martes, 8 de julio de 2014

Entrevista a Juan Tejerina

Muy buenas tardes.
Después de bastante tiempo sin poder hacer entrevistas, hoy traigo la de un joven escritor que a mi personalmente me ha encantado. Y eso que no pude disfrutar totalmente de la novela al leerla en el móvil.  Os traigo a Juan Tejerina, autor de "Los Ojos del Cuervo", una novela que mezcla numerosos géneros y que ofrece un soplo de aire nuevo a ciertos personajes encasillados, como pueden ser los asesinos, los enanos, los vampiros...

Os dejo con esta interesante entrevista que nos ayudará a entender un poco más a este joven escritor y que nos adelantará algunos datos interesantes de la siguiente novela. Recordad que accedéis a la reseña pinchando en la imagen.

 -Antes de nada, muchas gracias por atendernos de una manera tan cordial. Nuestra primera pregunta es ya típica. ¿Cómo es un día normal para ti?

Gracias a vosotros por el interés en mi trabajo y la oportunidad a pesar de no tener un nombre en el mundillo.

Un día normal para mí supongo que es un día normal para cualquiera. No soy escritor, y aunque me encantaría poder decir que "me despierto, me tomo un café y después de leer la prensa me pongo unas horas a trabajar en mi próxima historia", la verdad es que no es así.

Vivo solo, me despierto a las ocho de la mañana y al despertar lo primero que hago es prepararme un café con una magdalena. Mi chica dice que desayuno como un viejito, pero a mí me gusta así. 

Después saco al perrete a la calle para que haga sus cositas y vuelvo corriendo a casa para darme una ducha y prepararme para el día. Al terminar cojo el coche y voy a trabajar. Trabajo como diseñador, que al fin y al cabo es una rama dentro de la creatividad (que es lo que a mí me mueve) y aunque no vivo de crear historias, si vivo de crear. Al fin y al cabo, mi trabajo me apasiona.

Después al volver juego con el perrete, o salgo con mi chica a dar una vuelta, cenar, etc. Una vida muy normal ¿verdad? Nada apasionante. Si saco tiempo libre, me gusta mucho jugar a la consola, leerme un buen libro, un buen comic o un buen manga. Y si además tengo la mente despejada: me gusta ponerme a escribir. Pero si no siento que tengo la mente despierta, ni me molesto en intentarlo. En ese aspecto, solo escribo cuando me siento "inspirado" y nunca me obligo. Precisamente por eso tardé cinco años en dar a luz "Los Ojos del Cuervo". Porque del poco tiempo libre que tengo, tan sólo aprovechaba los momentos de máxima lucidez para trabajar en la historia.

-Pasemos a la novela. Aldreth, el protagonista, es un tanto atípico. A mí me recuerda a  Illidan, personaje de lore de World of Warcraft. ¿Salió totalmente como producto de tu  mente, o se inspiró en algo/ alguien?

¿Aldreth e Illidan? Vaya, nunca lo había visto así. Es cierto que ambos comparten la singularidad de tapar sus ojos con una venda, pero hasta ahí llegan las similitudes. La historia de la concepción de Aldreth es curiosa. Por supuesto que tiene una inspiración, y aprovecho para decir que cualquier creativo que reniegue de sus inspiraciones es un farsante (de estos hay unos cuántos). Aunque esto es algo que en su día ya dijo el maestro Andrzej Sapkowski.

En concreto, la imagen de Aldreth toma forma en mi mente hace ya muchos muchos años, jugando a un juego llamado "Thief: Deadly Shadows". Me gustó el personaje de Garret, la estética, la oscuridad del entorno... me maravilló. Así que en ese momento imaginé a un personaje muy similar, pero mucho más siniestro. Garret es un ladrón... para Aldreth no hay nada más bajo que un ladrón. Él es un asesino. Un profesional de la muerte. 


En cuanto a su personalidad... quise retratar un poco más al asesino que hay detrás de la leyenda. Al fin y al cabo el mejor asesino es aquel cuyo nombre nadie conoce. Y aunque en el siguiente libro hablaré más en profundidad de quién es Aldreth y por qué se le conoce (como asesino) lo cierto es que en este primer libro he preferido retratar a la persona. Un muchacho arrogante e hipócrita, que lleva una doble vida, y que se ve a sí mismo envuelto en una situación que supera todas sus expectativas, tira por tierra toda su arrogancia y le hace ver que no es más que un pelele. Algo muy alejado de la fama que le precede, y las pesadillas que protagoniza.

