sábado, 8 de agosto de 2015

#169. Relatos de un romántico depravado, de Pedro Gayá Salom

Editorial: Albores
Páginas: 106
Encuadernación: Tapa blanda
ISBN: 9788416332946
Precio: 13,00 € / 2,51 € en ebook

Sinopsis

A través de “Relatos de un romántico depravado” conoceremos un conjunto de historias irreverentes y políticamente incorrectas que incluyen grandes dosis de humor, erotismo y sexo explícito con el objetivo de entretener, divertir y excitar al lector.
Otro de los grandes objetivos del autor es conseguir implicar a los lectores en cada una de las historias del libro y, de esta forma, poder ser partícipes de una serie de aventuras tan surrealistas como cotidianas que no dejarán indiferente a nadie, siendo esta una excelente manera de salir de la rutina de nuestras vidas.
“Relatos de un romántico depravado” utiliza un lenguaje claro, sencillo y directo para facilitar la lectura y es que gracias a esta sencillez el lector únicamente tendrá una mayor facilidad para sumergirse en cada uno de los relatos.
¿Estás preparado para un viaje diferente, original y transgresor?

No recomendable para menores de 18 años

Reseña

Textual y literalmente “un conjunto de historias irreverentes, políticamente incorrectas y de dudosa credibilidad”.

Antes de nada tengo que avisar. Ya no solo es que se recomienda que la edad de lectura mínima sea 18 años –aunque todos sabemos que eso se salta-, sino que este conjunto de relatos tienen numerosas lecturas, desde aquella en la que uno se ríe mucho, hasta quien se sienta molesto por cómo se desarrollan las escenas o por topicazos. Aconsejo que quienes tengan cierta sensibilidad con los temas relacionados con el sexo (el gustar menos por ser gorda/o, el sexo porque sí, escenas de sexo totalmente explícito, la típica imagen de belleza ideal, cosas relacionadas más con la “higiene genital” y demás) que directamente no lean la reseña. Pero para lo que les atraiga este mundo, voy a parafrasear algo de una serie que se menciona: "Aquí hay tema, pero vamos".

Bien. Este es un libro muy raro de reseñar. Este va totalmente a gustos. No se puede comparar. Es o te hacen gracia las historias o directamente te quedas como si nada. Por mi parte reconozco que me he reído mucho. También reconozco que en más de una ocasión he pensado, mientras me reía, “Dios mío, como se ha pasado”. No sé, para mí ha sido una lectura amena, sencilla y relajada, sin tener que preocuparme por lo que el autor quería decirme. Aquí todo gira en torno al sexo y, en menor medida, a las drogas –mezclándolas con el sexo–. Mucho más no hay que intentar sacar.

Las historias, aunque tienen una credibilidad un tanto baja por el alto número de variables que tienen que darse, casi seguro que cualquier hombre tiene o ha tenido alguna fantasía con alguna de ellas: que si acostarse con el pibonazo del piso siendo el protagonista un “cuerpo escombro”, hacerlo con la mujer de tu jefe que es espectacular, ir a una fiesta y acabar con la belleza local… Y otras que seguramente han vivido y, quizás, hoy en día sean más habituales que las anteriores: conocer a alguien, acostarse y que no quiera nada más cuando uno sí quiere llegar más lejos, o tener que hacer “de tripas corazón” en Internet porque lleva muchísimo tiempo sin hacerlo con nadie…

Como ya dije, el lenguaje es sencillo y simple. Sin complicaciones. La narración está aderezada con símiles que, personalmente, me han encantado y es lo que ha hecho que avanzase en el libro. Cualquiera que me conozca sabe que no suelo leer nada que se acerque a la novela romántica / erótica, pero en esta ocasión hice una excepción. Soy una persona que no necesita mucho para reírse, pero hubo algunas frases con las que casi lloro de la risa. Quizás sean un poco “denigrantes” para alguien que se tome las cosas a pecho (o le afecten mucho estos temas), pero no por lo que es, sino por cómo están contadas dentro del contexto de la historia. Voy a poner un par de fragmentos para ilustrar esto:
  • Solo tuve que acabar de bajar el tanga y tenía delante el coño más jodidamente bonito de la Humanidad. Era perfecto. Rosadito cual chicle de fresa. Una correcta abertura de los labios vaginales, depilados sin que la zona pareciera un campo de minas chechenas (con esto me reí un buen rato) y además desprendía un olor similar a la nube de azúcar.
  • ¡Hasta su flujo sabía a gloria bendita! No como tantas otras veces que eso parecía una pila alcalina fundiéndose en la guantera de un Renault 21 en pleno agosto.
  • Tengo una extraña manía de relajarme al tocar los testículos de un perro. Supongo que es algo homosexual o zoofílico, pero son mis putas costumbres.
  • […] hasta que me di cuenta que estaba ante un prodigio. Fallaba en todas las “b” o “v” o donde había que poner “h” y no ponerla”. Eso ni queriendo se consigue.
  • Imaginad semejante “hermosura” tenía delante que mis amigos no reían, me observaban con pena. Mucha pena. ¡Con lo que yo había sido!

Pero no todas son así. Hay otras más de corte romántico, también con algunas frases que hacen sonreír, como por ejemplo "9181". Personalmente es la que más me gusta. Es a la que se le puede sacar un mensaje más claro, desde mi punto de vista.

Como son numerosos relatos no se puede decir que haya homogeneidad, aunque sí en cuanto al tipo de sexo que practica el protagonista. Por lo demás cada uno es su propio mundo, con el que puedes disfrutar, reír o, directamente, pasar de él. Pienso que este tipo de libros son buenos a la hora de desconectar, cuando se quiere leer algo que simplemente sea para que el tiempo pase. Como ya he dicho, yo me he entretenido con él, se me ha hecho ameno y me he reído. Para mí ha cumplido lo que promete.

Pienso que es un libro que o te ríes y lo disfrutas o lo desprecias. No hay término medio. Si alguien se aventura a su lectura me encantaría que nos dijese qué le parece, ya que creo que se puede montar un interesante debate.

6 comentarios:

  1. ¿Quieres debate? Pues anda que como me anime yo a opinar sobre este "libro" se va a liar parda... xD

    ResponderEliminar
  2. Estás en tu derecho de liarla todo lo que quieras, haha :)

    ResponderEliminar
  3. Se agradecen mucho las críticas constructivas. Firmado: El autor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias a ti por tomarte el tiempo de leerla.

      ¡Un saludo!

      Eliminar
  4. Uff que compromiso que te pille el autor... jejeje yo es que no me corto mucho con mis opiniones jejeje. Bueno, no me lo apunto por bruto, pero si doy con él, es muy probable que lo coja para leerlo. Yo acabo de reseñar Oasis jejeje. A mi los relatos me gustan en verano sobre todo jejeje.Pero este tiene pinta de como dices "o te gusta" "o no te gusta", creo que no me gustaría del todo. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!
      Es una lectura más, con la que yo me entretuve. Es para cogerla y leer din esperar nada :D
      A ver si me paso por tu blog y miro esa reseña :D

      Un beso!

      Eliminar