jueves, 2 de junio de 2011

#13. Un Mundo Sin Fin (Los Pilares de la Tierra II), de Ken Follett


Editorial: PLAZA & JANES EDITORES
Paginas: 1184
Encuadernación: Tapa dura
ISBN:  9788401336560
Precio: 29,90 €

Sinopsis

El día después de Halloween de 1327, cuatro niños se escabullen de ciudad de Kingsbridge. Son una ladronzuela, un abusón, un pequeño genio y una niña que sueña con ser médico. En el bosque ven como dos hombres son asesinados. Al crecer, sus vidas se verán entrelazadas a causa de la ambición, el amor, la codicia y la venganza. Conocerán la prosperidad y el hambre, enfermedades y guerra. Uno de los chicos viajará por todo el mundo para terminar volviendo a casa, mientras que el otro se transformará en un noble poderoso y corrupto. Una chica desafiará al poder de la Iglesia medieval y la otra perseguirá un amor inalcanzable. Pero siempre vivirán bajo la alargada sombra del asesinato que presenciaron de niños en aquel profético día. El Mundo sin Fin es la secuela de Los Pilares de la Tierra, pero no importa en qué orden las leas. El segundo libro está ambientado en la misma ciudad, Kingsbridge, pero tiene lugar doscientos años después. 

Reseña

Otra vez Ken Follett vuelve a transportar con maestría al lector a Kingsbridge, pero doscientos años después.

Este libro es una especie de segunda parte de los Pilares de la Tierra, aunque son independientes y se pueden leer si se quiere al revés. La conexión realmente con Los Pilares de la tierra es Kingsbridge y que los protagonistas son descendientes de Jack y Aliena.

El marco histórico de la novela ha cambiado. En el anterior, el feudalismo estaba su momento más fuerte, pero ahora se empieza a perder el sentimiento feudal; la burguesía está entrando con fuerza en la mentalidad prácticamente ignorante de la gente. Y la burguesía en este periodo llegó a tener más poder que los propios nobles. Ligado a la aparición de la clase social de los burgos, también entran a jugar una nueva forma de trabajar conjuntamente: los gremios.
Así empezará el interés por las ciencias, por los escritores antiguos, por la medicina, nuevas técnicas de construcción desarrolladas gracias a la nueva tendencia de hacer casas "duraderas". Estas son las bases para la aparición del Renacimiento.

Pero no todo es bueno. Los años de buenas cosechas están a punto de llegar a su fin. Ocurre un fenómeno que para Europa fue importante (aunque no de una forma buena) y que ha durado hasta hace 163 años: la Pequeña Glaciación o la Pequeña Edad de Hielo, una bajada de la temperatura del planeta. Lluvias constantes que arruinaban cultivos, la gente moría de hambre y las enfermedades pasaron a ser el día a día. Y cuando parecía que no se podía ir peor llegó la epidemia por excelencia, aquella que exterminó a 25 millones de personas solo en Europa: la Peste Negra o Peste Bubónica, propagándose desde la India a Italia y gracias al "boom" de las rutas marítimas al resto de Europa con un mecanismo que en esa época ni se imaginaban: barcos llenos de ratas con pijos infectados de la "peste".

Y todo esto lo tendremos narrado en esta fantástica historia. Viviremos todas las penurias que a los protagonistas les toca pasar. Veremos la caída de los más poderosos, amores imposibles así como amores que parecía que nunca se podrían dar, asesinatos, secretos reales, traiciones, injusticias ... Lo que era el mundo medieval.
El ansia por el poder y la corrupción del "alma" de los sacerdotes vuelven a tener un papel muy importante en esta novela. Así como todo el "engaño" y lo oculto que sucede dentro de la Iglesia.

Las mujeres en esta historia tendrán un papel mucho más importante, apareciendo el convento de monjas exclusivamente. Ellas serán la encargada de transmitir y enseñar a la población los beneficios de la emergente medicina. Serán imprescindibles para el desarrollo y el resurgir de las cenizas de Kingsbridge.
Ya no serán solamente meros "objetos", sino que tendrán "voz y voto", pudiendo llegar a ser más poderosos que los hombres dentro de un mismo sector.

En cuanto a los temas, descripciones, y demás, son muy similares a Los Pilares de la Tierra. En lo que sí mejora a mi juicio es la introducción de más personajes importantes a la historia, de más clases sociales y ocupaciones. Las descripciones de las construcciones de estructuras seguirán siendo igual de perfectas.

Con unos momento muy emotivos, otros de gran crudeza, otros divertidos y románticos, el abanico de situaciones diferentes hará que la historia se vuelva amena y se pueda empatizar con los personajes, a veces en exceso, llegando a sentir odio o a gustarte realmente alguno de los personajes.

El tener similitudes con respecto a los Pilares hace que haya las típicas comparaciones y que sean inevitables. Esto puede hacer que el libro pierda un poco de encanto, y se crea que los acontecimientos y el final serán parecidos. Pero no es así, incluso llega a sorprender más que el libro anterior. El problema de todo esto es que están en un marco histórico aunque parezca mentira todavía tiene cosas en común, por lo que muchas situaciones (sobre todo en las que intervengan un señor feudal) van a ser parecidas.
Por lo demás, sigue estando tan sumamente bien redactado como su anterior, entendiéndose fácilmente, con una historia que engancha y atrapa al lector a pesar de ser un libro con esa dimensión. Una joya de la narrativa histórica.

Nota

Al igual que la anterior novela, esta dispone de una serie de televisión, emitida por la cadena Cuatro en España. Es algo distinta al libro pero la esencia es la misma.

No hay comentarios:

Publicar un comentario