miércoles, 30 de julio de 2014

#128. El veneno del Eunuco, de Juan Kresdez


Editorial: Nowtilus
Páginas: 400
Encuadernación: Tapa blanda
ISBN: 9788497635813
Precio: 18,95 €

Sinopsis

Una carta interceptada revela una conspiración: el califa al-Hakan II debe morir. El eunuco Yasir, gran oficial de la biblioteca, emprende la investigación. Pasión, intriga y muerte en la Córdoba de 972.Córdoba. Año 972. 

En la ciudad de Arcila se intercepta una misteriosa carta en poder del rebelde Guennun. Su contenido, aparentemente inocente, detalla el estado de salud del califa e insinúa la existencia de un espía en la corte de al-Hakan II. El eunuco Faiq al-Nizami lo comunica de inmediato al primer ministro y, ambos, deciden abrir una investigación. Faiq exige que el encargado de la investigación sea un hombre ajeno al espionaje y, al mismo tiempo, con facilidad de movimiento y discreción. El elegido es el eunuco Yasir, gran oficial de la biblioteca. Al poco tiempo, en el zoo de Medina al-Zahra, aparece un cadáver en la jaula de los leones y varios esclavos del palacio mueren envenenados. Las sospechas crecen. El destino del califa al-Hakan II y el de toda su familia ya está escrito. El califato de Córdoba está por desaparecer y comienzan a surgir los reinos de Taifas. La trama de la novela se desarrolla en la Córdoba califal, una época apasio nante y desconocida de la Historia de España. Durante este período Córdoba se convierte en una de las capitales culturales más importantes de toda Europa Occidental. Escrita con un estilo veloz, eficaz y detallista, invita al lector a introducirse en las costumbres y los hábitos de una época poco conocida y sumamente apasionante. Así mismo el autor ha logrado construir una gran novela que combina misterio, muerte y pasión. Juan Kresdez se ha dedicado al estudio del Medioevo español. Fruto de este estudio surge El Veneno del Eunuco, una obra fundamental para comprender y conocer la influencia que dejaron los árabes en la Península Ibérica.

Reseña

Intriga y conspiraciones en la ciudad más importante de la Europa del siglo X, Córdoba.

En esta novela, el lector vivirá durante un periodo de un par de años dentro de las muralla de Córdoba y de Medina Azahara, la ciudad fundada por el califa Abderramán III (primer califa Omeya de Córdoba). En la narración, los protagonistas se verán con el hijo de este al-Hakan II, un califa culto y tranquilo que tiene un terrible problema: deja que los eunucos de palacio cada vez sean más poderosos, hasta estar justo por debajo de él. El califa se muestra ciego ante los juegos cada vez más peligros que sus eunucos hacen para ganar poder, con la excusa de que "solo ellos saben manejar su harém y su casa".

Como dice la sinopsis, el protagonista es un eunuco llamado Yasir, gran oficial de la biblioteca. Lo eligen para una misión diferente a lo que él hace habitualmente. Lo usan de contraespía; su misión es intentar cazar al espía que se supone que hay en la corte, y de paso, buscar un hipotético veneno. 

En casi todas las novela, Yasir pasaría a ser un entendido de ambas cosas. Pero aquí no. Durante muchas páginas, Yasir está muy perdido, sin saber qué o cómo hacer las cosas, sin saber por dónde empezar ni a quién investigar. Esto le da credibilidad al personaje. No puede pasar un "bibliotecario" traductor de textos griegos en un auténtico investigador por arte de magia. Durante su investigación, se ayudará de su despierta inteligencia y de numerosos personajes que intentarán darle un punto de vista distinto a que el tiene. Entre los personajes estará en la narración el temible Abu Amir, más conocido como Almanzor, pero en sus primeros años en la corte.

Prácticamente, casi todos los personaje importantes en la novela son eunucos. Las escenas en las cuales cuentan cómo perdieron sus genitales es bastante fuerte, y se ponen los pelos de punta. Y pensar que en China se autocastraban para poder entrar en la Corte Imperial... Pero volvamos al tema. 

Todos los eunucos fueron castrados contra su voluntad, arrebatándolos de sus familias, ya sea "cazando" niños, o por compra-venta de esclavos. Y la castración se realiza en niños pequeños... Realmente, quién desvela más de su emasculación es Yasir y creo que es la peor, pero le dará más de una alegría en un futuro, ya que podrá mantener una relación sentimental con la concubina y princesa Radhia (personaje histórico real).

En la novela, el lector puede aprender cómo es el inmenso engranaje que movía el califato. Aprenderá cómo vivían los eunucos, el harén, el califa y sus allegados. Así mismo se tendrá una idea mental de cómo se distribuyen los poderes dentro de la Corte, las responsabilidades de cada puesto y qué hacer para escalar. Esta es la parte histórica de la novela.
La parte de ficción son las relaciones entre algunos personajes inventados y verídicos. Muchas de las cosas expuestas son verdad, y otras no. 

La corrupción y la sed de poder se ha adueñado de los corazones de los eunucos gracias a la pasividad de al-Haken II, y harán todo lo posible para tener cada día más influencia en la corte. Otra parte curiosa es todo lo relacionado con la homosexualidad "mal disimulada" del califa, y de ciertos eunucos.

