viernes, 10 de julio de 2015

#165. Tarzán de los Monos (Tarzán I), de Edgar Rice Burroughs

Serie: Tarzán
Editorial: FeedBooks
Páginas: 290
ISBN: -
Precio: gratis por FeedBooks en formato ePub. También puede ser comprada en dicho formato como parte de una colección de novelas del cine (2,49 €) en FeedBooks.

Sinopsis

"Tarzán de los monos” (Tarzan of the Apes) fue publicada por primera vez en la revista "All Story Magazine" en octubre de 1912 y editada como libro dos años más tarde. Es la primera novela acerca del mítico personaje de ficción, Tarzán. En ella se narra la historia de John Clayton, hijo de Lord Greystoke, y Alice Rutherford, una pareja de ingleses abandonados en la selva de la costa occidental del África Ecuatorial.

Versionado por vez primera para la gran pantalla en 1918, bajo la batuta de Scott Sidney, y considerada ésta como la más fiel adaptación de la novela de Burroughs, Tarzán es, sin embargo, mundialmente conocido, admirado y querido por la inmortal película de Van Dyke, de 1932, que constituye el más remoto recuerdo cinematográfico de no pocas generaciones.

El “hombre-mono” de Burroughs toma para siempre la figura del espectacular Weissmuller, elegido de entre más de 150 aspirantes al casting, en gran parte por ser el mejor nadador del mundo en los agitados años 20
(Sinopsis tomada de la novela de pago -2,49 €- de Tarzán de los Monos en FeedBooks)

Reseña

Reseña de un clásico en la literatura que es una leyenda en el cine.

Antes de nada quiero comentar una cosa. Según la ley estadounidense de derechos de autor, una obra de más de 75 años es de dominio público. Es más, cualquier obra escrita antes del 1 de enero de 1923 lo es, y esto se puede extrapolar a España, que el límite está entre los 70 y 80 años desde la fecha de publicación. Esta obra, la primera de una larga serie, fue escrita en 1912, por lo que ya es pública. Por eso Feedbooks es un sitio muy bueno para descargar ebooks de clásicos gratis –y legales-, ya que toman la novela, la maquetan (mejor o peor) y la venden a 0,00 €. Sí sería ilegal que alguna editorial tomara esta obra, la publicase bajo su sello, la vendiese y alguien piratease esa edición. Y con esta introducción paso a la obra.

¿Quién no ha visto u oído algo sobre la genial película de Disney “Tarzán”? Cualquiera que me conozca sabe que es mi película de animación favorita. Es por esto por lo que he querido leer esta obra desde hace mucho tiempo. Sabía que podía destrozarme un mito, pero había que arriesgarse. Cuando en esta reseña comparo libro con película, siempre uso la de Disney. Como dice la sinopsis, hay recreaciones fidedignas.

Bien, al principio no podía dejar de comparar novela y película; me era imposible. Con el transcurso de las páginas acabé acostumbrándome a las diferencias. Tarzán película es la versión light, light, light de la novela. Incluso hay un personaje, Clayton, que en la película es totalmente diferente al libro. Para poner en situación, que esto sí es similar, la familia de Tarzán (que en esos momentos no se llamaba así) llegó a una parte de la costa del Congo después de ser abandonados por la tripulación del barco en el que viajaba. Lord Greystoke, el padre del protagonista, intenta sobrevivir como puede y hacerle la estancia lo más confortable a su joven esposa y a su hijo recién nacido en la selva. Pronto empezarán las diferencias sustanciales con la película, como el animal que mató a sus padres, cómo llegó a las manos de Kala, la madre “adoptiva” del niño. Cabe mencionar que la tribu de Tarzán no son gorilas. Son manganis, una especie ficticia entre chimpancés y gorilas, más listos y menos fuertes que estos últimos (hasta tienen un idioma propio muy básico), pero muy agresivos, sobre todo los machos.

Tarzán crece en la selva llena de peligros que atentan contra su vida. El lector crece con el protagonista, viendo cómo evoluciona. Una parte importante, aunque creo que poco creíble, es cómo Tarzán aprende a escribir inglés de forma autodidacta. Es increíble, pero deben darse muchas cosas para que sea así. A diferencia de la tendencia actual, que aunque sea ficción y fantasía se intenta que los protagonistas sean humanos, en este caso es totalmente opuesto. La figura de Tarzán es casi la de un dios del bosque: el más atractivo, el más fuerte, el más ágil, el más rápido, el más listo… de todos los animales y de los hombres. Tan atractivo y tan fuerte que hasta los hombres de inicios de 1900 lo reconocen. El narrador lo cuenta ensalzándolo en todo momento; un narrador totalmente omnisciente, lo habitual en las novelas de estos años.

