domingo, 18 de agosto de 2013

#77. Alcazaba, de Jesús Sánchez Adalid

Editorial: Martínez Roca
Páginas: 448
Encuadernación: Tapa dura
ISBN: 9788427025202
Precio: 21,90 €

Sinopsis

Judit, conocida por todos como la Guapísima por su extraordinaria belleza, aún no ha cumplido los veinticinco años cuando enviuda de Aben Ahmad al-Fiqui, un musulmán con el que su padre la casó por conveniencia. Tras su muerte, Judit, de origen judío, decide buscar nuevo marido, pero es rechazada tanto por musulmanes como p or judíos debido a la situación extrema que se vive en Mérida, una ciudad donde imperan las revueltas y las rencillas y donde todos se toleran pero se temen. La calma tensa que preside la relación entre árabes, beréberes, muladíes, judíos y cristianos muy pronto se resquebrajará. La rivalidad y el miedo, además de la codicia de los gobernantes y los feroces tributos anuales que deben rendir a Córdoba hará que se rebelen contra el poder central de Abderramán II.Unidos por su odio hacia el emir de Córdoba se aliarán para derrocar el poder detentado en Mérida por el gobernador Marwán y liberarse de su yugo, pero Abderramán II mandará uno de los mayores ejércitos jamás vistos para someter a sangre y fuego a la ciudad... «Destruiré aquella Mérida orgullosa y rebelde. Iré allá y desharé sus murallas contumaces; ¡a cenizas y polvo las reduciré! Solo habrá allí desolación y piedras…»En esta épica y colosal novela se entrecruzarán las vidas de personajes inolvidables como Muhamad, el hijo de Marwán, que reparte su amor entre Judit, la Guapísima, y Adine, la prima de Judit; el duc Claudio, máximo representante de los cristianos, o el emir Abderramán II, un monarca culto y refinado a la par que cruel y vengativo.

Reseña

Libro histórico que para mí es justo ganador del Premio Novela Histórica Alfonso X el Sabio 2012.

Tengo que decir que realmente tardé en engancharme al libro. Me costó casi ciento cincuenta páginas. Pero luego no puede soltarlo.

El libro trata sobre la ciudad extremeña de Mérida, en el siglo IX. Abderraman II era el emir de Córdoba y Mérida estaba sometida bajo su yugo. En la que fuese la ciudad más importante de Hispania, convivían las dos religiones mayoritarias, el cristianismo y el islam. A su vez se dividían en dimmíes cristianos (cristianos que pagaban un tributo por poder mantener sus costumbres), dimmíes judíos, muladíes (cristianos que se pasaron al islam para no tener que pagar los altos tributos), beréberes (así se les llama a ciertas tribus del norte de África, suelen ser nómadas), y los propios musulmanes.

La ciudad era dirigida por el valí, que lo dictamina el emir, y siendo en el libro es un beréber.
Como se puede imaginar, esa mezcla era altamente inestable debido a que Mérida estaba dominada por un beréber, y a que los cristianos tenían a su propio gobernante: el duc, es decir, una especie de jefe militar o guía. Así también los muladíes rendían cuentas sobre todo al cadí –juez civil-… Solo para cosas que afectasen a la ciudad o a los musulmanes se dirigían al valí.

Bueno, creo que ya he hecho la entrada a la lectura, y os he puesto en contexto.

Los primeros temas son liosos, e incluso algo tediosos de leer. El autor tiene que presentar a los futuros protagonistas, que no son pocos. Es una novela con múltiples protagonistas que se juntan o se enfrentan en diversas partes. Realmente, lo que más descoloca al principio son los temas: muy cortitos e independientes unos de otros. Esto es así porque cada tema o historia es de una “población” de Mérida: los cristianos por un lado, el valí por otro, así como el cadi, el señor de Alange, y diversos protagonistas de las cuatro comunidades. Hay más cantidad de personajes cristianos que de otros, así como por ejemplo de los muladíes se centran en un par; de los judíos se centra en una familia.

Así como narra las historias de los protagonistas, cuenta el autor las tradiciones, costumbres, fiestas, y pensamientos de cada religión y comunidad. En cuanto a lo histórico y a lo real, es un libro que se nota trabajado, comparando fuentes y sin errores llamativos de cosas que históricamente no deberían estar en ese periodo.

