miércoles, 27 de mayo de 2015

#160. El rey de Katoren, de Jan Terlouw

Editorial: SM
Colección: Barco de Vapor Serie Roja (12 años)
Páginas: 208
Encuadernación: Tapa blanda
ISBN: 9788434812475
Precio: 6,00 €

Sinopsis

A la muerte del magnánimo y justo rey de Katoren, sus siete ministros se hacen cargo del gobierno del país. Al cabo de diecisiete años, Stach, nacido la noche de la muerte del monarca, se dirige a los ministros porque quiere ser el nuevo rey. El Consejo le impone como condición pasar siete pruebas difíciles de superar, que representan otros tantos cometidos fantásticos.




Reseña

Desde mi punto de vista, un libro perfecto para introducir a los nuevos lectores en el fantástico mundo de la fantasía.

Aunque esta reseña debería haber sido publicada el día 20 de mayo, mi cumpleaños, no ha podido ser hasta ahora cuando he tenido tiempo para hacerla y publicarla. ¿Por qué el 20 de mayo? ¿Qué mejor fecha que mi cumpleaños para el libro favorito de mi infancia? Que por cierto, he tardado 11 años en volver a verlo porque olvidé el nombre pero nunca su historia.

Es uno de los libros de la colección Barco de Vapor más avanzados, la serie roja, es decir, a partir de 12 años. Aunque como todo en esta vida esto también es relativo porque yo lo leí con 9 años. Mi profesora de colegio, al ver mi nivel de lectura (entré en el colegio con 5 años sabiendo leer perfectamente), me lo aconsejó. Creo que todavía no había tocado nada de literatura fantástica. Lo leí y me enamoré de él, saltando de este libro a obras como Harry Potter, Eragon y demás. Mi problema fue que confié en acordarme siempre del nombre y acabé olvidándolo. Y no fue hasta este año, 2015, en la feria del libro de ocasión de Badajoz cuando vi la portada con el que lo identificaba, pero en valenciano; tal fue mi emoción que estuve a punto de comprarlo. Pero bueno, me puse a buscar y vi que la gente lo vendía de segunda mano. Resulta que a pesar de ser una de las obras más famosas a nivel europeo, la edición de Barco de Vapor en España está descatalogada. Esta es la razón por la que nunca lo encontré en la web de SM.

Pero bueno, como el lector puede razonar, fue mi libro favorito en la infancia y he necesitado 11 años para encontrarlo, por lo que lo tenía muy idealizado. Y es por eso por lo que me enfrento a la reseña más difícil, porque puedo destrozar mi libro referencia.

Bien, con doscientas páginas ya es una novela más o menos formada. Evidentemente no puede ser compleja ni con personajes excesivamente reales debido a la poca dimensión, además de ser un libro para eso, para adolescentes primerizos. Lo que voy a hacer va a ser una reseña un tanto rara.

Si tengo que destacar algo de la historia es que es muy lineal, algo muy común en libros de Barco de Vapor. ¿Para qué confundirlos cuando lo que quieres es que empiecen a leer? Leerlo con mi edad es darte cuenta de que es muy plano, sabes qué va a pasar en todo momento, con un protagonista tipo héroe que es capaz de triunfar donde infinita gente ha fracasado, cosa bastante inverosímil, pero con la diferencia que este no usa la fuerza bruta, sino la mente.

¿Lo aconsejo? Por supuesto que sí. Une en un mismo libro todo lo que, de forma muy generalizada, gusta a un niño, y que de ahí pueda pasar a literatura fantástica más desarrollada. Ahora soy capaz de entender por qué me encantó.

El mundo en el que se ambienta es muy raro. Una mezcla de actual (en los años 1980) con mundos fantásticos. Algunas ciudades muy desarrolladas, otras apenas, existen trenes pero no coches, hay casas de madera, castillos, fuegos artificiales, magos, "chamanes", armas de fuego, altavoces, parques, y "coches" voladores. Algo muy curioso que puede llamar la atención.

Stach, el protagonista, quiere ser rey. Y para eso cumple las pruebas que le mandan los ministros. Ninguna la resuelve con la fuerza bruta, cosa que es muy buena para los niños. Todas han sido pensadas y reflexionadas. Stach es un chaval educado, sin contestaciones malas, pero que siempre gana. Los niños pueden identificarse con él, o ver que ellos también pueden conseguir cosas; que no solo los "chulos" ganan. Y también es alguien que sabe lo que quiere, y que pone límites a las cosas. Este tipo de libros es muy bueno a la hora de reforzar valores positivos. Mi madre lo sabía y en casa si no hay 20 ó 30 libros de Barco de Vapor no hay ninguno.

Y del argumento poco más que decir. Son siete pruebas y una bis, con situaciones tan dispares como cuervos chillones, catedrales que se mueven, dragones, enfermedades de narices gigantes... en las cuales conocerá a personas importantes para él y para la historia. Quizás las pruebas más útiles y ricas en valores para un niño desde mi punto de vista sean la del mago (en la cual se pueden sacar cosas tan interesantes como el sacrificio personal por el bien de los demás) y la última. La del dragón muestra un ingenio muy grande, y la de la nariz también, pero en menor medida.

Puede ser novedoso para el niño es que este libro tiene la letra pequeña y junta, como serán en general los libros de "mayores". Escrito de forma clara y bastante simple, tiene algunas palabras "raras" que harán que tenga que usar el diccionario o preguntar a los padres. Las descripciones no son abundantes, así como el carácter de los personajes: si un protagonista empieza arisco, termina arisco; no hay evolución hasta el final. Solo Stach parece tener un poco de evolución, pero simplemente hacia sus convicciones. Como he dicho, las descripciones no abundan mucho ya que solo sirven para situar al protagonista en un espacio determinado. Sí está mucho más trabajado el tema de cómo se le ocurre la idea y la pone en práctica. Los sentimientos también son bastantes comunes, pero sin llegar a empalagar al niño (digo niño porque a estas edades a los niños suelen leer protagonistas niños y las niñas, niñas; quizás habría sido un libro completamente válido para ambos si Kim, la amiga de Stach, tuviese más peso en la historia).

Como conclusión decir que creo que es un libro perfecto para adentrar al mundo fantástico a los niños. Entiendo por qué me gustó y porqué me gusta aún. Tengo un cariño especial a todos mis libros, pero este tiene que llegar a mi hijo, que lo lea y me diga que le parece.



2 comentarios:

  1. Hola, me gusta mucho tu blog. Yo también tengo uno. Pásate y si te gusta sígueme¡¡ Un besazoo¡¡ Yo ya te sigo¡¡ nos leemos
    mimundosinlibros.blogspot.com.es

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias por tus palabras! Ahora mismo me paso por tu blog :)

      ¡Un beso!

      Eliminar