lunes, 21 de enero de 2013

#48. El Ladrón de Tumbas, de Antonio Cabanas


Editorial: Edicions B - ZETA BOLSILLO
Páginas: 576
Encuadernación: Tapa dura
ISBN: 9788498727326
Precio: 6,90 €

Sinopsis

La historia de Shepsenuré, el ladrón de tumbas. Esta es la historia de Shepsenuré, el ladrón de tumbas, hijo y nieto de ladrones, y de su hijo Nemenhat, digno vástago de tan principal estirpe, quienes arrastraron su azarosa vida por los caminos de un Egipto muy diferente del que estamos acostumbrados a conocer, en los que la miseria y el instinto de supervivencia les empujaron perpetrar el peor crimen que un hombre podía cometer en aquella tierra, saquear tumbas. Con estas palabras Antonio Cabanas presenta a los protagonistas de El ladrón de tumbas, una novela que transcurre en tierras egipcias durante el reinado de Ramsés III, el último de los grandes faraones.

Reseña

Un libro que te adentra en el mundo egipcio mediante la narración de unos protagonistas atípicos: una familia de ladrones de tumbas, los parias de la sociedad egipcia.

Leí una crítica sobre él que decía que “no es un libro para ganar concursos”. Pues bien, estoy en total en desacuerdo.

Para mí, un libro muy bueno. Claro, para un amante de la historia como yo, esta novela es un pozo sin fin de conocimientos, de horas de búsqueda en Internet y libros sobre en el tema.

Como dice el autor, no pretende que sea un libro sobre las dinastías o el panteón egipcio. No. Pero es inevitable que si habla de un rey dios (faraón) de muchos años atrás del momento de la historia, como puede ser Ramsés II , ponga una nota contándote un poco a que dinastía perteneció, que hizo, etc.
Realmente es un libro denso en el tema de mitología. Yo, que me creía saber el “panteón” de dioses egipcios me he visto sorprendido por muchos que ni me sonaban, así como ciertos datos como por ejemplo que la diosa patrona de los médicos era Sejmet, la diosa de la guerra, la que provocaba enfermedades y epidemias,  la destrucción y la ira en forma de una mujer-leona a la cual los soldados del país de Kemet (La Tierra Negra, llamada así por el color de la tierra al ser anegada por el limo que arrastraba el Nilo durante la inundación, y para nosotros Egipto) imploraban que encolerizara y masacrara a sus enemigos.  Raro, ¿verdad?
Pero aunque sea denso, el tener a mano esas notas, hace que tengas una amplia visión de la Enéada y el panteón en general. Cuenta cómo se organizaba el mundo egipcio, sus costumbres, sus “quehaceres” diarios, cómo vivían, cómo estaban repartidos los años, que medidas usaban … Todo eso lo cuenta en las notas. Incluso el ritual de embalsamamiento  lo describe.

La historia siempre gira a la familia de violadores de tumbas, siendo este el peor delito a los ojos de un egipcio y castigado con la muerte. Luego se irán añadiendo otras historias que todas ellas convergirán en un solo punto para que las cien últimas páginas sean geniales. Un final que simplemente me encantó.

El autor también teje un par de bonitas historias de amor de dos amigos con sus respectivos “amores”, que tendrán unas situaciones comprometidas entre los amigos y que en el futuro se verán las consecuencias.

Personalmente es un libro que me ha enganchado, y me lo he terminado en el tren camino a Alicante con un gusto que pocos libros me han dejado.
Ahora tengo una idea global sobre todo el mundo egipcio, y eso es gracias al autor, que pertenece a la  Asociación de Egiptología de España y tiene números estudios en este campo.

En el libro encontramos todo tipo de situaciones: desde la crudeza del desierto cuando nuestra familia camina por ella, hasta la “emoción” de descubrir una tumba intacta, pasando por amores, guerras, traiciones, conspiraciones, intentar llevar una vida digna …

Un tema que el autor remarca mucho en el libro, a mi juicio, es el poder que tenía el clero egipcio… Hasta el punto de llegar en el fin de la XX Dinastía tener como faraón un sumo sacerdote de Amón (culto principal, el cual era tan fuerte poseía casi todas las tierras de Egipto y más de la mitad del botín de batalla iba a sus arcas). Es algo muy similar a la Iglesia cristiana en la Edad Media.
Te muestra los pocos escrúpulos y lo retorcidos que pueden llegar a ser solo para estar lo más arriba posible, así como gente de la Administración, capaces de “vender a sus generaciones futuras” por un poco de poder y más influencias.

Realmente es un libro que puede llegar a ser "mortal" para alguien que no le guste mucho la historia de Egipto, pero que para mí ha sido un acierto el adquirirlo. Yo aconsejo a todas las personas que le guste la temática egipcia que lo lean.

Sobre el autor


Para conocer más sobre la vida y obra de Antonio Cabanashacer clic aquí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario