sábado, 6 de febrero de 2016

Serie #1: El Fin de la Quinta Época, de J.C. Surt

«El Fin de la Quinta Época» es una trilogía de fantasía juvenil épica, donde la magia y las espadas, sobre todo las espadas, están al orden del día. Narran las aventuras del protagonista, que quiere ser un héroe, y sus amigos para intentar acabar con la amenaza de los muertos-caminantes; además, por otra parte está la historia de un guerrero de una raza ya olvidada que persigue el mismo fin, pero a través de un camino diferente. No voy a explicar cada libro, sino que voy a hacer un recorrido global de toda la serie.

Novela El amuleto de Sagran de JC SurtNovela Tiempo de oscuridad de JC SurtNovela El ultimo hechicero de JC Surt

Ordenadas de izquierda a derecha, 1.El amuleto de Sagran, 2.Tiempo de oscuridad y 3.El último hechicero
Haciendo clic en cada imagen podéis acceder a las reseñas de cada tomo.
Hasta abril, los derechos de la primera parte los tiene Bohodon ediciones, por eso la portada es distinta.

En el tema de la acción se sigue una línea ascendente. En el primer libro la acción se focaliza en determinadas situaciones, mientras que en el segundo es abundante y en el tercero lo raro es que no haya. Recordemos que es una historia que lleva al fin de la Quinta Época, por lo cual, para bien o para mal, la guerra es inevitable. En este aspecto me recuerda a El Señor de los Anillos, ya que comparando las tres películas, la última es prácticamente acción mientras que la primera es más sosegada.
Y también es obvio que a medida que la acción se hace más frecuente, ocurren dos cosas: las descripciones de los escenarios empiezan a ser menores, ya sea porque la acción ocurren «mucho tiempo» en un mismo punto o porque el terreno no es influyente para la historia, y que las sorpresas empiezan a aumentar, pudiéndose intuir algunas si se está atento, pero otras no. Por cierto, estar atentos al final.
Lo que sí está muy bien descrito -y quizás con exceso dependiendo de a quién se le de el libro- es el tema de las peleas, lo que puede llamar la atención al joven lector debido a que es algo que se está viendo mucho, a la vez que le da un toque de realismo a la historia.

Es curioso lo que ocurre con el tema sentimental. En el primero se crea un esbozo de lo que puede pasar en el futuro en el tema amoroso, pero en vez de ser predominantes los sentimientos del protagonista, empiezan a ganar protagonismo las escenas sentimentales, pero no las románticas -que alguna hay-, sino otro tipo de sentimientos: camadería, amistad, amor paternofilial... Es muy curioso. En esta serie es muy buena para quien busque acción y sentimientos, pero no «pasteleo».

Es una serie que le da mucha importancia a los valores del valor y el compañerismo, ocurriendo muchísimas situaciones debido a lo segundo. También tiene una nota de crítica con las acciones del hombre, tanto contra el propio hombre como contra la naturaleza, que son fácilmente observables a lo largo de la narración. La igualdad entre las distintas especies por las que abogan determinados personajes es una muy buena lección de moralidad.

Personalmente, lo que más me ha gustado de toda la serie han sido sus personajes. Sus protagonistas saben qué quieren y cómo deben conseguirlo, aunque gracias a los altibajos que sufren a lo largo de la narración pueden evolucionar tanto a mejor como a peor; esto hace que los personajes estén humanizados, con todo lo que ello conlleva. Son personajes bastante expresivos y generalmente muy dinámicos, aunque es obvio que unos cambian más que otros.

Quizás, el «pero» que le pongo es sobre todo  a la hora de abrir o cerrar determinadas situaciones. En las últimas 50 páginas de la tercera parte se pasa de una acción ágil a quizás demasiado rápida, con un final en el que hay que estar atento si se le quiere sacar jugo. También creo que determinadas partes deberían haberse desarrollado un poco más, no dejando tantos cabos sueltos como ocurre con el primero y en algunas partes del segundo, refiriéndome en este caso a la parte mágica.

Estas novelas siguen la dirección lógica de todo autor novel; a medida que pasa horas escribiendo mejora su forma de escribir y, por ende, también mejoran sus libros. Desde el primero al último se nota una clara mejoría, sobre todo a la hora de mantener al lector atrapado. Aunque esto no significa que el primero haya sido un desastre; ni muchísimo menos.
La forma de escribir, aunque mejorada, sigue sin tener florituras y enredos que dificultan su lectura. Está en el justo punto de que a alguien que no está acostumbrado a leer no le cueste terminarlo, pero que no sea simple para alguien acostumbrado. Esto en concreto se da mucho más en el tercero, como es obvio.

Como conclusión, una trilogía perfecta tanto para jóvenes lectores que no están acostumbrados a leer, tanto por su temática como por su escritura y su brevedad, como aquellos lectores que busquen unos libros sobre fantasía épica con personajes que saben lo que quieren.


2 comentarios:

  1. Pues no conocía esta trilogía y no tiene mala pinta. La tendré en cuenta para mi hija, a ver si le engancha.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!
      Pues si le gusta la fantasía y tal, creo que puede llamarle la atención :)

      Un beso!

      Eliminar