sábado, 5 de febrero de 2011

#3. El nombre de la rosa, de Umberto Eco



Editorial: Debolsillo
Páginas: 713
Encuadernación: Tapa blanda
ISBN9788497592581
Precio: 9,95 €

Sinopsis

Participando de características propias de la novela gótica, la crónica medieval, la novela policiaca, el relato ideológico en clave, y la alegoría narrativa, El nombre de la rosa ofrece distintos puntos de interés: primero una trama apasionante y constelada de golpes de efecto, que narra las actividades detectivescas de Guillermo de Baskerville para esclarecer los crímenes de una abadía benedictina; segundo, la reconstrucción portentosa de una época especialmente conflictiva, reconstrucción que no se para en lo exterior, sino que se centra en las formas de pensar y sentir del siglo XIV; y tercero, el modo en que Umberto Eco el teórico, Umberto Eco el ensayista, ha construido su primera novela, escrita -nos dice- por haber descubierto, en edad madura "aquello" sobre lo cual no se puede teorizar, aquello que hay que narrar.  

Reseña

Qué decir de este libro. Con él se empezó la era de las novelas históricas tal como las conocemos hoy.



En el S. XIV, los métodos intelectuales para resolver casos o simplemente para recordar no estaban bien visto ni por la sociedad ni por los monjes. Aquí tenemos al Sherlock Holmes del medievo.
 Nuestro protagonista y su joven ayudante deben resolver una serie de asesinatos peliagudos que ocurren en una abadía alejada de la mano de Dios.
Guillermo, usando métodos pocos usuales para esa época, se enfrentará a trampas, acertijos, a las complicadas y traicioneras construcciones medievales con sus pasillos y túneles secretos. Mientras enseñará a su aprendiz y le dejará su legado para que él lo continúe.

Este libro es, para mí, genial, divertido, entretenido. Se aprende como vivían los monjes y enseña que usando un poco la cabeza casi cualquier misterio puede resolverse. Relata con todo detalle el día a día de los monjes en la abadía, así como sus costumbres, sus quehaceres (como escribir e ilustrar libros), así como los detalles económicos y políticos de esa época. También describe paso a paso los métodos y teorías de Guillermo, así como algunos avances (como los anteojos).

Además de todo esto, el libro viajará al pasado de Guillermo para contarnos algunas cosas de él, así como al futuro de su aprendiz. Y un poco del marco histórico fuera de la abadía.

El final es muy emocionante, sorprendiendo bastante además de tener mucha acción. Es un final cerrado, es decir, queda perfectamente definido cómo y quién lo hizo, sin posibilidad a la "imaginación". A mi personalmente no me defraudó, pero me hubiese gustado que Eco dejase el final un poco más abierto para que cada uno se haga sus ideas. Pero claro, a mi los finales abiertos me gustan, pero a mucha gente no ... Esto ya es algo personal.

Es un libro en el cual no importa tanto la acción como la inteligencia. No muestra tanto las acciones que tiene que hacer Guillermo para descubrir al asesino pero sí le da mucha importancia al planteamiento teórico de la misma, mezclado un poco con explicaciones teológicas y su propia forma de pensar. Eco hace un análisis de la forma de pensar de cada monje y lo relaciona con la ocupación de cada monje en la abadía.
 
Es una obra maestra escrita por un maestro como Eco. En cuanto a la escritura hay de todo, desde frases sencillas aptas para todos hasta teorías y respuestas de gran complejidad que te hacen alguna que otra vez leerla dos o más veces. Es una historia en la cual mezcla superstición con intriga y crímenes resueltos con ayuda de métodos peculiares.

¿Lo peor? Pues no tiene mucho. Lo que sí es cierto que en ciertas partes llega a ser algo cansino. Y si no te gusta el rollo medieval (sus costumbres, su forma de vida, etc) te va a resultar muy difícil leerlo sin pensar "Dios, que coñazo".

Para aquellos que si les guste, es un libro obligado a leer. ¿Por qué? Como dije arriba del todo, con este libro se empezó la novela histórica tal como la conocemos hoy en día.


No hay comentarios:

Publicar un comentario