Los temas y conceptos que se tratan en este relato son muy variopintos: amor, lealtad, traición, tradición, obediencia a la familia, familia, obediencia a la ley –aunque sea de otra religión - , amistad, orgullo, perseverancia, religión, espíritu de rebeldía, amor por las raíces, situaciones para elegir entre deber y querer, prejuicios tradicionales –cristianos arrogantes, judíos tacaños, etc- esperanza, codicia, injusticias, anteposición del bien propio al colectivo… 

Alcazaba de Mérida, mandada a construir por Abderramán II tras eliminar las 
poderosas murallas romano-visigodas.
"-Destruiré aquella Mérida orgullosa y rebelde. [...]  Iré allá con mi ejército y desharé sus murallas contumaces; 
¡a cenizas y polvo las reduciré! [...] Mis poetas cantarán nuestra victoria y mis herederos pasearán por las 
ruinas de la inmodesta ciudad, convertida en soledad humillada, enterrada, que nunca más alzará la cabeza. 
Porque ya solo habrá allí desolación y piedras ... ¡Piedras enterradas! ¡Enterradas para siempre!"

 
El relato, aunque gran parte de centra en Mérida, también llevará al lector al Alange, y sus balnearios (en la provincia de Badajoz), Córdoba, Toledo, y de forma indirecta a Asturias. Nos mostrará a Córdoba como centro del poder musulmán, a Asturias como principal peligro para Al-Andalus, Mérida y Toledo como ciudades rebeldes.

Las batallas están muy detalladas, cuidando todo detalle. Algo que me impresionó y para mí fue un acierto es ver la batalla y sus consecuencias desde todos los puntos de vista: desde el ejército del emir, desde Mérida, y dentro de esta desde el punto de vista de cada comunidad. El pensamiento de cada una era distinto, chocando unas con otras.

En cuanto a la lectura, es fácil de leer. A pesar de que el autor mete en el relato numerosas palabras árabes, al final del libro hay un glosario, por lo que no hay ningún problema.
El narrador será el típico en este tipo de novelas, el omnisciente. Y en cuanto al tiempo varía mucho: o el tiempo pasa muy rápido o muy lento. Hay partes del libro que cinco o seis temas, incluso más, en los que pasan muchas cosas en poquísimo tiempo; en otros los saltos en el tiempo entre tema y tema puede llegar a años. En estos saltos de años, el autor hace un “resumen” de lo que pasó pero solo por encima.

Aparte de lo detalladas que estén las batallas, el resto de la narración posee unas descripciones trabajadas al máximo. Es fácil transportarse al sitio donde se realiza la acción. Aunque esto es un arma de doble filo: tanto detalle hace que el libro al principio sea muy denso.

El autor, además de regalarnos esta novela, nos hace un regalo más, y para un amante de la historia como yo se lo agradezco mucho: las últimas treinta o cuarenta páginas son de historia, es decir, la explicaciones reales de los sucesos, de las distintas comunidades, así como algunos personajes.. Por ejemplo: los balnearios de Alange, Los Reinos Cristianos del Norte, Los Beréberes, etc. Aquí te das cuenta realmente de la precisión histórica: muchos de los personajes, por no decir casi todos, han existido y han sido importantes para Mérida, ya sea para lo bueno y para lo malo. También el autor le echa un poco de fantasía e imaginación a las historias de estos personajes reales, como es típico.

Aunque el libro me gusta bastante porque está muy bien escrito y el rigor histórico es grande, tiene ciertas cosas que no han sido de mi total agrado, tal que:

El personaje de Judit es una de esas cosas. Al principio me gustó muchísimo, pero luego cada vez que entra en escena es para llorar, y eso me cansa – nunca me gustó la serie Doraemon por culpa de Nobita, que se pasaba todo el día llorando – aunque al final lo arregla un poco el autor. También lo que he mencionado arriba, que es difícil engancharse y los primeros temas son muy lentos y tediosos aunque luego eso ya no se da. Y por último, el final. El pre-final me encanta, porque lo veo original y no me lo esperaba. Pero el final del libro como tal acaba como una lección de historia, como si se abriese Wikipedia y se leyese algo sobre este periodo. No sé, me dejó un tanto frío. Más que nada porque yo ya sabía de antemano qué iba a pasar al estar al corriente de esa parte de la historia de Extremadura, y me esperaba alguna situación fuera de la historia real.

Ya por último decir que algunos personajes serán tremendamente importantes para el futuro de España, y más concretamente para una ciudad vecina. ¿Sabrías decirme qué personajes son y por qué?

Espero que os guste el libro. ¡A ver si adivináis quiénes son y qué ciudad! Espero vuestras respuestas.

Sobre el autor

Para conocer más sobre la vida y obra de Jesús Sánchez Adalidhacer clic aquí.  

2 comentarios:

  1. Marwán para Badajoz?...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola!

      Pues sí, Marwan :) Hace un "cameo" en la novela, y nunca mejor dicho.

      ¡Un saludo!

      Eliminar