Prácticamente, toda la acción estará en las dos ciudades ya mencionadas, salvo algunas escenas que se dan en Sevilla, en un "coto de caza", y algunas fincas fuera de las ciudades. Dentro de Córdoba y Medina Azahara, los palacios de los eunucos, del califa y del harem tendrán una función importante en la historia. 

Descriptivamente, los lugares están bien detallados, sin una exagerada cantidad de detalles que abrumen al lector, pero los suficientes para poder hacerse un boceto mental de cada escenario. Psicologicamente, algunos personajes serán descritos por ellos mismos, por sus acciones, pero otros en cambio serán descritos por sus amigos y enemigos, porque a priori no parecen como se les pinta. Esto permite al lector poder acertar y equivocarse frente a ciertos personajes. Y esto se verá sobre todo en el final. 

Debo reconocer que siempre tuve en mente quién era el espía, pero a medida que leía lo iba rechazando. El final es, a mi juicio, el apropiado para una época como el final del siglo X.

Recepción en la sala del Estanque. Frederick Lewis. Óleo sobre lienzo, 1873
"Yasir [...] pasó al servicio de Radhia y pudo dedicarse por completo al estudio y a su formación en la 
biblioteca. Sus almas se fueron acercando, las confidencias y las desgracias que la vida les habian deparado formaron un lazo que ya no pudieron y no quisieron deshacer. Sus corazones y sus almas se cerraron a todo lo que no fuera ellos. [...] ¡ Dios escribe derecho en renglones torcidos! Con esa frase que les pareció lapidaria justificaban sus vidas".

Algunos de esos escenario se repetirán, pero esto es debido que la acción ocurre casi siempre dentro de los muros. Esto le da un poco de monotonía en cuanto a los personajes, pero no a la acción. Acción como tal no existe: no hay espadas -salvo el ejército que intenta aplastar una rebelión-, no hay batallas. Hay asesinatos, investigaciones, cartas secretas, mensajes, y muchas charlas intentando averiguar al asesino, así como situaciones románticas y alguna que otra religiosa. Es decir, es algo raro en un libro histórico ya que la única "espada" que hay es la del asesino, y es un veneno. Se acerca mucho más al estilo de "El nombre de la rosa" que a "Los Pilares de la Tierra".

Como lectura, yo le veo a la narración principalmente dos inconvenientes. Uno es que, a veces, el ritmo decrece mucho, llegando a ser un poco lento. Otro es que de vez en cuando, al no haber acción propiamente dicha, los personajes se vuelven cíclicos, giran en torno a una idea o a una acción, hasta que pasa algo y avanzan. Sobre todo le pasa a Yasir con el contraespionaje. Por otra parte, una cosa que me ha parecido muy buena es tener muchos temas con pocas páginas, y en cada tema que ocurra una situación o un par, pero ligadas. Para que os hagáis una idea, en la página 301 se da el tema 50. Por ejemplo, para la cacería del califa hay dos temas. En uno son los preparativos y la cacería, y en otro son las consecuencias de la cacería. Una gran mayoría de los temas acaban cerrados, es decir, con la situación y la escena acabada, aunque, obviamente, ligue con el siguiente. 
A pesar de los temas cortos, a mí fue capaz de atraparme en la lectura y seguía leyendo después de bastante rato. 

A modo de desahogo del tema principal está la historia de amor de Yasir con Radhia, y cómo está intenta ayudarle en su investigación. También habrá tiempo para disputas, sexo, escándalos y conspiraciones que no afectan en gran medida a la trama principal. Esto se mezcla con la historia principal, incluso a veces en el mismo tema. En ese sentido, los temas son bastante variados.

Ahora bien, aunque la forma de escribir de Juan Kresdez me ha gustado bastante, creo que usa demasiado términos técnicos, cultos y palabras que no son de usos corrientes. Debo reconocer que instalé una aplicación en el móvil de la RAE, exactamente el DRAE (Diccionario de la Real Academia Española), para la gran cantidad de palabras que no sabía su significado. Las palabras propias del árabe no son un problema, aunque no estaría mal un glosario al final.

Lo que sí debo decir que ha afeado el libro de una forma muy vasta son los numerosos errores tipográficos que había: falta de puntos, mayúsculas, palabras con las letras mal puestas... 

En forma de conclusión, diré que es un interesante libro para conocer cómo funcionaba el mundo de los eunucos y la Corte del califato, estando bien contado y bastante esclarecedor de cómo se pudo romper un califato fuerte en tan poco tiempo en los reinos taifas. Y aunque los errores han afeado la novela, sigue siendo una opción buena para el lector que quiera adentrarse en este interesante mundo.

4 comentarios:

  1. Nos llama el argumento y la temática, pero lo que comentas de los errores nos echan para atrás.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola!
      Es una faena lo de las faltas, y desluce bastante. Pero si os interesa el tema, yo os lo aconsejo.

      Muchas gracias por comentar :)
      Un saludo

      Eliminar
  2. Pues sí que es una pena lo de las faltas porque el libro pinta bastante bien. Espero que lo corrijan en próximas ediciones. Lo tendré en cuenta.
    Por cierto, me quedo por tu blog, que me ha gustado mucho.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola!
      Yo espero que sí, no puede haber tanta pasividad. Yo a pesar de las faltas lo aconsejo. A ver si puedo hacerme en un futuro del otro libro del autor, que es de esta temática.
      Y muchas gracias por tus palabras. Son ánimos para intentar mejorar día a día :)

      Un beso :)

      Eliminar