdad es que no me llama la atención, así que no creo que me anime a darle una oportunidad :D
    ¡Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es como todo :D ¡Ya habrá otras reseñas que te llamen la atención!

      ¡Gracias por comentar! ¡Un beso!

      Eliminar
  2. Holaa,
    La verdad es que me han entrado ganas de leerla con tu reseña. Tiene muy buena pinta eso de las cuatro partes y tal. Seguramente le dé una oportunidad, gracias :D
    Me quedo por aquí, me encanta el blog!
    Te invito a pasarte por el mío dando click aquí ;).
    Un beso<3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias por tus palabras! Me he pasado por tu blog, y también me quedo. Me ha gustado =p

      Este libro fue algo raro, ya digo que se aleja totalmente de lo que leo. Si bien es cierto que sufrí al inicio, luego es genial por los personajes =D
      ¡Si lo lees ya me contarás que tal =D!

      ¡Un beso!

      Eliminar