sábado, 1 de noviembre de 2014

#137. La alargada Sombra del Amor, de Mathias Malzieu

Editorial: Debolsillo
Páginas: 151
Encuadernación: Tapa blanda
ISBN: 978-84-9989-397-6 
Precio: 6,95 €

Sinopsis

Mathias, un joven treintañero, acaba de perder a su madre. El periodo de duelo se cierne sobre él. Mientras espera en el parking del hospital a su padre y su hermana, ocurre un hecho insólito. Un gigante se le aparece y le anuncia: <<Soy el gigante Jack, doctor en sombrología. Trato a las personas aquejadas de duelo administrándoles un trozo de mi sombra. Con la sombra se puede combatir el dolor y la muerte>>. 

¿Será Mathias capaz de vencer el dolor? ¿Evitará asomarse al abismo? ¿Somos nosotros mismos capaces de asumir la pérdida de un amor, un familiar o un amigo? Si no es así, el gigante Jack –un viejo conocido de los lectores- tiene la fórmula para todos.

Reseña

Este es el tercer libro escrito por Mathias Malzieu que leo, y creo que es hora de confirmar que este escritor forma, junto con Stephen King, mi dúo de autores favoritos y más especiales. Es curioso porque no guardan prácticamente ninguna similitud

La alargada sombra del amor sigue totalmente en la línea de los libros ya leídos (y reseñados) de Malzieu. Podría ser un hermano mellizo de La mecánica del corazón. Básicamente esto se debe a que este autor tiene un estilo totalmente propio a la hora de escribir, haciendo de cada una de sus obras un trabajo inconfundible. Cuentos para adultos, repletos de magia, fantasía, ternura, oscuridad y mucho, mucho sentimiento. En cuanto a sentimiento, para mí, La alargada sombra del amor supera a lo anteriormente leído.

No sé si es que yo estaba atravesando una racha sensiblera, o que simplemente la lectura me conmovió, pero leí las seis o siete primeras páginas del libro llorando como un bebé. Admito que no tiene mucho mérito tratándose de mí, pero de todos modos, no es algo que suela pasarme a menudo, y menos aún que un libro me provoque un llanto desde la primera página. La exquisita escritura de Malzieu, tan poética y florida, repleta de analogías y metáforas, y el tema tan duro que aborda el libro, fueron una combinación perfecta para reblandecerme el corazón al máximo.

Mathias es un joven que acaba de perder a su madre, y esa será básicamente la temática del libro. Un muchacho agoniza entre sentimiento de dolor constante y los mil recuerdos de su madre cuando aún seguía con vida. Nosotros tendremos como misión acompañarle y presenciar su evolución, ante la duda de si conseguirá superar esa pérdida o no. Para ayudarle a superarla, el gigante Jack le ayudará prestándole una sombra de gigante, gracias a la cual se hará más llevadero enfrentarse al día a día sin su querida madre. Aunque en mi opinión, si esta historia fuese real, los consejos que Jack le da a Mathias le podrían ayudar muchísimo más que cualquier sombra mágica que se precie. A juicio del lector queda pensar si todo este mundo de fantasía es real o realmente se trata de la imaginación de Mathias, para escapar del dolor y superar la pérdida a su manera.

De nuevo tenemos a un chico sufriendo por amor, tal como ya “pasó” en La mecánica del corazón y Metamorfosis en el cielo, pero esta vez se trata de un amor distinto: el amor de un hijo a una madre. Quizás sea por eso que he encontrado este libro mucho más profundo y sincero que los anteriores, ya que, ¿qué amor hay más profundo y sincero que el amor madre-hijo y viceversa? Para mí ha sido muy doloroso meterme en la piel de Mathias, empatizar con él, indagar en su vida, y por eso me ha resultado tan maravilloso el libro. Esta historia me ha hecho sufrir como si yo acabase de perder a mi madre. Me ha hecho llorar como si yo acabase de perder a mi madre. A pesar de lo desagradable que es ese asunto, me resulta fascinante que un libro pueda transmitirte tanto y hacerte sentir tanto.


“En casa todo parece haber caducado, hasta los yogures de frutas que conservamos en la nevera saben a 
marchito. (…) Un cementerio más, la noche, el frío y otra capa de noche. Nosotros no vemos nada, ya no te 
vemos, vamos a ciegas, sabemos tan poco… Caminamos por la noche y no te encontramos, claro que todas las
 noches se confunden; noches negras, recias como una tela, pocas estrellas, todo se parece en la oscuridad. 
Es cierto que están los recuerdos, pero alguien los ha electrificado y conectado a nuestras pestañas, y en cuanto
 nos vienen a la cabeza, nos queman los ojos. 
Ahora que siempre es de noche para ti"


Es un libro muy cortito, fácil y rápido de leer, con un vocabulario sencillo y un ritmo ligero. Es perfecto para aquellos a los que no os gusten las lecturas pesadas o muy intensas, o si estáis ocupados, de exámenes y demás. Se puede leer en tres o cuatro días. 

En general el libro me ha encantado, pero por ponerle una pega, encuentro que el final es un tanto acelerado. Creo que hubiese quedado mejor si el autor se hubiese tomado el final con más calma y lo hubiese desarrollado en más páginas y con más detalle. Aunque en general, el final me ha gustado mucho (más de lo que yo esperaba, pues desde el principio sospechaba que el libro tendría un final concreto, pero no acerté, y me alegro) a pesar de ese pequeño detalle. Y hablando del final, como siempre que acabo un libro de Malzieu, siento tristeza por haberlo acabado y tengo infinitas ganas de más. Es lo malo que tienen este tipo de obras tan cortitas: se saborean intensamente pero durante poco tiempo. 

Para terminar, valoración total y absolutamente positiva, deseando leer más libros de este maravilloso escritor. La alargada sombra del amor se ha convertido en mi obra favorita de Malzieu, y sin duda será uno de esos libros que releeré de vez en cuando. Totalmente recomendado a todo aquel que quiera disfrutar de una lectura amena y rápida, cargada de magia, fantasía, amor y romanticismo.

Y hablando de amor y romanticismo, muchas gracias a Jose por regalarme el libro inesperadamente, y de este modo hacerlo aún más especial.  

Sobre el autor

Si quieres conocer más sobre la vida y obra de Mathias Malzieu, haz clic aquí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario