domingo, 29 de diciembre de 2013

#92. Ola de calor (Nikki Heat I), de Richard Castle*


Editorial: Punto de Lectura
Página: 368
Encuadernación: Tapa blanda
ISBN: 9788466368353
Precio: 8,99 €

 Sinopsis

La novela de la serie de televisión CASTLE, que triunfa con más de 1.500.000 de espectadores.
SERIE NOMINADA A LOS PREMIOS EMMY
Un magnate inmobiliario del estado de Nueva York se desploma y muere en una de las aceras de la ciudad. Una esposa florero con un sombrío pasado sobrevive tras escapar de milagro a un descarado ataque. Gánsteres y hombres poderosos con motivos de sobra para asesinar recitan de memoria sus coartadas. Es entonces, en medio de una sofocante ola de calor, cuando otro homicidio tiene lugar y comienza un tenso viaje por los pequeños y oscuros secretos de los ricos. Unos secretos que resultan ser fatídicos. Secretos que permanecen ocultos en la sombra hasta que una detective del Departamento de Policía de Nueva York arroja un poco de luz sobre ellos.
El escritor número uno en ventas Richard Castle, última sensación de las novelas de misterio y autor de los best sellers de Derrick Storm, nos presenta a su nuevo personaje: la detective de homicidios Nikki Heat.

Reseña

Todos sabemos qué le suele pasar a una película sacada de un libro… Pero ¿y si el libro está sacado de una serie?

Esta novela fue creada por los guionistas de la serie de televisión Castle. En él, el teórico autor es Richard Castle, que se ha inspirado para crear esta y las siguientes novelas en la inspectora Kate Beckett y su departamento de policía. Castle utiliza lo aprendido en compañía de la sexy investigadora y de los demás agentes para sus libros, dándole su  particular toque personal.

Si el lector de esta reseña es seguidor de la serie, puede suponerse con bastante facilidad sobre qué trata el libro. Si no, ya lo digo yo.
El argumento es parecido a la serie. Rook, un joven reportero ganador del premio Pulitzer en un par de ocasiones y amigo de numerosas legendas, como puede ser Mick Jagger o Bono, utiliza sus contactos para entrar en una comisaría y ver cómo trabajan –y si puede ser, participar-; de esta manera, el reportero usará sus nuevos conocimientos, obtenidos desde las mismas entrañas de las investigaciones, para hacer otro artículo y así poder ganar otro premio. Esta vez quien tendrá que sufrirlo será la prometedora investigadora Nikki Heat.

Al igual que en Castle, el objetivo principal es averiguar quién o quiénes son los asesinos y el por qué.  Y como desahogo de la historia están los diferentes líos en los que se meten por culpa del reportero.

Si se conoce la serie, se ven numerosas similitudes. ¿Esto significa que el libro será igual que la serie? La verdad es que no. El libro trae situaciones distintas a la serie.
Leí hace tiempo varias críticas sobre esta novela. Muchas decían que solo son para los amantes de la serie, que está mal narrada y demás, o que si no se es un fan, no merece la pena. Al principio de esta lectura, debo reconocer que ya iba predispuesto a encontrarme con un libro mediocre; como los rellenos que nadie quiere ver de una serie que gusta mucho.

Pero me equivoqué. No pienso decir que es el mejor libro que he leído. Sería una mentira sumamente grande. Es posible que sea en cuanto a calidad literaria de los peores que he podido “tragarme” esta año. Pero al igual que la serie, su finalidad, el objetivo de este libro es claro y lo cumple con sobresaliente: el entretenimiento del lector.

Si se va buscando un libro profundo, con críticas a la sociedad, que participe en temas candentes, que haga pensar, que enseñe, que de una lección al lector… Ya puede olvidarse de él. No se va a encontrar nada de eso. A lo sumo, se encontrará el viejo refrán de: “Quién la sigue, la consigue”. Eso, y que no hay que desanimarse cuando se quiere algo; hay que luchar por muy difícil que parezca.

Por el contrario, si se va buscando un libro de fin de semana, un libro para leer entre exámenes, para las vacaciones, para los viajes, sin fechas que recordad ni nombres raros, ni infinidad de personajes que mezclan historias, ni tampoco amoríos prácticamente imposibles o que suenen a cuentos de hadas, ni violentas guerras entre seres sacados de la imaginación o de la mitología, ni detalles históricos, que los personajes vivan de una manera normal y sean eso, personas… Si lo que se busca es un libro con el que desconectar y que simplemente entretenga, este es el suyo.

