jueves, 24 de octubre de 2013

#85. El cerdito Menta, de Tino

Editorial: Ediciones SM
Páginas: 64
Colección: Barco de Vapor, Serie Azul
Encuadernación: Tapa blanda
ISBN: 9788434865556
Precio: -

Sinopsis

 El cerdito Menta cuenta todas las aventuras por las que ha pasado desde su llegada a casa de Linda, Guillermo y Robin. Como cuando se van de camping y tienen que salir corriendo porque les empieza a perseguir un toro. La verdad es que Menta, que se llama así porque lo que más le gusta es la infusión de menta, se porta estup endamente como animal de compañía, pero a veces sus instintos le pueden y empieza a cavar agujeros para encontrar trufas, o a revolcarse en charcos de fangos. Y sus gustos alimenticios tampoco coinciden con los de sus amos: Menta se vuelve loco por un buen trozo de queso mohoso. Pese a todo, Menta y Robin son muy buenos amigos y se lo pasan muy bien juntos.

Reseña

Un libro para los pequeños lectores. Hace ya doce años que lo compró mi madre, y de vez en cuando lo vuelvo leer.

 “Soy un cerdo. Lo que más me gusta es quedarme en casa tumbado en el sofá y tomar manzanilla. Esto es mentira, claro. Lo cierto es que me gusta tomar infusiones de menta. Con muchos azucarillos”. Y así empieza esta alegre aventura, en la cual el narrador es un cerdito “doméstico” amante de la menta. 

Menta, que así se llama el cerdo por su gran afición a las infusiones de esta hierba, contará todas sus aventuras desde que llega en un paquete a una pequeña familia. Estas aventuras tienen un toque cómico debido a que, como se puede presuponer fácilmente, este libro es para niños de unos siete años en adelante y no puede ser serio. 


Además, como está narrado desde el punto de vista del animalito, hay sucesos “normales” que los cuenta con bastante gracia, como se refleja en esta frase: “Allí me senté en el sofá. Encima del crucigrama de Linda. Para no ensuciar el sofá, claro”. Hay que reconocer una cosa, el cerdito tiene “salero”. Es inevitable sonreír mientras se leen sus “andanzas”. Incluso ahora, después de releerlo otra vez y decidirme por este libro para reseñar, sigue sacándome sonrisas en las mismas escenas que hace tantos años.






En este libro, el tema de la amistad y el compañerismo está muy arraigado. Es algo a lo que el autor le da mucha importancia. Sino, mirad esta frase de uno de los amigos de Menta:
“A pesar de todo, creo que eres un cerdo. Porque eres mi amigo. Y los amigos no necesitan demostrarse nada. Los amigos están para ayudarse mutuamente”. Es una lección muy bonita, la verdad. Una de esas lecciones que hay que ir enseñando a los niños desde que son pequeños.

Al ser un libro para chavales de siete años o más (esto de las edades en los libros, como dije en Cerote, es muy relativo), no se le puede juzgar la escritura ni la forma de la narración como a un libro para jóvenes o adultos. La finalidad de estos libros es entretener, y muchos de ellos dar pequeñas lecciones. De este decir que el lenguaje usado es muy simple, muy básico. Ideal para estas edades.

Para rematarlo, está ilustrado con unos dibujos bastante graciosos. En cada tema hay mínimo uno, y ese o esos dibujos resumen aproximadamente el tema. La imagen está tomada del libro directamente.
Para terminar, al no tener muchos elementos con los que centrarme en la reseña pongo las frases para que podáis ver qué tipo de libro es este. La verdad es que a mí me gusta mucho. Se lo he dejado a una prima pequeña y también le gustó.
  

Nota

El libro está descatalogado. Por eso no he puesto el precio.
El autor e ilustrador es Tino. Parécese que es un seudónimo de un escritor e ilustrador alemán de libros infantiles. No he encontrado nada de este autor, por este nombre al menos.

4 comentarios:

  1. ¡Hola! Me has sacado una gran sonrisa con esta reseña, me encantan los libros infantiles y este tiene pinta de ser muy divertido con buenas frases, me ha dado cierta envidia no tenerlo :P Estas lecturas siempre dejan sonrisas y eso no tiene precio.

    ¡Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola!
      Me alegro mucho que te haya hecho sonreír, y más cuando su finalidad no era esa. Es una "ricura" de libro. Se lo mandaron a mi hermano leer de pequeño y creo que me lo he leído muchísimas más veces yo que él.
      Y estoy totalmente de acuerdo: coger ya de "mayor" estos libros es sonrisa y momento feliz garantizado.

      ¡Buenas noches, y un besito!

      Eliminar
  2. Tengo 23 y mi hermano de 8 años debe leerlo para una prueba en el colegio.
    Por curiosidad, empece a averiguar del libro y debo decir, que al igual que a ti, me ha encantado :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo acabo de cumplir los 24 y sigo cogiéndolo de vez en cuando. Es un libro que me trae muchos recuerdos.

      ¡Muchas gracias por comentar!

      Eliminar