Durante su estancia en la selva hasta la aparición de los primeros blancos –el señor Porter y su hija, Jane, así como Clayton- Tarzán lidia con fieras y negros. Es curioso cómo se mitifican a los negros, que puede que sea verdad para las tribus negras conocidas, pero en esta época decir negro africano iba acompañado de la palabra caníbal. Por cierto, aparecen muchos Numa el león, Horta el jabalí, aunque mueran. No es el mismo animal; es la palabra que en mangani usan para esos animales.
Ya cuando entra en escena los nuevos personajes, la acción ocurre mucho más rápido. Tarzán evoluciona a pasos agigantados hacia ser un señor, y en esto tiene mucha culpa el señor D’Arnau. 



"El hombre que tenia ante sí era la personificación del ideal físico, de la fortaleza apolínea; sin embargo, 
no dependía de eso en su combate con el gran felino ya que, por muy poderosos que fueran sus músculos, 
no podían compararse con los de Numa. La supremacía de aquella perfección humana se debía a la 
agilidad, a la inteligencia… y al largo y afilado cuchillo que empuñaba."

Bueno, hablando un poco del argumento. Es, en esencia, lo mismo que la película, pero bastante más fuerte, con animales distintos, y situaciones algunas similares y otras no. Como ya he dicho, Tarzán es sumamente idealizado, adquiriendo la condición de Dios dada por los personajes. Es algo que me irritó un poco, pero como ya he dicho, es algo muy habitual de esta época. Así mismo, las descripciones de los escenarios están trabajadas, con detalles que siempre complementan y suman en la historia, pero tampoco la ahogan con información excesiva.

También el tema de los sentimientos es importante resaltar. La novela, aunque parezca mentira, en el global la veo más sentimental que la película de Disney, o al menos eso me lo parece. El inicio con la muerte de los padres y el ser criado por una gran mona, como dicho animal le quiere y le protege, el amor de Tarzán por Jane que le hará plantearse y hacer cosas que ni se imaginaba… Esto está muy ligado al final.
El final es muy chocante. Te esperas todo menos eso, o al menos se cumple en mi. Queda por supuesto para continuar la novela, y para mí fue un final muy infortunado pero perfecto para seguir la historia. 

En cuanto al estilo de la narración, no hay que olvidar que es una novela de corte juvenil por lo que no hay ni explicaciones rebuscadas ni palabras con muy poco uso. Esto no sé si es mérito del autor o de la edición, que haya pasado al español actual término antiguos. La verdad que esta última me resulta un poco inverosímil, pero tampoco puede ser descartada. Por el resto, permite seguir perfectamente la novela sin detenciones, leyéndola ávidamente el lector si le coge el gusto a la novela. Otra cosa buena es que no la veo pesada; no se eternizan las páginas mientras no ocurre nada. Esto permite seguir leyéndola aunque no llame en especial la atención.

Si algo no me ha gustado es lo rápido que termina. Desde que sale de su jungla hasta el final del libro hay pocas páginas en las que Tarzán evoluciona tanto en pensamiento como en conocimientos. Vuelvo a lo mismo, personalmente me resulta poco creíble esa exagerada evolución, a no ser que haya leído mal y el salto temporal sea más grande de lo que yo creo. Aun así no es algo que afecta a mi opinión global de la novela.

Quiero decir que esta obra posee una maquetación rara. A veces es buena, y otras un tanto confusa, con algunos diálogos que se desarrollan en un párrafo. También he visto errores tipográficos, no muchos pero algunos. Y siempre desde la legalidad de la adquisición de la obra, aquí llega el dilema: ¿pagar 2,49 € por una que posiblemente esté bien maquetada o aceptar esta gratis con esos fallos? Eso ya es cosa de cada lector.

A modo de conclusión, es una novela que hará las delicias, en mi opinión, de los que crecieron con Tarzán, películas y/o series, así como esta es una buena novela juvenil para los que estén empezando a leer o quieran algo que se escape a la literatura que impera hoy en día.


No hay comentarios:

Publicar un comentario