-La similitud de que vía entre ambos también era que usaban su "discapacidad" para asesinar - en el caso de Illidan, demonios-. Asimismo, el antagonista es sumamente raro si se tienen en cuenta las novelas de hoy en día. Hay personajes que impresionan por su complejidad y, a pesar de ser individuos o seres que están totalmente encasillados, has sido capaz de darles un toque original que me ha  encantado. ¿Tenías claro desde el principio que no ibas a crear personajes corrientes?

Antes de pensar en la trama, tenía claro que lo importante eran los personajes. Me alegra mucho cada vez que una crítica reconoce el trabajo que hay detrás de los personajes, porque para mí era lo más importante. 

He leído mucho, y además mucha fantasía. Me inicié, como tantos otros, con el Señor de los Anillos. Poco después conocí la Dragonlance y ahí empecé a apreciar las distintas posibilidades. Si bien la obra maestra de Tolkien giraba entorno al argumento, la Dragonlance parecía tener unos personajes algo más intrincados (y un argumento mucho más secundario). Me di cuenta de que —como lector— disfrutaba mucho más con un elenco de personajes interesantes. Le daba más valor a una historia normalita con buenos personajes, que una historia magnífica con personajes más arquetípicos. ¿Estoy diciendo con esto que me gusta más la Dragonlance que ESDLA? Estoy diciendo que me apasiona la mente de las personas y por tanto de los personajes. Y en ese sentido, descubrir la Dragonlance me hizo ver muchas cosas. Sin embargo, reconozco que gracias a ESDLA hoy la fantasía es posible. Y en ese sentido, todos los autores le debemos el máximo respeto a la obra de Tolkien.

Así que, como decía antes de irme por las ramas, tenía claro que la diversión estaría en juntar a una serie de personajes clásicos y arquetípicos (el guerrero, el mago, la sacerdotisa y el pícaro) y jugar a hacer de ellos algo mucho menos típico.

En cuanto al antagonista... digamos que tenía que ser creíble. Y eso implicaba muchas cosas. Incluir un personaje escéptico como lo es Vórtimer, hace que lo fantástico resulte sorprendente hasta para los propios personajes. 

-En tu novela, ¿hay algún personaje que sea tu reflejo, tanto psicológica como físicamente? ¿Y de familiares o amigos?

Esta pregunta es interesante. Casi todas las personalidades de cada personaje tienen una base real. Por supuesto, no reflejan el 100% de la personalidad de ningún amigo, pero ciertamente tienen una base. 

Por ejemplo, Aldreth está basado en un viejo amigo. Es una gran persona, pero desde joven siempre ha tenido el gusto de "aparentar". Quizás en eso chocábamos un poco, y a mí siempre me impactó ver que alguien tan interesante como él, tan "guapete" y tan inteligente sintiese la necesidad de aparentar más de lo que realmente era. Pienso que detrás de esa fachada, se escondía mucha inseguridad sobre quién era él en realidad.

Vórtimer, como digo en los "agradecimientos" es el avatar de uno de mis mejores amigos. Cuando éramos más niños, en juegos online —más viejos que WoW— él siempre pilotaba a un mago al cual llamaba "Vortimer Graywords". Sergio empezó a escribir una novela con Vortimer como protagonista, y yo le pedí permiso para utilizar su "avatar" en mi historia, pidiéndole eso sí la libertad de darle una personalidad más cercana a la suya. Cuando Sergio me dio el "sí" me puse con ello. Al final, reconozco que la personalidad de Vórtimer lleva un 50% de Sergio, y otro 50% de mí mismo. Es un personaje con el que me siento reflejado. 

Drachma es un enano, y otro buen amigo llamado Luis siempre ha sido un incondicional de la raza. Así que es quizás el personaje que menos me ha costado plasmar. Es el más natural de todos, tal y como lo es Luis. Testarudo, terco, gruñón, amenazador... y con un fondo muy noble que te invita a confiar en él.

En cuanto a dónde está el otro 50% de mi personalidad... diría que en Kelthoras. Es un personaje muy importante en los libros que están por venir.

-El libro termina para una segunda parte como mínimo. Es más, por cómo se desarrolla la historia, dudo que en un libro se pueda resolver todo en solo una parte más. ¿Tienes pensado más o menos hasta dónde llegará la historia? ¿Podrías hablarnos un poquito de por dónde irá la segunda parte?

