martes, 23 de febrero de 2016

Reseña #194. Dara & Nick, de Lauren Oliver


Portada del thriller Dara & Nick de Lauren Oliver

Dara & Nick


Editorial: B de Blok
Páginas: 352
Encuadernación: Rústica
ISBN: 978-84-16075-61-4
Precio: 15,00 €

Sinopsis

Dara y Nick solían ser inseparables, pero eso fue antes. Antes de que Dara besara a Parker, antes de que Parker dejara de ser el mejor amigo de Nick, antes de que un accidente desfigurase la cara de Dara. Las dos hermanas, que solían ser inseparables, ya no se hablan. En un instante Nick lo perdió todo, y ahora está decidida a invertir todo el verano en recuperarlo. Dara, sin embargo, tiene otros planes. Cuando desaparece, justamente el día de su cumpleaños, Nick piensa que se trata de una broma. Pero hay otra chica que también ha desaparecido ese mismo día, Madeleine Snow, de nueve años. Y cuanto más busca, más convencida está Nick de que ambas desapariciones están relacionadas. Una novela intensa y emocionante en la que Lauren Oliver, la autora superventas, crea un mundo repleto de intriga y sospechas en el que dos hermanas se buscan la una a la otra y se encuentran a sí mismas.

Reseña


Tenía muchísimas ganas de estrenarme con una autora tan valorada en la literatura juvenil como lo es Lauren Oliver. Elegí para ello este libro, Dara & Nick, y creo que ha sido una mala elección, ya que el listón ha quedado muy alto. Que gran estreno.

Deseosa estaba de comenzar a leer un thriller, uno de mis géneros favoritos aunque hipotéticamente no suelo leer muchos, y por otro lado también deseaba leer algo de esta autora, por lo que comencé el libro con muchísimas ganas. Lo comencé y terminé en poco más de 24 horas. Ya podéis imaginar que la reseña va a ser muy, muy positiva. No esperaba nada concreto del libro, por lo que era difícil sorprenderme, pero este magnífico thriller juvenil lo consiguió, y con creces.

Nos encontramos con dos hermanas: Nick, la mayor, una chica responsable, tímida, organizada; y Dara, la menor, la chica rebelde, irresponsable y problemática. Ambas están muy unidas hasta que un día, debido a un trágico accidente de coche, Dara resulta gravemente herida, quedando marcada con grandes cicatrices. Dara comienza a recluirse en su habitación, a rechazar al mundo, y sobre todo a rechazar a su hermana Nick, ya que ella era quien iba conduciendo el coche aquel día. Las hermanas pasarán de ser uña y carne a ser prácticamente desconocidas. Sin embargo, el día del cumpleaños de Dara, Nick decide que quiere recuperar a su hermana y su antigua felicidad junto a ella. Sin embargo, sus planes se verán truncados debido a que ese mismo día Dara desaparece. Nick comenzará la desesperada búsqueda de su hermana, que parece tener relación con la desaparición de otra niña, Madeleine Snow. Lo que descubrirá siguiendo las pistas cambiará su vida para siempre…

Solo se me ocurre una palabra para resumir esta novela: trepidante. Absolutamente trepidante. Su ritmo endiablado hace que no puedas dejar de leer en ningún momento, que te enganche desde la primera línea y te mantenga en vilo hasta la última. Personalmente, tuve que dejar de leer a las 4 de la mañana (por razones obvias), y dejar la historia sobre la página 290. Me sorprendí entonces con insomnio, siendo incapaz de desconectar de la historia, dándole vueltas a todo lo que se acontecía en ella, ansiosa por saber más. Cuánto tiempo hacía que no me pasaba esto… y cómo lo echaba de menos.
Chica con sudadera gris sentada en la paya, delante del mar

«A veces el día y la noche se invierten. A veces lo que está arriba baja y lo que está abajo sube. A veces el amor se vuelve odio y las cosas con las que contabas desaparecen bajo tus pies y te dejan pedaleando en el aire. A veces las personas dejan de quererte. Y esa es la clase de oscuridad que no tiene solución, sin importar cuántas lunas vuelvan a salir llenando el suelo con una pobre imitación de la luz.»

La historia abarca temas tan delicados como la droga, la delincuencia y la pornografía infantil. Ese toque tan oscuro es una de las cosas que más me han enchanchado del libro, ese aura tan delirante y perturbadora que envuelve la historia y hace que te sientas tan angustiado y asfixiado como los propios personajes.

Hablando de personajes, maravillosas las dos hermanas. Tan bien definidas, tan diferentes. Desgraciadamente, nunca he tenido hermanas, pero la autora consigue que empatices totalmente con las protagonistas y sientas en tus propias carnes ese amor incondicional, esa necesidad de proteger y darlo todo por tu hermana. Logras comprenderlas y quererlas a cada una tal y como son. Están tan bien perfiladas que parecen reales. Especialmente, llegué a coger mucho cariño a Nick, tan sencilla y natural, con ese fondo tan puro. Fue mi favorita desde el principio. 

La historia gira en torno a la complicada relación de las dos hermanas, sus vivencias pasadas, sus recuerdos; la desaparición de la pequeña Madeleine Snow, que parece una historia paralela pero finalmente se acaba enredando con la historia principal de las hermanas Warren; la desaparición de Dara; y un poquito de amor. El triángulo amoroso de las hermanas con Parker, amigo de la infancia de ambas, tiene cierto protagonismo pero no es ni por asomo el tema principal de la novela y eso me ha gustado mucho.

Pero me he dejado para el final lo que para mí ha sido, sin ninguna duda, lo mejor y más brillante de esta obra: el final. QUÉ FINAL (lo pongo en mayúsculas porque, creedme, lo merece). Un final absolutamente inesperado y sorprendente. Un final de dejarme con la mandíbula desencajada y los ojos como platos durante unos minutos, de obligarme a releer la última página que he leído porque no puedo creerme lo que he leído. Literalmente. Un final que yo sería incapaz de predecir, de esos que te dejan con el estómago revuelto y muy, muy perturbado. Un final con sabor a creepypasta.

Cómo he disfrutado este libro, de principio a fin (especialmente el fin). Todavía no lo había acabado y yo ya sabía que esta novela iba a ser especial, de esas que te marcan, de esas que tienes la necesidad de leer cada cierto tiempo, aunque no suelas releer libros. Sé que la volveré a leer algún día, puede que más de dos veces, y eso es raro en mí. Le doy un 10 porque no le puedo dar más. ¿Qué puedo decir? ¿Recomendable? Absolutamente, y mucho más. Le otorgo a Dara & Nick el honor de ser mi nuevo libro favorito de literatura juvenil.

Por ponerle alguna pega, tengo que reconocer que no me gusta el título. El título original, Vanishing Girls, lo hace parecer un libro mucho más atractivo. Los colores del lomo y la contraportada (violeta pastel y blanco) quedan ridículos y engañosos teniendo en cuenta que se trata de un thriller psicológico que aborda temas tan oscuros. A pesar de ello, la portada me parece bonita y que estéticamente no case con la temática del libro me parece un mal menor, aunque quería comentarlo.

Estoy deseando leer más obras tuyas, Lauren Oliver. Gracias por este gran estreno.

6 comentarios:

  1. Le tengo unas ganas enormes a este libro, ojalá pueda conseguirlo pronto porque encima Lauren Oliver me encanta como escribe.
    Un beso y me alegro de que te gustara.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te animo totalmente a que lo consigas. Ha sido mi mejor lectura de lo que va de año (aunque solo hayan pasado dos meses xD).
      Un beso y muchas gracias por comentar ^^

      Eliminar
  2. No termina de llamarme pero gracias por la reseña.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  3. Había visto esta novela y pensé que sería romántica, pero según cuentas parece el tipo de lectura que me gusta, así que me la apunto aunque se salga un poco de lo que suelo leer :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola otra vez Irene! (Te acabo de saludar en otro comentario ;))
      Muy cierto! Yo también creía que era un libro romántico cuando lo vi por primera vez. Esa portada y esos colores son muy engañosos jajaja. Pero no lo es, de hecho casi no tiene romance, la historia gira en torno a las hermanas. Te lo recomiendo 100%!!
      Muchas gracias por tus comentarios!! Un beso! :*

      Eliminar