Como ya he dicho, no destaca por su calidad, ni puede comparársele a ninguno de Agatha Christie, ni a ninguno de los maestros de la novela policial. Pero en este libro, mediante el uso de un vocabulario cercano, sin tecnicismos, incluso a veces soez (en determinadas situaciones en las que prácticamente cualquier persona diría lo mismo), puede enganchar al lector. Además, ayuda bastante que los personajes sean “personas”: con sus berrinches, sus bromas, su humor negro, sus pasiones y deseos, sus secretos amores casi platónicos… ¿Quién no ha trabajado, hablado, estudiado, hecho deporte, jugado (mediante consolas, ordenadores,…), etc., con alguien que le ha llamado la atención, que le ha gustado, o que, simplemente, ha estado enamorado/a de la esa persona?

Además de eso, lo que sí está bastante bien es el hilo de la historia, metiendo situaciones nuevas, nuevos “malos”, nuevas acusaciones y giros de guión. En esto último, debo confesar que el libro me la ha jugado varias veces, quedándome un poco con cara de tonto al ver que no había acertado a la hora de buscar un culpable.
Como la finalidad es entretener, el libro cuenta con varias situaciones cómicas o que hacen sacar alguna sonrisa, así como algunas sentimentales, trágicas (como no pueden faltar en una novela policíaca), sexuales (pero sin describir mucho sobre el acto en sí, aunque sí están trabajadas las situaciones antes del sexo). 


Fotograma de la serie Castle
“-Tengo protección en la mesilla de noche.
-No vas a necesitar pistola-dijo él-. Me comportaré
como un perfecto caballero.
-Espero que no.”

Llegados a este punto, el lector se puede imaginar que las descripciones no van a ser sumamente abundantes. Lo justo y necesario para que uno se pueda imaginar todo, pero con una puerta abierta para un posible –pero seguro- giro inesperado de acontecimientos. 
Más descrito está las emociones, sentimientos y estado de ánimos de los personajes, debido a que juegan un papel bastante importante (sobre todo los estados de ánimo). También están bastante detalladas las explicaciones de por qué se cree que alguien es culpable o no, hilvanando acontecimientos del principio con otros muchos posteriores.

 Ya para terminar, un apunte personal. Me ha sacado más de una sonrisa una escena en concreto. Mientras leía, se me vino a la mente, nítida como ella sola, la imagen de Beckett dando largas a Castle sobre leer su libro, mientras toda la comisaría comentaba una situación que se daba en el libro y que todo el mundo entendía que Castle plasmaba su deseo o esperanzas. Al final, acabó escondiéndose en el baño con un ejemplar –excesivamente grande, parecía hecho con pergaminos- para leer dicha escena, “cazándola” el escritor in fraganti. Al final ella quedó bastante sorprendida.
En el libro, esa escena me ha llamado la atención porque me la imaginé a revés, es decir, más acción, menos momentos previos. Pero pienso que ha quedado mejor como está en la novela, debido a que es más “original”.
Otra escena que me gusta es cuando va a una fiesta y ojea el libro de Castle (en el fotograma). Es bastante graciosa.

Como conclusión, me dirijo al lector como si fuese un vendedor. ¿Busca un libro sin complicaciones simplemente para entretenerse? Lee este. ¿Busca uno con temática policíaca? Piensa bien qué es más importante para ti en el concreto momento que has decido leer un libro de esta temática (debido a que siempre no se está igual: si la calidad literaria o pasar un rato agradable.

Evidentemente, lo del rato agradable se da siempre y cuando guste. A mí me ha gustado, pero vi críticas que no; como siempre he dicho, esta reseña no es una verdad universal, y posiblemente otra persona no lo vea así. Es la trampa de reseñar o de dar opinión sobre cosas en las que el gusto personal es principal (por poner un ejemplo, el cine, donde muchas de las críticas no concuerdan con mi opinión).

Sobre el autor

Para conocer más sobre la vida y obra de Richard Castle, hacer clic aquí.

4 comentarios:

  1. Nos gustan los libros de misterio "ligeros", así que este nos podría gustar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola!

      Si lo que buscáis es simplemente entreteneros pero con una temática policial, creo que os pude gustar. Además el protagonista hace se hace ameno gracias a que a veces parece un niño chico y en otras un sabio.

      ¡Muchas gracias por comentar!

      Eliminar
  2. ¡Queda apuntado! Me han entrado muchísimas ganas de leerlo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola!
      Si te apetece un libro para desconectar, este es el tuyo.

      ¡A ver si cuando lo leas nos dices que te ha parecido!

      Muchas gracias por comentar.

      ¡Un beso! :)

      Eliminar