Al principio del todo pensaba en hacer del libro una historia cerrada. Hacer de él una pequeña satisfacción personal y dejarlo ahí. Sin embargo a medida que se acercaba el final me di cuenta de que había mucho más que contar. De que los personajes habían tomado vida dentro de mí y quería explorarlos a fondo. Es por ello que decidí abrir cuatro "misterios" más, relacionados con los protagonistas. Y dejar una pequeña puerta abierta en la historia que tiene que ver con la trama principal.

Sé hasta dónde llegará la historia, por supuesto. Sé cómo acaba y qué está pasando. Es algo que siempre he tenido claro. Pero quiero llegar bien hasta ese punto, y para ello quiero tocar muchos temas muy reales en los que nos movemos a diario las personas. Quiero que detrás de tanta fantasía se vean retratados problemas como la ambición y la traición, el amor y el desamor, el sexo y el abuso, el racismo, las religiones, ciencias, creencias, fanatismos e incluso —sí— las drogas. Quiero hacer un recorrido de la realidad más dura en la fantasía más oscura.

La segunda parte transcurre en la ciudad de Svarthalla. Al principio pensaba escribir algo sencillo, como en esta primera parte, pero he decidido aumentarme el nivel de exigencia. Quiero hacer de esta historia algo mucho más oscuro. Más peligroso para los protagonistas. Al principio pensé en incluir cinco personajes principales nuevos, pero creo que sería complejo abarcar tantas caras nuevas, así que estoy trabajando en ello y cuando dé con la mejor solución, le daré forma. 

¿En cuanto al argumento? No quiero seguir con las tramas de asesinatos, pero tampoco quiero abandonar el "misterio". Así que el argumento estará relacionado con el "flashback" de Drachma. Va a girar entorno a la desaparición de niños. Y hasta ahí podemos leer. Habiendo leído la primera parte, podemos atar cabos entre todos estos sucesos.

-El relato contiene numerosos detalles interesantes y tributos a determinados libros y canciones, algunos de ellos verdaderamente complejos de ver. ¿Fue algo que se te ocurrió  sin más a medida que avanzaba la historia, o tenías ya meditado que querías meterlos? Para que nuestros lectores se hagan una idea, hay una canción escenificada que yo no fue capaz de ver.

El relato nada en la ironía, en las referencias y en los guiños. Esta historia es al fin y al cabo un reflejo de todo aquello que influye en mi vida. Y de algún modo u otro, le doy forma en la trama. Tiene tantos guiños y referencias que ni yo mismo recuerdo todos. Si te soy sincero, todos y cada uno de ellos se me ocurrieron a medida que iba escribiendo. Salvo quizás el capítulo inspirado en "Hallowed be thy name" de Iron Maiden. 

Sabía que tenía que plasmar esa canción en mi historia. Hay muchísimas canciones que me inspiran a la hora de escribir, pero sabía que esa era la descripción más desgarradora de lo que suponía estar en el patíbulo. Quería hacerlo. Hablaba un poco de refilón de preguntas que tienen más profundidad de lo que aparentan y en las que quizás no reparamos hasta que nos enfrentamos a la muerte.

-A tu juicio, ¿qué es lo que puede atraer a la gente de la novela?

Hoy por hoy no existe un atractivo. De eso se encargan las grandes campañas publicitarias. Una buena campaña es capaz de vender en masa cualquier producto: independientemente de la calidad. Decir que hay algo atractivo en mi novela (una de mil) es ser muy poco realista.

No hay absolutamente nada que pueda atraer a la gente a la novela. La sinopsis es un vago ejemplo de lo que encontrarán dentro. Si hay algo que puede atraer al lector es la simple curiosidad. Las ganas de darle la oportunidad a un autor sin nombre. La humildad para reconocer que puede haber algo bueno más allá de la publicidad y las grandes firmas. Para esas personas curiosas es este libro. Para aquellos que quieren ver más allá.

Y precisamente por eso tiene el precio más bajo posible en Amazon. Porque quiero creer y creo que la "afición" de contar historias, una costumbre tan antigua, tiene que ser accesible para todos. Vivimos en un mundo en el que debemos pagar por todo, y yo no creo en eso. Si yo quiero contar una historia lo único que busco es una persona dispuesta a escucharla. Si pretendo convertir esa afición en un negocio... ¿a quién quiero engañar? No se trata del dinero, se trata de pasar un buen rato. Así que básicamente Amazon me brinda la oportunidad de contar mi historia, se queda con un 70% del precio, y yo a cambio puedo llegar a la gente.

