domingo, 13 de febrero de 2011

#6. El Clan del Oso Cavernario (Los Hijos de la Tierra I), Jean M Auel



Editorial: Maeva
Páginas: 552
Encuadernación; Tapa blanda
ISBN:  9788415120131
Precio: 20,00 €

Sinopsis

En la última fase de la Era Glacial, cuando Neandertales y Cromañones compartían la tierra, Ayla, una niña Cromañón de 5 años, queda aislada de su tribu por culpa de un terremoto y es acogida por un grupo de Neandertales. Valiente e indomable la joven al principio inspira sorpresa, luego cautela y, por fin, es aceptada por parte del Clan. Iza, la curandera y Creb, el Hombre Santo, cuidan de ella. Ayla se interesa por las cacerías y los preparativos de las armas, algo que está prohibido a las mujeres y que ella, no obstante, domina con maestría

Reseña

Primer libro de la saga Los Hijos de la Tierra, donde el lector se adentrará en una etapa emocionante de la humanidad: el final de los Neanderthales y supremacía del Homo Sapiens.

Esta novela, la primera con contenido histórico que leí, hizo que me este género para mí fuese una adicción. A pesar de que no se encuentra en mi top 5 de novelas históricas favoritas, siempre le tendré un cariño especial por haber sido la que me adentró en el maravilloso mundo de la novela histórica.

Bien, vayamos con el libro. Como he dicho, es el primero de una saga bastante larga (siete libros pero no sé si habrá otro porque me falta el séptimo por leer). En este, la acción ocurre en el territorio controlado por los neanderthales: una especie de homínidos emparentada con el hombre moderno, pero no de forma directa debido a que el Homo Antecesor se dividió en la rama de los Neanderthales y en las del Hombre Moderno.

Os pongo en situación. Una niña de los Cro Magnones (Homo Sapiens) se queda huérfana y sola en el mundo. Después de varias penurias, acaba en un grupo de Neanderthales. Estos, después de mucho discutir, deciden "adoptar" a la niña. Este libro se centra en cómo una niña de una especie distinta y a priori avanzada se adapta -no sin esfuerzo- a ser una mujer del Clan.
Ayla, nuestra protagonista, sufrirá todo tipo de situaciones debido a ser muy distinta a los Neanderthales: alta, rubia, puede reír, puede articular sonidos complejo, y no tiene la robustez de las mujeres del Clan.
También su forma de pensar le creará problemas cuando es grande, así como el domino de ciertas habilidades que solo podían tener los hombres hará que lo pase mal más de una vez, pero también le darán muchas alegrías.
El racismo y el machismo estarán presentes en la novela, sobre todo la segunda, y Ayla sufrirá las dos.
La autora nos muestra cómo una niña de corta edad puede "olvidar" todo lo que fue y acabar adoptando una nueva vida. De esto se han dado varios casos, sobre todo de niños perdidos en la selva que han acabado siendo un animal más.

La historia de Ayla para mi gusto es bastante original. Original para la literatura, digo. A medida que Ayla crece, su historia se vuelve un poco más fuerte debido a que, al fin y al cabo, ella es una "hembra" -fea pero hembra- a los ojos del Clan. Es posible que más de una mujer que lea esta novela se sienta identificada con Ayla. Realmente, casi todos acabamos empatizando con la protagonista, pero las muchachas quizás empaticen un poco más.

La narración, en línea general, tiene un trasfondo sentimental, pero en ciertos momentos, Auel hace que sintamos lo que Ayla y los demás miembros del Clan sientan.

Posiblemente, esta sea el libro más denso. La autora hace unas descripciones muy bellas, pero muchas veces abusa de ellas. Las descripciones psicológicas de los personajes, así como la variedad de formas de pensar, me han gustado mucho. El "problema" llega a la hora de describir un lugar.
Para mí, en algunos lugares se queda corta pero en otros se excede mucho.

Las descripciones en cuanto a la parte esotérica del Clan están muy trabajadas, creando un torbellino de emociones. En esas partes hay que leer con cuidado. Una escena en concreto es mi favorita del libro y merece la pena ser leída despacio.


"Ize llevó a Uba a la cama bajo el refugio y regresó al lado de Creb y Ayla, junto a la 
pequeña hoguera que lanzaba jirones de humo hacia el techo tachonado de estrellas.
-¿Qué son, Creb? - señaló Ayla [...]
-Hogueras en el cielo. Cada una es el espíritu de alguien en el otro mundo."


A pesar de las partes en las que las descripciones sean un poco más densas, la lectura es bastante rápida, sencilla y clara. Las historias están muy bien hiladas, sin sentir que algo pasa para rellenar páginas. Lo que sí puede pasar es que en la parte de las descripciones del terreno, el lector pierda el hilo de la historia. Pero vamos, se recupera rápido.

En cuanto al contenido histórico del libro, se basa sobre todo en cómo vivían, cazaban, cómo se vestían, y qué construían. El trabajo de campo de Auel ha sido gigantesco. El resto, es decir, cómo se relacionaban entre ellos, la parte esotérica, y el propio encuentro entre Neanderthales y Cro Magnones, es ficción. Hay algunas teorías que intentan explicar cómo se relacionaban y en qué creían, así como es imposible que nunca se hayan juntado Neanderthales y Sapiens cuando ambos coexistían en el mismo territorio. Pero todo esto son solo especulaciones.

Los tratamientos medicinales y los efectos de las plantas curativas también son reales, siendo muchos de ellos tratamientos en la actualidad.

En conclusión, Auel desborda imaginación y sentimientos con esta novela, haciendo que el lector empatice. Por contra, para mí, en ciertas partes se pasa en cuanto a las descripciones y en otras se queda corta.

¿Qué pesa más? ¡Os invito a que leáis el libro y me contéis!

Nota

Este libro es el más "light" en cuanto a escenas eróticas y sexuales, ya que no tiene casi nada. Los otros libros son otra canción.

No hay comentarios:

Publicar un comentario