viernes, 22 de febrero de 2013

#51. Los cazadores de Mamuts (Los Hijos de la Tierra III), de Jean M. Auel

Editorial: Maeva
Páginas: 648
Encuadernación: Tapa blanda
ISBN: 9788495354655
Precio: 21,00 €

Sinopsis

Tercera novela de la serie Los hijos de la Tierra de Jean M. Auel sobre la vida de nuestros antepasados en la última fase de la Era Glacial, cuando los Neanderthales y los Cro-Magnones compartían la Tierra.Finalmente, hace unos 35.000 años, nos encontramos ya con el Homo sapiens (la humanidad actual) que pinta las cuevas de Altamira e inventa la agricultura, mientras sigue cazando... Las experiencias de Ayla con el Clan, sus reflexiones en el Valle y sus vivencias con un hombre que llega de esa cultura más evoluciona-da que existe en alguna parte, la han convertido en un personaje excepcional.Conviven ahora con una agrupación humana en la que ya se advierten los perfiles de una sociedad evolucionada: aparecen los poderes político-religiosos, y entre medias está la Mujer que Cura, puesto que viene a ocupar Ayla por méritos propios. Representa así la autoridad científico-moral en una sociedad de cazadores-recolectores cada vez más compleja, donde empiezan a perfilarse conceptos abstractos como el arte, la libertad, la tolerancia, los celos... Cuando parecía que iba a enraizar definitivamente con Los Cazadores de Mamuts, genuinos representantes de los Otros, el destino cambia de nuevo su rumbo

Reseña

La tercera entrega de esta magistral saga que relata la vida de nuestros antepasados, tan lejanos y tan cercanos gracias a esta escritora.

Os sitúo un poquito. Este párrafo contiene un cierto nivel de spoiler. Después de la violación de Ayla (primer libro) tuvo un hijo que dejó cuando la expulsaron del clan. En el segundo libro está sola en un valle rodeada de hienas, leones, y caballos. Ella tiene que depender de si misma y de su supervivencia. Tiene amigos un tanto particulares y encuentra a Jondalar.
Jondalar estaba de Viaje con su hermano y tras una serie de desdichas acaban en la guarida de un león. Y conoce a Ayla.
Este le muestra sus conocimientos, lengua y convierte a Ayla en una "cromagnon" propiamente dicha.

Bien, he intentado no "spoilear" demasiado pero algo he tenido que decir. Ahora Ayla y Jondalar están en una tribu cromagnon cazadora de mamuts. Ayla por primera vez conocerá la vida de una tribu en la cual la mujer tiene opinión, voto y derechos. Y todas las dificultades que supone vivir en un lugar donde todos opinan, al contrario que el Clan.

Esta es, a mi juicio, de las tres novelas reseñadas la más sentimental. Los sentimientos juegan un papel importante y nos acompañan durante gran parte de la novela. Ayla experimentará sensaciones que no ha vivido hasta entonces. Auel nos muestra a una Ayla sumamente vulnerable en ese campo, tanto que hay ciertos puntos en los cuales de verdad estás sintiendo su pena y dolor.
Viviremos los celos de Jondalar frente a Ranec, hijo del líder espiritual, Mamut, que tiene la particularidad de que es un negro en tierras "árticas" de hombres blancos.

Entre tantos celos, peleas y discusiones se fragua una bonita historia de amor que casi todo el tiempo es a tres bandas. Además hay otras historias que merecen mencionarse: el niño medio Neanderthal en el que ve Ayla a su hijo, la domesticación de Lobo, la historia de Mamut...
Tengo que señalar la primera porque a mi me parece sublime. Una historia de superación en toda regla de un niño enfermizo mezcla de dos razas al que "nadie" quiere y que establece con Ayla un vínculo especial al enseñarle el lenguaje del Clan. En ciertos puntos, emotiva es un calificativo que se queda corto.

Auel es una experta en descripciones. Detalles al milímetro, se nota una mejoría en cuanto a la calidad. En el primer libro detallaba genial pero era demasiado espeso, demasiado denso. Aquí describe lo necesario pero con una calidad que realmente parece que estemos esperando a las órdenes del jefe, empuñando una lanza y  listos para cazar mamuts.

Hay un detalle que realmente me gusta y es el "desconcierto" de Ayla frente a las distintas maneras de gobernar. La férrea mano del líder del Clan y su hijo en contraposición de Talut, el gran jefe pelirrojo, que podía en un momento ser más fiero que un oso y al siguiente estar "amedrentado" por su mujer, que las decisiones no las tomaba él solo si no que también la tribu. Además de esto, la mezcla del toque espiritual y místico (que da Mamut en este caso) y el toque científico de los remedios de Ayla es algo que me ha enganchado desde que cogí la primera novela hace ya años.

En cuanto a las escenas eróticas, Auel sigue con sus minuciosas descripciones. Si antes teníamos las situaciones "íntimas" de Ayla y Jondalar, ahora tendremos a un tercer invitado. Pero no contenta con ello, la autora decide también meter escenas eróticas de otras parejas aunque no suelen abundar y en cuanto a los detalles son mucho más escasas.

A diferencia de los otros, en esta novela siempre pasa algo. Si no es una cacería es una pelea, sino un nuevo evento, o una nueva historia del pasado. No hay escenas de relleno o que estén puestas de forma forzosa y si hay apenas se nota. Todo encaja perfectamente, y en este punto es superior a los otros dos libros, en los cuales había escenas que parecían colocadas a presión. También decir que las escenas de conflictos amorosos no son difíciles de colocar. A cada uno lo suyo.

Su lectura, como habréis podido ya imaginar, es rápida gracias a la acción continua. Nunca sabes qué va a pasar en las páginas siguientes por lo las ganas de leer se mantienen constantes.
Lo que no me gusta mucho es que el final es muy predecible, no las condiciones pero sí el suceso en sí.

El libro es bastante ameno debido en gran medida porque combina escenas propias de hoy en día con escena más surrealistas. Tiene momentos que te hace reír y momento muy emotivos en los cuales te puedes llegar a sentir incluso identificado o empatizar con los personajes.

Solo podría achacarle una cosa a esta novela además del final predecible: en ciertos momentos deja de ser una novela histórica para convertirse en una rosa, centrándose demasiado en el triángulo amoroso y con situaciones que están demasiado vistas. Pero por suerte no abundan.

En conclusión podemos decir que Auel sigue en su línea, un libro más sentimental que los primeros pero un poco menos sorprendente.

¿Qué te parece a ti?


No hay comentarios:

Publicar un comentario