-La forma que tienes de ver el mundo de los libros es, cuanto menos, interesante, e invita a reflexión. Siguiente. Defínenos tu obra de forma breve. 

Una obra atípica dentro del género. Dentro del género del misterio. Dentro del género de la fantasía oscura. Dentro del género de las aventuras y dentro del género del humor. Bebe un poco de todos. Y no cae en ninguno.

-A pesar de que, en mi opinión, la novela presenta toques de muchos géneros, ¿cuál crees que es el género que más aporta a la novela? ¿Se podría encasillar en uno solo?

Vaya, ¡creo que mi respuesta anterior es la que valdría para esta pregunta! No tiene un único género. No me gusta encasillarme. Quiero que el lector disfrute de una aventura, en la que hay tintes de misterio. En la que hay momentos para reír, y momentos para temerse lo peor. Quiero que el lector no se sienta en un estado constante de nada. Como todo en esta vida: hay momentos para todo.

-¿Qué le llevó a escribir esta novela? ¿Unos bocetos de cuando era pequeño y ha ido madurando, o se le ocurrió de un día para otro?

Esta es la historia que siempre cuento, pero es así. Salía del cine con quién por aquel entonces era mi pareja. Salíamos de ver una película en la que yo había adivinado el misterio en los primeros quince minutos. Como siempre, me quejaba de que era muy predecible... y ella, molesta por haberle arruinado la sorpresa, me dijo que "si tanto me molestaba, hiciese yo algo mejor"

Me lo tomé bastante en serio. Escribí unos primeros capítulos y se los envié. Ella no tenía ni idea de cómo evolucionaría la historia. Y la mantuve en vilo hasta acabar el primer borrador a los dos años. Tres años más hicieron falta para pulir la historia y... pensar que quizás a alguien más le podría gustar.

-Según tu página web, has participado en muchos concursos, y entre ellos me llamó la atención uno de Warhammer. ¿Cómo fue la experiencia de participar en un concurso de esa temática?

En Warhammer gané contra todo pronóstico. Me encontré con muchos participantes que escribían historias muy épicas. Batallas imposibles. Enemigos colosales. Todo muy visual, los buenos y los malos. Sangre, violencia, vísceras. ¿No te suena haber leído esto ya?

Sin embargo escribí una historia de cómo unos orcos se metían en una taberna enana... disfrazados de enanos. Con ese planteamiento, te puedes imaginar el ridículo de la situación. Por supuesto había una buena pelea, pero lo enfoqué desde la más absoluta ironía. Haciendo de la situación algo tan ridículo y risible como realmente era. Mucho humor negro, y un cambio entre la violencia más explícita y las situaciones más cómicas me dieron el premio. Ya sabes que no me gusta que todo respire siempre el mismo aire.

-Y ahí está la prueba cuando decía que el género épico está encasillado, menos por tu caso. Tienes la novela en Kindle y en formato físico, ambos en Amazon. Cuando la terminaste ¿recurriste directamente a Amazon o plataformas similares, o probaste suerte en el mundo  editorial? ¿Podrías comentar tu experiencia con las editoriales?

El primer borrador de esta historia lo leyó un gran mentor llamado Alberto Fdez, que trabajaba por aquel entonces en la editorial "La Esfera de los Libros". Tardé tres años en cambiar el borrador conforme a sus consejos y él me sugirió que lo enviase a editoriales porque le veía una salida comercial.

Yo pensé que no quería líos ni rollos. No tenía nombre. Y las propuestas que llegaron (llegaron, sí) me ofrecían condiciones ridículas. Así que tiré por la vía de en medio. Al fin y al cabo soy diseñador, podía hacer todo el proceso editorial yo solo. Y así hice... diseñé y maqueté todo el libro. La maquinaria la ponía Amazon. Eso sí, agradecer mil y una veces el enorme trabajo de Joel Roset y E.M. Martín en las ilustraciones que le dedicaron al libro (y que solo están disponibles en el formato impreso).

-¿Dónde crees que ha tenido más éxito la novela, en España o en Latinoamérica?

Diría que en España. Aquí hemos vendido más de 2500 ejemplares (alucinante, teniendo en cuenta que el día que lo lancé, le dije a mis conocidos que si vendía más de 50 ya era un logro) pero en Latinoamérica me consta que no llegamos ni a los 25.

-Mis felicitaciones; es un número de ventas muy bueno. ¿Qué sensaciones tienes después de escribir tu primera novela y ver cómo ha respondido la gente? ¿Animado? ¿Decepcionado?

