lunes, 22 de diciembre de 2014

#144. Kika Superbruja y el hechizo de la Navidad (Kika Superbruja XIV), de Knister


Editorial: Bruño
Páginas: 136
Encuadernación: Tapa blanda
ISBN: 9788421695494
Precio: 9,70 €

Sinopsis

¡Qué emoción! ¡La Navidad está a punto de llegar! Pero cuando Kika Superbruja comprueba que por todas partes reina cualquier cosa menos el espíritu navideño, se lleva una buena decepción ¡La gente solo piensa en comprar, comprar y comprar, y todo el mundo está nervioso, antipático y de mal humor! ¿Cómo es posible? Menos mal que Kika tiene un plan: ¡un verdadero hechizo de la Navidad!




Reseña

Un libro para los más pequeños que puede hacer abrir los ojos a los adultos

Como estamos a pocos días y horas de la Navidad propiamente dicha, el día 25 de diciembre para todo el mundo (aunque en España se alargue después más), este libro viene ni que pintado.

El plano temporal del libro sucede en la actualidad, a diferencia de otras muchas aventuras, y se reparte la acción entre la casa de Kika y unos grandes almacenes.
Kika, después de una conversación con su padre, cree que la gente ha perdido el verdadero espíritu de la Navidad. Ahora, todo el mundo está estresado, haciendo las “últimas compras”, no haciendo caso para quienes esta fiesta tiene más valor: los niños.  Pero todo esto se lo confirmó después de la visita a los grandes almacenes, donde había desde dependientas amargadas, hasta Papás Noel que responden de malas maneras.  Kika, después de sufrir estas cosas en sus carnes y de ver otras que no le gustan, empieza su particular revolución para hacer que regrese el espíritu de la Navidad.
Para ello cuenta con la ayuda de su ingenio y de su inseparable libro mágico, del cual saca los conjuros.

Bien. En esencia ese es el libro. Me permito aquí revelar un poco más de la historia porque dudo que un niño lea una reseña, pero sí sus padres. Lo curioso de este libro es que, en mi opinión, debería leerlo más de un adulto; sacaría muchas conclusiones.

Tiene dos lecturas muy claras: la lectura del niño, que ve como Kika intenta “salvar” la Navidad para que todo el mundo sea feliz, y la lectura del adulto, en la que se ve una crítica totalmente fidedigna a la sociedad actual, donde el consumismo de última hora hace estragos en la moralidad y en la finalidad principal de estas fiestas. Hay más de una escena en la que se ve perfectamente esto.
Aun así, el final es muy bonico y típicamente navideño. Digno de las películas que están constantemente saliendo en la televisión estos días, como una de mis favoritas, “The Santa Clause”, “¡Vaya Santa Claus!” en España (1994, protagonizada por Tim Allen).
“Ya en clase, les pregunta a algunos de sus compañeros si saben algo del verdadero hechizo de la Navidad. 
Pero casi ninguno de ellos entiende ni jota de lo que está hablando.

Solo Mónica, la mejor amiga de Kika, parece comprender en qué consiste ese hechizo. Y es que a ella también
 le da un poco de pena que, en Navidad, a casi todos los chicos les interesen más que ninguna otra cosa los
 regalos que les traerán Papá Noel o los Reyes Magos.”

El libro está narrado de una manera amena y divertida, hecha para niños, con un narrador en tercera persona totalmente omnisciente. Incluso se pueden ver “ja, ja, ja”. Además, se usan expresiones muy conocidas para los más pequeños que les ayudarán en la lectura, aunque también hay alguna que otra palabra que posiblemente no sepan el significado. Uno de los atractivos del libro, a mi juicio, y con el que yo me he reído, ha sido el “pamplinear” villancicos, es decir, cambiarlos para que sea algo gracioso pero con la estructura métrica del villancico.  Y otro punto a favor para el mismo es que sus páginas están ilustradas con dibujos a blanco y negro bastante bien hechos y que acompañan a alguna situación concreta de la narración en esa página.
También cabe mencionar que las letras son bastante grandes, no exageradamente, pero sí lo suficiente; por ejemplo, hay algunas páginas, las que no tienen dibujos, con unas 15 – 20 líneas, que para los más pequeños no está nada mal.

Una cosa que puede echar hacia atrás a la hora de ver este libro es que es el tomo 14. Yo tengo, o mejor dicho, mi hermano tiene hasta el 17, leídos todos (aunque de algunos me acuerdo más que de otros; esta mañana me leí este para poder hacer bien la reseña), pero hay que decir que son tomos independientes. Todos y cada uno de ellos tienen un “prólogo” en el que se explica de manera clara y concisa quién es Kika, y como llega a convertirse en una “bruja auténtica, pero secreta”. A partir de ahí cada historia es un mundo.

Uno de los atractivos de esta serie, y que este libro no tiene, son unos divertidos minijuegos o manualidades al final de las páginas y cuya temática es la de la historia. La razón de que este no tenga esos minujuegos creo que es debido a que hay un libro expresamente de manualidades y juegos con temática navideña, llamado “Kika Superbruja. Ideas mágicas para manualidades, juegos y regalos”.

A modo de conclusión, son un conjunto de libros que de verdad me gustan mucho. De vez en cuando los cojo y los releo, al igual que me pasa con los libros de El Barco de Vapor. Creo que merece la pena dar a los niños este tipo de libros, para que se adentren en el mágico mundo de la lectura.

2 comentarios:

  1. A mi hija le siguen encantado estos libros. Este no recuerdo que lo haya leído así que habrá que buscarlo.
    Besotes!! Y felices fiestas!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como ya he dicho, a mi me gusta mucho leer libros de cuando era pequeño. Creo que incluso los disfruto más ahora :).

      Me alegro que a tu hija le gusten. Son una colección francamente buena.

      ¡Un besazo y felices fiestas!

      Eliminar