miércoles, 25 de febrero de 2015

#148. Necronomicón, de H.P. Lovecraft

Editorial: Ediciones Brontes
Colección: Fontana, nº 166
Páginas: 156
Encuadernación: Tapa blanda
ISBN: 978-84-15999-18-8
Precio: 3,00 €

Sinopsis

Howard Phillips Lovecraft, nacido en los Estados Unidos en el 1890, fue gran innovador en los cuentos de terror y ciencia ficción. Su obra, que desarrolla una mitología propia –los conocidos como mitos de Cthulhu– constituye un clásico del terror cósmico materialista que se aparta de los temas habituales para incorporar elementos de ciencia ficción, como razas alienígenas, viajes en el tiempo o la existencia de dimensiones paralelas.

En ésta publicación, titulada Necronomicón, encontramos una selección de sus mejores cuentos.

Reseña

Llevo semanas aplazando esta reseña, en parte por falta de tiempo y en parte porque no sé cómo hacerla. Es quizá la reseña más difícil que he tenido que hacer hasta hoy. Y es que, ¿cómo se analiza y se “evalúa” la obra y técnica de un escritor clásico, un grande entre los grandes? No tengo ni idea de cómo se hace, pero he de hacerlo, porque si no, el creador de este blog se va a poner muy triste…
En fin, lo intentaré con la mejor de mis intenciones.

Esta ha sido la primera vez que he leído a Lovecraft. Llevaba mucho tiempo deseando comenzar a leer las obras de este afamado escritor de horror cósmico, como amante apasionada de la temática de terror que soy, y sinceramente no me ha decepcionado en absoluto. Por el contrario, este gran autor puede contar con otra admiradora más.

Hay muchas ediciones distintas tituladas Necronomicón, pero supongo que cada una será diferente a las demás. Mi libro se compone de un total de dieciséis relatos, entre los cuales se encuentra la famosa Historia del Necronomicón. Cada cuento es totalmente independiente de los demás; algunos de ellos (la mayoría) son muy cortos, y otros algo más extensos.

Este libro me ha resultado un tanto… contradictorio. ¿Por qué? Pues porque por un lado se hace muy breve, pero por otro hay que leerlo con calma, saboreándolo poco a poco, por lo que un librito de poco más de 150 páginas se puede alargar durante días y días.

Para mi sorpresa, leer a Lovecraft no resulta nada difícil, pero este autor tiende a proporcionar largas y detalladas descripciones, ahondar en sus personajes o en asuntos poco relevantes, o, dicho más comúnmente, dar muchas vueltas antes de llegar al meollo del asunto. Es por esto por lo que yo no era capaz de comprender correctamente lo que estaba leyendo cuando estaba cansada, tenía sueño o alguna preocupación en la cabeza, etc. Quiero decir que no es una lectura difícil, pero tampoco es la típica lectura sencilla que puedes leer en la cama justo antes de caer rendido al sueño (en mi caso al menos).

Ahora vamos a lo que a mí más me interesa: el horror. El horror de Lovecraft, al menos en lo que he leído hasta ahora, resulta tan sencillo y realista que te hiela la sangre. Sí, porque no es un terror forzado ni extremo, va apareciendo de puntillas en la narración, sin que tú apenas lo notes, y de repente, en las últimas frases del relato, te das cuenta de que llevas un buen rato mirando a los ojos al horror en su forma más fría y cruda, y no puedes evitar que el corazón te de un vuelco. Adoro esa “fórmula” que Lovecraft repite en muchos relatos: crear un ambiente misterioso y escalofriante para, en las últimas tres o cuatro frases del relato, resolver la historia de una forma sorprendente y aterradora. Yo devoraba cada relato, deseosa por llegar a ese último párrafo que me dejaría con la piel de gallina…

Desde luego, este escritor me ha dado algunas de las mejores lecturas de horror de mi vida (sin olvidarme de mi adorado Stephen King, por supuesto).

"Trataba de auparse cuando notó un extraño impedimento en forma de una especie de tirón en sus dos tobillos. Enseguida sintió miedo por primera vez en la noche, ya que, aunque pugnaba, no conseguía librarse del desconocido agarrón que hacía presa de sus tobillos en entorpecedora cautividad. Horribles dolores, como salvajes heridas, le laceraron las pantorrillas, y en su mente se fraguó un remolino de terror mezclado con un inamovible materialismo que sugería astillas, clavos sueltos y similares, propios de una caja rota de madera."

Como dije antes, el libro se divide en dieciséis relatos, los cuales son:

1. Dagón
2. El alquimista
3. El clérigo malvado
4. El extraño
5. El libro
6. En la cripta
7. Ex Oblivione
8. Historia del Necronomicón
9. La bestia de la cueva
10. La botellita de cristal
11. La calle
12. La habitación cerrada
13. La llave de plata
14. La música de Erich Zann
15. La tumba
16. Nyarlathotep

Me hubiese gustado hacer un breve resumen de cada relato, pero la reseña habría sido excesivamente larga. Así que aquí tenéis un Top 5 con mis relatos favoritos brevemente resumidos:

1. El alquimista: Tras la historia del protagonista existe una maldición por la que los condes de su familia nunca podrán sobrepasar los 32 años. Sus investigaciones le llevarán a encontrarse cara a cara con la causa de dicha maldición.