La acogida es sorprendente. En general la opinión es bastante unánime y eso me anima mucho. Han sido muchas ventas y mucha gente se ha animado a poner su opinión en Amazon (lo cual ayuda mucho).

Los blogs que se dedican a la crítica también han sido muy unánimes y en general hay bastante sorpresa con la propuesta de la novela. Así que estoy animado, sorprendido y sobre todo muy agradecido a todos los que han decidido darle una oportunidad.

-Bien. Pasando a una pregunta ya más privada. ¿Qué te gusta o qué prefieres leer? ¿Y escuchar? ¿Tienes algún gusto “extravagante” o “atípico” que quieras compartir con nosotros? Por ejemplo, yo soy estudiante de Química, pero adoro la Historia, tanto la real como las historias que tienen muchos videojuegos, siendo mi favorita la de World of Warcraft.


Me gusta leer fantasía. Me gusta leer la realidad que hay detrás de la fantasía. Me gusta la ironía y el humor ácido. Idolatro a Andrzej Sapkowski y me parece el escritor más brillante que he tenido el gusto de leer. Trata temas muy serios desde puntos de vista que van desde la profundidad moral hasta el humor más sencillo.

Me gusta también el mundo del cómic. Creo que tiene grandes ideas que ofrecer, en especial el cómic japonés. Me consta que el manga tiene una imagen un tanto peculiar entre el público. Muchos piensan que sus lectores son escoria social, apestados e inadaptados. También me consta que mucha de esta imagen la han forjado a fuego los lectores más radicales del tema. Así que tanta culpa tienen unos como otros.

Sin embargo la narrativa japonesa me gusta mucho. Suele ser muy original, tratar temas curiosos y tener una carga moral y cultural interesante y más alejada del mundo occidental. El comic americano, por contra, acaba aburriéndome. Al fin y al cabo consiste en salvar el mundo una y otra vez. Siempre girando entorno al concepto del bien y del mal, de la justicia, y de la protección de inocentes. Es muy plano.

Me gustan las historias que exploran lo más oscuro de las personas. Aquellas que reflejan que nada es negro y nada blanco. La humanidad es mucho más compleja. Por eso no creo en los arquetipos. Ni en los amores perfectos. Ni en los valores morales aceptados socialmente. 

-Ya terminando. Un par de consejos para aquellos que quieran escribir algo y no se atreven, ya sea por la temática –que esté el mercado saturado, que sea una combinación rara, etc.- como por el miedo a no ser leídos.

Mi consejo es que cuando escribas, lo hagas por divertirte. Lo hagas por y para ti. Igual que cuando lees un libro, ves la tele o sales a dar una vuelta. Hazlo por ti. No pienses en los demás. Haz algo que realmente te guste. Y si después alguien quiere leerlo, agradéceselo: porque no tienen por qué.

-Unas palabras para el blog.

José, seguid así. Seguid siendo la voz de aquellos que no tienen grandes presupuestos a sus espaldas. De aquellos que no buscan dinero ni fama: tan solo hacer pasar un buen rato. Así nació la narrativa, este es su verdadero origen. 

-Muchas gracias por tu tiempo, y que sepas que seguiremos de cerca tus trabajos.

Gracias a ti. Gracias a vosotros. Nos volveremos a ver cuando tengáis entre vuestras manos "El Llanto del Lobo". Título en exclusiva para vosotros.
Tenemos que dar las gracias, y especialmente yo, por el trato que Juan Tejerina nos ha dado. Ha sido una persona abierta, y predispuesto a cualquier pregunta por mi parte. 
Además me ha obsequiado con un ejemplar firmado cuando no era necesario. Solo puedo darle las gracias y desearle lo mejor.
Contacto
Espero que hayáis disfrutado de esta completa entrevista y que le deis una  oportunidad a este interesante libro.

4 comentarios:

  1. ¡Hola!

    Me alegro que te haya gustado. Espero que la reseña del libro te parezca también interesante.

    ¡Muchas gracias por comentar!

    Un saludo :)

    ResponderEliminar
  2. Buena entrevista. Tengo hace tiempo esta novela en el ebook. No sé que hago que no la leo ya. Siempre se cuelan otras lecturas :(((

    Bs.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola!
      La verdad que la forma de ver el negocio de los libros de Juan Tejerina es muy interesante, y realmente estoy de acuerdo con él. Así que ya sabes, si tienes curiosidad, este libro es para ti :). Si lo lees, espero que lo disfrutes.

      Un beso y gracias por comentar :)

      Eliminar