domingo, 30 de noviembre de 2014

#141. Rus, de Ekaterina T. Vasilieva

Editorial: Círculo Rojo
Páginas: 450
Encuadernación: Tapa blanda
ISBN: 978-84-9076-908-9
Precio: 16,90 €

Sinopsis

Año 903 d. C. Entre las extensas estepas y bosques de Asia Central, poblado por infinidad de tribus, emerge el primer estado eslavo llamado Rus, dominado y gobernado por nobles de origen varego. En esa época nace una mujer que llegará a convertirse en la primera princesa de Rus de la historia y en la primera gobernadora convertida al cristianismo y posteriormente santificada. Fiel a los pocos datos históricos que nos llegan de aquella época, la novela introduce al lector de manera amena en la subsistencia durante el oscuro siglo X y refleja la vida tanto de campesinos como de nobles, la convivencia tribal, la consolidación de las fronteras del reino más extenso de Europa de aquellos tiempos, la creación de la famosa ruta comercial «de los varegos a los griegos», así como la vida y muerte de varios emperadores bizantinos contemporáneos. Una mirada a la lejana y poco conocida historia de las actuales Rusia y Ucrania. Dos mundos que chocan: el vikingo y el eslavo, el pagano y el cristiano, el masculino y el femenino. Y una gran mujer, adelantada a su tiempo, que lucha entre estos mundos: Olga de Rus.

“Nos encontramos ante una novela, que construye la descripción de los escenarios de manera excepcional. Tanto en lo físico, que permite vivir experiencias como en la llegada a Constantinopla, como si el lector estuviera allí, como en lo más profano de las escenas de guerra”
Joan Bruna

Reseña

La historia de una mujer que entró en la Historia como la primera princesa del estado eslavo más grande del momento.

Cualquiera que me conozca o haya hablado conmigo dos minutos sobre mis gustos sabe que hay dos temas que me son irresistibles en las novelas: celtas y vikingos. Por lo cual parece lógico y obvio que me intente leer todos los libros sobre estos temas. 
Pero no. Si elegí este libro fue por dos cosas, además del tema. La portada, que me encanta. Y la segunda es por la autora: pienso que los escritores que escriben sobre sus raíces lo hacen con un sentimiento distinto a cuando escribes una historia totalmente inventada.

Bueno, tal y como dice la sinopsis, la novela trata sobre la federación de tribus eslavas orientales de Rus de Kiev, más concretamente sobre la princesa Olga de Rus u Olga de Kiev. Se hace un recorrido desde la niñez de esta eslava de origen varego (vikingos suecos, escandinavos, normandos, anglos...) hasta como se convierte en la princesa de Rus, pasando de creencias paganas al cristianismo y llegando a visitar Constantinopla.

El inconveniente principal de las tramas de las novelas históricas es que se sabe como acaban, pero esta novela, para los no rusoparlantes o los no expertos en este tema en concreto, es algo bastante novedoso. Solo hay que ver la bibliografía usada por la autora, una rusa que lleva muchísimos años en España: todos los libros consultados están en ruso. Digo algo novedoso porque en internet hay poca información sobre este periodo o sobre Olga de Rus. Realmente, de donde se puede sacar más información es de la Crónica de Néstor, llamada también Primera Crónica Eslava.

Como ya he dicho, la protagonista es Olga, pero no es el único personaje. Todos, en mayor o menos medida, tienen su peso en la historia, alterándola para bien o para mal en función de los intereses de los protagonistas. Los temas están divididos por años, pudiendo haber saltos de varios entre un tema y otro, y teniendo generalmente como corte una fecha importante. Y cada tema está subdividido por sucesos, a veces relacionados entre ellos, pero suelen estar en el mismo plano temporal pero no espacial. Esto es, por ejemplo, en misma semana, una aventura en Kiev y la otra en Constantinopla.
Por supuesto, cada división tiene a su propio protagonista o protagonistas, pudiendo durar más o menos en la narración. Hay algunos que aparecen una o dos veces y, una vez cumplido su "destino" en la novela, no vuelven a aparecer.

Lo bueno de esta forma de  estructurar las novelas es que permite que haya numerosos personajes distintos que pueden interaccionar entre sí a lo largo de la historia. Se puede apreciar la evolución de los más importantes, como Olga, Igor, Oleg, Sviatoslav, Sveneld... Siendo este último es mi personaje favorito de la novela.
Hay personajes más planos que otros, pero creo que aquel que tiene más "caras", más cambios bruscos de pensamiento, y de actuar es Olga. Para mí es el más rico en cuanto a emociones, pero es cierto que me llegó a desquiciar en determinados momentos. 
En cuanto al narrador, parece ser que la novela está narrada en primera persona encubierta por una tercera -narrador en 3º persona que solo conoce lo que ve, oye o siente, no puede leer pensamientos-, pero a veces da la sensación de ser un narrador tipo omnisciente.

Oleg se encuentra con el mago (1899), por Viktor M. Vasnetsov
"-Ya te dije yo que volveré, sin necesidad de todo esto – Oleg se levantó, dándose con la cabeza 
contra el techo, queriéndose marchar.
Pero el viejo no se movía. Darina tampoco. Oleg esperó un momento pero nada pasaba. Por un
instante pensó que el hechicero había muerto. Cuando ya estaba dando la vuelta para abrir la puerta,
el viejo revivió y dijo solo tres palabras:
-Será tu caballo.
Oleg paró en seco y rugió:
-Mi caballo, ¿qué?
-Tu muerte. Tu muerte será tu caballo."

Es un libro lleno de enfrentamientos, y no solo bélicos, que también hay muchos. El incipiente mundo cristiano contra el pagano, el mundo del hombre contra el de la mujer, el del gran príncipes contra el de otros nobles o generales, varegos contra eslavos, el día a día de los campesinos frente a de los nobles. Son temas y situaciones que a lo largo de la novela conviven y se enfrentan. Para iluminar esto os voy a dar varios ejemplos. El cristianismo estaba tan mal visto que el hijo de Olga hizo matanzas de cristianos; cuando moría un hombre, la mujer debía morir y ser enterrada con él de forma voluntaria; el poder centralizado del gran príncipe apenas puede controlar lo que hacen los nobles con los poblados que les dio y eso provocaba sublevaciones; Rus es un "imperio" eslavo gobernado por un varego y, más tarde, por descendientes directos de varegos.
Hay numerosas cosas, tradiciones o "historias" que no había oído nunca. Algunas como la atribuida a Oleg me encantó. Quizás haga algo especial sobre esto.
Y, por supuesto, no podía faltar la comparación entre el mundo del pobre y el del noble, así como cómo era la vida de las dos clases sociales más importantes es ese momento.

Cuando dije que los que escriben sobre sus raíces le ponen un sentimiento especial, no lo decía en broma. Se le nota a la autora, a través de ciertos personajes, pero sobre todo por Oleg, que es una enamorada de la tierra rusa.
También se nota mucho en la descripción de los lugares que componían Rus, sus montañas, bosques y ríos, disminuyendo -por decirlo de alguna manera- las descripciones a medidas que se alejaban de las tierras eslavas, pero son de una calidad bastante buena, pudiendo ser los lugares visitados con la imaginación. Así mismo, las batallas están narradas con cantidad de detalles, muchos de ellos propios de las guerras pero no por ello menos impresionables.
En cuanto a las descripciones psicológicas de los personajes es lo que ya comenté anteriormente. Están totalmente definidos, pudiendo suponer qué decisiones tomarán en determinadas situaciones, pero esto no ocurre con todos debido a que algunos están más desarrollados en cuanto a personalidad y carácter que otros.
La forma de narrar me ha gustado bastante para ser su primera novela, aunque creo que puede mejorar todavía un poco más. No usa vocablos excesivamente complejos -quitando los propios de los pueblos de esa época- y palabras en ruso, ucraniano y demás que son traducidas o explicadas en una nota al pie de la página.
Puntualizando algunas cosillas, personalmente he visto algunas comas de más en determinados momentos o comas de menos en otros, pero las comas es algo que yo llevo bastante mal y reconozco que me ayuda Stephanie en muchas ocasiones, por lo que no hay que tomarse esto al pie de la letra. Lo que sí me llamó la atención fue una frase del comienzo que decía que "el caballo se torció la mano", pero me ha explicado la propia autora -que es profesional en el mundo ecuestre- que es así como se denomina dentro de dicho mundo.
¿Qué dificultades tiene el libro? Pues, sobre todo, la que tienen todas las novelas históricas en las que coexisten diferentes tribus: los nombres de los pueblos y ser capaz de distinguirlos totalmente. En este libro aparecen varegos, eslavos, fineses, jázaros, bizantinos, escandinavos, búlgaros, húngaros, ugros, drevlianos, polanos, pechenegos, incluso habitantes de la actual Azerbaijan... He buscado información y todavía hay muchos más. El que haya esa gran cantidad de pueblos demuestra la riqueza en cuanto a culturas en esa zona, así como el magnífico trabajo bibliográfico de la autora.
Para ayudar a los lectores, se adjunta un mapa, aunque es cierto que mi libro no viene; es algo raro.

En conclusión, un libro con una temática bastante original (no conozco otro en castellano que trate de este momento), bien narrado y que engancha -o por lo menos a mí consiguió engancharme-. Lo que sí es cierto que eché en falta un poco que profundizara en Constantinopla y en algunos puntos más de la historia, así como que hubiese explicado un poco más todos los pueblos, aunque posiblemente hubiese alargado mucho el relato. 
Una lectura recomendada sobre todo a lectores de novela histórica o simpatizantes con este género, así como para los amantes del mundo de los eslavos y los vikingos, o para quienes tengan curiosidad cómo el cristianismo se expandió por esos parajes.



No hay comentarios:

Publicar un comentario