2. El extraño: El protagonista narra su triste vida en el interior de un gran castillo, totalmente aislado del mundo exterior y de los seres humanos. Un día decidirá salir del castillo y explorar el exterior, descubriendo una horrible realidad sobre su propia existencia…

3. En la cripta: Un enterrador perezoso se queda encerrado en una cripta junto a un montón de ataúdes con sus respectivos cadáveres, y tendrá que utilizar su ingenio para escapar de allí. Decide apilar los ataúdes uno sobre otro para trepar hasta un tragaluz, pero justo cuando está a punto de salir, siente que algo le agarra por los tobillos…

4. La habitación cerrada: Un joven heredará la casa de su abuelo tras la muerte de éste. Su abuelo, en una carta, le pide que derribe la casa y mate a todo ser vivo que encuentre en ella, por pequeño e insignificante que parezca. Una vez instalado en la casa, el joven recuerda que allí vivía su tía Sarah siempre encerrada en una habitación. Decide abrir esta habitación, donde no encuentra nada más interesante que suciedad, mal olor y una rana a la que no prestará mayor atención. Será a partir de entonces cuando comenzará a investigar el motivo por el cual su abuelo encerró a Sarah en aquella habitación, a la vez que comenzarán a suceder hechos extraños…

5. La música de Erich Zann: Un hombre se instala en un apartamento, desde el cual escucha a su vecino tocar el violín de una forma exquisitamente magistral. Decide visitarle para conocerle y poder escucharle mejor, y, a pesar de las reticencias del músico, finalmente el hombre acude usualmente a casa de su vecino para escuchar su increíble talento musical, hasta que cierto día, la música del viejo violinista comienza a sonar extraña… Diabólicamente extraña.

No ha sido fácil elegir sólo cinco cuentos, ya que sólo un par de ellos me han dejado indiferente. El resto quedan incluidos en la lista “releer obligatoriamente en el futuro”.

Todo maravilloso hasta aquí. Pero algo malo tenía que haber, y en esta ocasión le ha tocado a la edición. Hay algunas erratas en el texto, y aunque no son muy numerosas ni molestas, a ningún lector le gusta encontrar erratas en su libro. Aunque es un mal menor teniendo en cuenta el bajísimo precio del libro. Por lo demás, ningún problema. Esta edición también incluye un estudio preliminar del autor, con una pequeña biografía y un par de apartados más, algo bastante interesante.

Para terminar, me queda recomendar este libro, no sólo a los amantes del terror, sino a todo el lector que desee conocer las obras de los escritores clásicos, que busque buenas e interesantísimas historias, y que, en resumen, quiera consumir lecturas de grandísima calidad.

Es curioso, pero a medida que he ido escribiendo los resúmenes, me han entrado muchísimas ganas de volver a leer los relatos… Desde luego, es un libro de relectura obligatoria, como dije antes. Pero antes de eso, ¡tengo en mi “biblioteca personal” Las montañas de la locura y La llamada de Cthulhu esperándome para ser leídos!

7 comentarios:

  1. Hace mucho que no leo a Lovecraft. No he leído ninguno de estos relatos, así que me los llevo bien apuntados, que pintan muy bien.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues te animo a leerlos porque a mí personalmente me han encantado. Si te gustó lo que leíste en su día, seguro que estos te encantarán.
      Muchas gracias por por tu comentario. ¡Un beso! :)

      Eliminar
  2. Gracias por la explicación tan detallada, casi es obligatorio leerlo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me hubiese gustado haber explicado todos los relatos, pero habría quedado demasiado largo... Tienes razón en que es obligatorio leerlo, y todas las obras de este autor lo son, la verdad.
      Muchas gracias a ti por comentar. Un beso :D

      Eliminar
  3. Gracias por la explicación tan detallada, casi es obligatorio leerlo.

    ResponderEliminar
  4. Buena reseña. Cuando leí el título creí que era el Necronomicon de un tal Simón que anda por ahí. No sabía que era una recopilación de relatos. Por lo que veo, son relatos de su primer etapa, más onírica, así que son una buena manera de acercarse a Lovecraft.

    Y Montañas de la Locura es de lo mejor. Salu2.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Pablo! Pues supongo que habrá diferentes recopilaciones dependiendo de cada editorial. Yo conozco dos diferentes con el mismo nombre.
      Precisamente mi siguiente lectura será Las montañas de la locura. Tengo muchas ganas de empezar con él.

      Muchas gracias por tu opinión y tu comentario. Un abrazo :)

      Eliminar